La cuñada de Castillo sale de la cárcel, tras dos meses de prisión preventiva

Lima (EFE).- Yenifer Paredes, cuñada del presidente peruano, Pedro Castillo, salió este martes de la cárcel, tras casi dos meses de prisión preventiva por un presunto caso de corrupción que fue revertida el lunes por orden de la Corte Superior Nacional de Justicia Penal Especializada.

Paredes, a la que el mandatario crio como una hija, abandonó con una mascarilla el penal Anexo Mujeres del distrito limeño de Chorrillos, en el que permanecía desde el pasado 31 de agosto; entró en un vehículo conducido por su abogado y se alejó en medio de una gran expectación mediática.

Yenifer Paredes, cuñada del presidente Pedro Castillo, es vista en un vehículo a su salida de la prisión de mujeres, en la que lleva treinta meses en prisión preventiva por un caso de presunta corrupción, hoy en Lima (Perú). EFE/Paolo Aguilar

¿Cuál fue la sentencia?

La Corte Superior Nacional de Justicia Penal Especializada resolvió el lunes revocar la orden de 30 meses de prisión preventiva que cumplía Paredes, ordenada por un primer juez a petición de la Fiscalía, al declarar fundado el recurso de apelación interpuesto por la cuñada de Castillo.

La hermana de la primera dama, Lilia Paredes, no hizo ninguna declaración a su salida y, bajo la protección de los policías que custodiaban la entrada, entró al vehículo donde le acompañaba otra persona más.

El tribunal decidió levantar la medida de prisión preventiva al revertir la decisión original, basada en que existía peligro de fuga y «una baja calidad de arraigo domiciliario, familiar y laboral».

Yenifer Paredes, cuñada del presidente Pedro Castillo, es protegida a su salida de la prisión de mujeres, en la que lleva treinta meses en prisión preventiva por un caso de presunta corrupción, hoy en Lima (Perú). EFE/ Paolo Aguilar

Así, Paredes seguirá afrontando el proceso abierto en su contra bajo comparecencia ante las autoridades con restricciones, que incluyen no ausentarse de su lugar de residencia, ni variar el mismo sin la previa autorización del órgano judicial competente.

«Para tal efecto, se fijó el plazo de 72 horas luego de notificada con la presente resolución para que señale el lugar de residencia», se lee en el auto judicial.

Además, el documento señala que Paredes deberá concurrir puntualmente ante las autoridades del Poder Judicial o del Ministerio Público cuando sea requerida y que, en caso de no hacerlo, se ordenará su reingreso al establecimiento penal.

Contra Paredes, a quien se le atribuyen los delitos de organización criminal, colusión agravada y lavado de activos, el Ministerio Público ha solicitado una pena de 23 años de cárcel.

Paredes es sindicada por la Fiscalía como la «testaferro» de la presunta red corrupta enquistada en el Gobierno de Castillo al supuestamente coordinar la adjudicación de obras públicas en Cajamarca, la región oriunda de la familia presidencial, con el empresario Hugo Espino.

Edición web: Natalia Sarmiento.