Comienzan las consultas en Italia para formar Gobierno en medio del caso Berlusconi

Roma (EFE).- El jefe de Estado italiano, Sergio Mattarella, comienza hoy las consultas para la formación del Gobierno tras la victoria en las elecciones de la coalición de derechas, en la que otras declaraciones de Silvio Berlusconi sobre su amistad con Vladimir Putin, han abierto una nueva crisis.

Berlusconi, líder de Forza Italia, se ha convertido en el quebradero de cabeza de la líder del ultraderechista Hermanos de Italia, Giorgia Meloni, a quien Mattarella previsiblemente pedirá formar Ejecutivo tras ganar las elecciones.

En varios audios filtrados desde sus propias filas durante una charla de Berlusconi a los parlamentarios de Forza Italia, y difundidos por la agencia LaPresse, el exmandatario hablaba de su amistad con el presidente ruso, Vladimir Putin, quien según él, le había enviado «una carta muy dulce» y veinte botellas de vodka por ser «el primero de sus 5 amigos de verdad».

En otro audio, publicado ayer, Berlusconi, culpaba al presidente de Ucrania, Volódimir Zelenski, de «triplicar» los ataques al Donbás y de provocar la invasión rusa.

En otro momento de la grabación se le escucha decir que «otro riesgo» es que «lamentablemente en el mundo occidental no hay líderes, ni en Europa ni en Estados Unidos».

El líder de 'Forza Italia' Silvio Berlusconi a su salida del Parlamento el pasado martes. Hoy comienzan las consultas para la formación de Gobierno en Italia.

El líder de ‘Forza Italia’ Silvio Berlusconi (c) a su salida del Parlamento el pasado martes. EFE/EPA/Maurizio Brambatti

De nada ha servido que tras la difusión de las grabaciones, Berlusconi publicase un comunicado en el que aseguraba que eran declaraciones dictadas por la «preocupación» y que en 28 años de vida política, su compromiso con la opción atlántica y el europeísmo, eran incuestionables.

Meloni respondía a su vez en una nota enviada a los medios. «Sobre una cosa he sido, soy y seré siempre clara: pretendo guiar un Ejecutivo con una línea política exterior clara e inequívoca. Italia forma parte, plenamente y con la cabeza alta, de Europa y de la Alianza Atlántica», aseguraba en su escrito.

«Quien no esté de acuerdo con esto no podrá formar parte del Gobierno», advertía también Meloni, quien necesita a sus socios, la Forza Italia de Berlusconi y la Liga de Matteo Salvini, para sumar una mayoría.

Peligra el nombramiento de Tajani como ministro

El caos en la derecha sembrado por las declaraciones de Berlusconi hace temblar incluso el ya casi seguro nombramiento como ministro de Exteriores del miembro de Forza Italia y vicepresidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani.

En esta situación comienzan hoy las consultas en Palacio del Quirinale, en primer lugar, desde las 10:00 locales (8:00 GMT), con los nuevos presidentes del Senado y de la Cámara de los Diputados, Ignazio La Russa y Lorenzo Fontana, por separado.

Después las reuniones irán de menor a mayor peso de los partidos, comenzando por el grupo de las Autonomías, luego el Grupo Mixto, después «Alianza Verde e Izquierda»; los centristas «Azione e Italia Viva» y, por último, el Partido Demócrata.

Mañana, viernes, será el turno para la coalición de derechas que indicará a Meloni como primera ministra, por lo que Mattarella le encargará formar un nuevo Gobierno.

La intención de los partidos de derechas es que Meloni reciba y acepte el encargo este mismo viernes o durante el fin de semana, presente su lista de ministros y se produzca el juramento de todo el Ejecutivo para someterse a la investidura en el Senado y la Cámara de Diputados ya al comienzo de la semana próxima.