«La deuda es con nosotres», reclama marcha del orgullo LGBT+ en Buenos Aires

Buenos Aires, (EFE).- Las calles de Buenos Aires volvieron a llenarse este sábado con las banderas multicolores y los manifestantes del evento público más importante de la comunidad LGBT+ en Argentina, la “Marcha del Orgullo”, cuyo principal reclamo este año es “La deuda es con nosotres (sic): Ley Integral Trans, Ley Antidiscriminatoria, Sí al Lenguaje Inclusivo”.

La XXXI Marcha del Orgullo LGBT+ -lesbianas, gais, bisexuales, transexuales y también intersexuales, queer, no binarios, pansexuales, asexuales, demisexuales, grisexuales- comienza en la Plaza de Mayo, frente a la sede del Ejecutivo argentino, y a través de un arco iris de colores apostado al inicio de la Avenida de Mayo se traslada a la Plaza de los dos Congresos, frente al Parlamento.

Cientos de personas fueron registradas durante la marcha del Orgullo LGBT+, en los alrededores de la plaza de Mayo, en Buenos Aires (Argentina). EFE/Matías Martín

Esta fiesta multicolor es la culminación de una jornada soleada de primavera con ferias y bandas de música en vivo, con un escenario en la Plaza de Mayo para Richi Star, Nikka Lorach, Invisibl3s y Cazzu y el cierre frente al Congreso con Jey Mammón y Sandra Mihanovich para cantar “Soy lo que soy”.

“Contiene mensajes de reivindicación y de trabajo por lo que falta y de celebración de todo lo que hemos logrado y de festejar ser quienes somos dando respuesta a la vergüenza que intenta imponernos a veces la cultura y la sociedad”, dijo a EFE la integrante de la Federación Argentina LGBT y titular del Instituto contra la Discriminación de la Defensoría del Pueblo de la ciudad de Buenos Aires, María Rachid.

La Federación, una de las 16 organizaciones que participan de la comisión organizadora de la marcha, que se hace desde 1992, espera superar el millón de personas que reunió el año pasado por la presencia de organizaciones sociales, políticas y gremiales, y los más de 45 camiones anotados para la manifestación.

“En el sentido político esperamos que se escuchen nuestros reclamos”, agregó Rachid, y apuntó al Ministerio de Mujeres, Géneros y Diversidad nacional para que “empiece a trabajar en las reivindicaciones del movimiento de diversidad en Argentina”.

La deuda

Cientos de personas fueron registradas durante la marcha del Orgullo LGBT+, en los alrededores de la plaza de Mayo, en Buenos Aires (Argentina). EFE/Matías Martín

La comisión organizadora de la Marcha del Orgullo leerá su discurso al cierre de la marcha con los reclamos de este año.

“En un contexto en el que el Fondo Monetario Internacional (FMI) presiona para realizar mayores ajustes que repercuten en la vida de la ciudadanía en general, las organizaciones de diversidad lo que decimos es que la deuda es con nosotres (sic), es con la población, es con la ciudadanía, con los trabajadores, con los grupos vulnerados, es con la diversidad en particular”, dijo Rachid.

Se refiere al programa de financiamiento con el FMI por 45.000 millones de dólares que Argentina selló en marzo pasado y que implica recortes presupuestarios para el cumplimiento de metas trimestrales de déficit fiscal, reservas y emisión monetaria, en un país que igualmente registra un 85 % de inflación anual.

Cientos de personas fueron registradas durante la marcha del Orgullo LGBT+, en los alrededores de la plaza de Mayo, en Buenos Aires (Argentina). EFE/Matías Martín

El otro reclamo es por una Ley Integral Trans, para lo cual las organizaciones presentaron un proyecto de ley que propone un conjunto de políticas públicas para que el colectivo logre la integración social a nivel cultural, económica y laboral y en el ámbito de la salud y la educación.

También presentaron un proyecto de ley para modificar la ley Antidiscriminación, porque consideran que la norma vigente, de 1988, es antigua y no incluye de la diversidad.

Una cuestión partidaria se introdujo en la marcha con el reclamo de decirle “sí al lenguaje inclusivo” -el uso de la ¡e¡, ¡x¡ y ¡@¡-, para responder a la prohibición en la capital argentina, gobernada por la oposición al peronismo, en la presidencia de la nación, del lenguaje inclusivo en los colegios capitalinos, que Rachid consideró “ilegítima”, porque vulnera la Ley nacional de Identidad de Género que reconoce las identidades no binarias.