Italia rechaza la petición de las ONG de atracar en un puerto cercano

Roma (EFE).- El Gobierno italiano ha rechazado la solicitud de dos barcos humanitarios de dos ONG para atracar en un puerto más cercano al que se les ha asignado, el de Ancona (centro de Italia), a varios días de navegación, así como la posibilidad de trasbordar a los rescatados que llevan a bordo en una sola nave, en vista de las malas condiciones meteorológicas previstas en los próximos días.

«Tras la negativa a concedernos un puerto más cercano, pedimos a las autoridades italianas que transbordaran a los 73 náufragos del Geo Barents al Ocean Viking. Esta petición también fue denegada por el Ministerio del Interior», indicó la ONG Médicos Sin Fronteras (MSF).

El Geo Barents, fletado por MSF, y el Ocean Viking, de SOS Mediterranée, con 37 rescatados a bordo, reanudaron el pasado miércoles sus operaciones de salvamento, los primeros en hacerlo tras la aprobación de nuevas reglas más férreas sobre los rescates de las ONG por el Gobierno Meloni.

Sin embargo, ayer sábado, tras un primer y único rescate, a ambas naves le asignaron el «lejano» puerto de Ancona para desembarcar, una medida que forma parte de la nueva política del Ejecutivo ultraderechista italiano para dificultar estas operaciones en el Mediterráneo Central.

Las dos ONG pidieron a Italia un puerto más cercano debido a las condiciones meteorológicas

Ante el previsto empeoramiento de las condiciones meteorológicas, poco después las dos ONG solicitaron que se les permitiera atracar en un puerto más cercano al de Ancona (centro), pero el Gobierno lo rechazó también.

«Las autoridades italianas han confirmado Ancona como puerto seguro, a pesar de la meteorología muy preocupante. Esta orden va en contra de los intereses de los náufragos y del derecho internacional, y además vacía el Mediterráneo de embarcaciones de salvamento», escribió SOS Mediterranée en sus redes sociales después de que el gobierno italiano rechazase su solicitud.

Tanto MSF como SOS Mediterraneé consideran que la designación de un puerto lejano va contra el derecho internacional porque los sobrevivientes han de desembarcar lo antes posible, según las convenciones marítimas.

«Enviar dos embarcaciones de búsqueda y rescate simultáneamente hacia un puerto distante muestra las intenciones de las autoridades de reducir el tiempo que pasamos en la zona de rescate. Listos para responder a más llamadas de socorro», escribió MSF.

La nueva estrategia de Meloni: Dificultar la labor de las ONG

El 28 de diciembre el Gobierno italiano aprobó un nuevo decreto con medidas para obstaculizar y combatir a estas organizaciones, a las que acusa de fomentar la inmigración irregular.

En sustancia, el texto no impide el desembarco de inmigrantes en Italia sino que lo complica, obligando a los barcos de las ONG a aceptar el puerto asignado, pese a que, como en el caso de Ancona, esté a cientos de kilómetros de distancia.

Los rescates de las ONG continúan mientras en los cinco primeros días del año ya han desembarcado en las costas italianas 2.556 inmigrantes que zarparon desde el norte de África, frente a los 368 que lo hicieron en el mismo periodo del 2022, según datos del Ministerio del Interior.