La mayor región boliviana cumple el quinto día de huelga con enfrentamientos

Santa Cruz (Bolivia) (EFE).- El departamento de Santa Cruz, la mayor región y motor económico de Bolivia, mantiene este miércoles su quinto día de huelga con nuevos enfrentamientos entre civiles que apoyan y rechazan esa medida convocada en demanda de que el censo de población sea en 2023.

Esta jornada hubo choques entre vecinos que apoyaban la huelga por el censo y grupos de personas que se presentaron en algunos puntos de bloqueo para hacer que esa protesta se levante y se permita la circulación de vehículos.

Los enfrentamientos se produjeron en la avenida La Campana, cerca del popular barrio Plan 3.000, por casi 40 minutos en los que los bandos en disputa se arrojaron piedras y detonaron petardos apuntándolos hacia sus adversarios.

Al menos dos personas resultaron heridas en la refriega, según el reporte de los medios locales.

Personas caminan frente a un bloqueo a la refinería Guillermo Elder Bell, en Santa Cruz (Bolivia). EFE/Juan Carlos Torrejón

Unos minutos después llegó la Policía que separó a ambos grupos con la utilización de gases lacrimógenos y una barrera de motocicletas, sin embargo, la tensión se prolongó por varias horas más.

Esta es la segunda jornada seguida que se producen estos sucesos, puesto que el martes hubo enfrentamientos también en el Plan 3.000, la avenida Santos Dumont y por la noche en Warnes, municipio vecino al de Santa Cruz.

Cercada la refinería Guillermo Elder Bell

Por otro lado, el «cerco» a Santa Cruz que impulsan organizaciones oficialistas por segundo día se sintió principalmente en la refinería Guillermo Elder Bell, en cuyos alrededores se instalaron bloqueos con llantas y otros escombros.

En el ingreso de la refinería se asentó un grupo que impide el ingreso y salida de camiones de combustible que quedaron parados en el exterior.

En la víspera, la estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) hizo gestiones para conseguir el abastecimiento «normal» de hidrocarburos luego de un acuerdo provisional con los bloqueadores, pero este miércoles volvieron a impedir el funcionamiento de la refinería.

Fotografía de un bloqueo a la refinería Guillermo Elder Bell, en Santa Cruz (Bolivia). EFE/Juan Carlos Torrejón

Santa Cruz, el epicentro de las protestas

Santa Cruz lidera las protestas para que el censo poblacional sea en 2023 y no en 2024 como dispuso el Gobierno en julio pasado.

La encuesta nacional inicialmente estaba prevista para noviembre de esta gestión.

El Ejecutivo nacional sostiene que el censo en 2024 favorece la calidad de los datos y a una «despolitización» del proceso censal.

Los líderes cívicos cruceños exigen que la encuesta se efectúe en 2023 para poder emplear sus datos en 2025, año en el que están previstas las elecciones nacionales, para aplicarlos al padrón electoral y una asignación de escaños en el Parlamento.

Manifestantes a favor y en contra de una huelga se enfrentan en Santa Cruz (Bolivia). EFE/Juan Carlos Torrejón

También buscan que con base a la información de la población se efectúe una nueva distribución de recursos fiscales.

El Gobierno convocó para este viernes a un «encuentro plurinacional» por el censo en la ciudad central de Cochabamba con gobernadores, alcaldes y organizaciones sociales e indígenas.

Entretanto, otras organizaciones de regiones como La Paz, Cochabamba y Tarija se han manifestado a favor de que el censo se realice el próximo año.

Edición web: Sebastián Bayona