La OSCE critica la falta de pluralismo en las elecciones de Kazajistán, en las que ha sido reelegido Tokáyev

Viena (EFE).- La falta de pluralismo y competitividad ha marcado las elecciones de este domingo en Kazajistán, en las que Kasim-Yomart Tokáyev ha sido reelegido presidente del país.

Según destaca el análisis realizado por los observadores de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), «la falta de pluralismo desempeñó un papel importante a la hora de socavar la competitividad en estas elecciones, y las limitaciones a la libertad de expresión y la falta de oportunidades para celebrar asambleas pacíficas redujeron el espacio para las voces críticas»,

La jefa de la misión de la Oficina de la OSCE sobre Instituciones Democráticas y Derechos Humanos (ODIHR), Urszula Gacek, ha asegurado que aunque los comicios anticipados estuvieron bien organizados, se celebraron en un ambiente político de falta de competitividad y demostraron que el país debe realizar más reformas para cumplir los compromisos de la OSCE y asegurar un «pluralismo genuino».

Además, la escasa cobertura de la campaña por parte de los medios y la práctica ausencia de informes analíticos limitaron «la capacidad de los votantes para tomar una decisión informada», ha criticado la OSCE en un comunicado.

La nota recuerda que a los candidatos independientes no se les permite concurrir a las elecciones presidenciales, y que los requisitos impuestos para poder hacerlo «son contrarios a los compromisos de la OSCE y a otras normas internacionales».

Aunque la Constitución y otras leyes han sido revisadas varias veces, en esta elecciones sólo se ha aplicado el cambio que establece un límite de un único mandato de siete años, pero otras recomendaciones de la ODIHR siguen sin ser atendidas.

Tokáyev, reelegido presidente con el 81,31 % de los votos

El presidente Kasim-Yomart Tokáyev, ha sido reelegido en los comicios presidenciales anticipados celebrados el domingo en esta república centroasiática con el 81,31 % de los votos, según los resultados preliminares ofrecidos hoy por la Comisión Electoral Central (CEC) kazaja.

El presidente de Kazajistán, Kasim-Yomart Tokáyev (c), ejerce su derecho al voto en los comicios presidenciales kazajos. EFE/ Presidencia de Kazajistán
El presidente de Kazajistán, Kasim-Yomart Tokáyev (c), ejerce su derecho al voto en los comicios presidenciales kazajos. EFE/ Presidencia de Kazajistán

Estos datos, según la CEC, corresponden al total del escrutinio de los sufragios emitidos tanto en el país como el extranjero.

Tokáyev, que ganó los comicios presidenciales de 2019 con el 70,96 % de los votos, seguirá en el poder hasta 2029, merced a una reciente enmienda constitucional, promovida por él mismo, que limita a un solo período de siete años los mandatos presidenciales.

La segunda opción más votada, con el 5,8 %, ha sido «contra todos los candidatos», que figura en las papeletas de conformidad con la legislación electoral kazaja.

El presidente, de 69 años, ha prometido proseguir con la reforma democrática, abrir el país a las inversiones extranjeras y recuperar el dinero sacado ilegalmente del país por los oligarcas y altos cargos corruptos.

Tokáyev recibió el respaldo inesperado del padre de la independencia de Kazajistán, Nursultán Nazarbáyev, pese a que desalojó del poder en los últimos tres años a muchas figuras cercanas a su familia.

Nazarbáyev, que dirigió este país durante casi 30 años hasta 2019, consideró justa la condena de cárcel por corrupción para uno de sus sobrinos y apoyó el juicio contra uno de los antiguos colaboradores por supuestamente organizar en enero pasado los violentos disturbios que sacudieron la mayor república de Asia Central.

Según los datos preliminares de la CEC, un 69,44% de los kazajos ejercieron el domingo su derecho al voto, es decir, 8,3 millones de los casi 12 millones de censados.