Camboya rebaja de 30 a una decena los muertos en un gran incendio en un casino

Bangkok (EFE).- Las autoridades de Camboya han corregido la cifra de muertos de 30 a al menos diez en un devastador incendio que consumió la madrugada de este jueves un casino ubicado en la ciudad camboyana de Poipet, a 200 metros de la frontera con Tailandia.

Un portavoz del Ministerio del Interior camboyano ha declarado hoy al periódico digital AJ Cambodia que al menos 30 personas habían muerto en el incendio, pero más tarde rebajó la cifra a una decena.

Hay una gran confusión con las cifras de muertos, entre los que se teme que haya camboyanos, malasios y tailandeses.

Las autoridades hablan también de hasta un centenar de heridos, de los que muchos han sido trasladados a la vecina Tailandia, según las informaciones que ha recogido el Thai Enquirer.

Poco después del siniestro, el Ministerio tailandés de Salud instó a los centros sanitarios de la provincia de Sa Kaeo, colindante con Poipet, a estar preparados ante la posible llegada de heridos, en un mensaje publicado en las redes sociales.

Los equipos de rescate buscan ahora a posibles víctimas entre los escombros del edificio.

Los equipos de rescate evacúan a un herido en el incendio declarado este jueves en el área del hotel-casino Grand-Diamond City en Poipet, provincia de Banteay Meanchey, Camboya. EFE/EPA

Más de 300 personas atrapadas por las llamas

Según las autoridades camboyanas, el fuego comenzó la noche del miércoles alrededor de las 23.30 hora local (15.30 GMT) en el complejo Diamond City y se necesitaron más de nueve horas para controlar completamente las llamas.

El incendio, cuyo origen ya se investiga, comenzó en la parte del casino y se propagó rápidamente por el edificio hasta cruzar al ala del hotel a través de una pasarela.

La violencia con la que se extendieron las llamas dificultó las tareas de evacuación y extinción, en las que participaron equipos de emergencia y bomberos procedentes de la vecina Tailandia.

Bomberos y rescatistas trabajan en el lugar del incendio declarado este jueves en el área del hotel-casino Grand-Diamond City en Poipet, provincia de Banteay Meanchey, Camboya. EFE/EPA

Muchos de los afectados son tailandeses que trabajaban en el complejo de ocio.

Kun Kim, vicepresidente del Comité Nacional para la Gestión de Desastres de Camboya afirmó a AJ Cambodia que en el momento del incendio había entre 300 y 400 personas atrapadas dentro del edificio y que muchas habían sido evacuadas, pero eludió dar cifras.

En vídeos publicados en las redes sociales por testigos se aprecia a un grupo de personas atrapadas en el techo del edificio, alguna de las cuales decide saltar al vacío para evitar las llamas.

Conforme a las imágenes, otros afectados trataron de descender a través de sábanas atadas colgadas desde las ventanas y por escaleras de emergencia.

Los equipos de rescate tuvieron que utilizar helicópteros para evacuar a decenas de personas que habían subido a la azotea.

Poipet, una ciudad clave en la ruta que une a la turística ciudad camboyana de Siem Reap y la capital tailandesa, es afamado por la decena de casinos que se asientan cerca de la frontera tailandesa, donde el juego es ilegal.