Rusia acusa a Occidente de emular a Hitler al «poner en armas» a Ucrania

Moscú, 3 oct (EFE).- El ministro de Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, acusó este lunes a Occidente de emular a Hitler al utilizar a Ucrania como «instrumento de guerra» contra Rusia, como hizo Alemania contra la URSS en la Segunda Guerra Mundial.

«A día de hoy, Estados Unidos se ha subordinado prácticamente todo el Occidente colectivo, movilizándolo para convertir a Ucrania en un instrumento de guerra contra Rusia, como en su momento Hitler puso en armas a la mayoría de países de Europa para atacar a la Unión Soviética», dijo Lavrov en el pleno de la Cámara Baja antes de la ratificación de los tratados de anexión de cuatro regiones ucranianas.

Hipocresía de Estados Unidos

Lavrov acusó a EEUU de hipocresía por acusar a Rusia de lanzar «una agresión no provocada contra Ucrania», un país que se encontraba «en la senda de la democracia».

Y recordó que Washington utilizó argumentos fabricados para invadir desde Haití a la República Dominicana, ocupar Panamá, y lanzar las guerras en Vietnam, Irak y Libia.

«Las resoluciones de la Asamblea General de la ONU que condenaban esas y otras acciones agresivas de EEUU, los americanos simplemente las ignoraban. Les entraba por un oído y les salía por el otro», dijo.

A diferencia de EEUU y la OTAN, que bombardearon Yugoslavia, destruyeron Irak y llevaron el caos a Libia, según Lavrov, Moscú reacciona «no ante amenazas fabricadas en países lejanos».

«Nosotros defendemos nuestras fronteras, nuestra patria, a todo nuestro pueblo de un auténtico genocidio organizado por los descendientes y seguidores de los secuaces nazis que ahora sirven a sus amos del otro lado del océano», afirmó, en alusión a Kiev.

Lavrov pronosticó que, como ocurriera con Hitler cuando invadió la URSS en 1941, «los actuales planes de Occidente no se cumplirán».

Después de que lo hiciera hoy, lunes, la Duma o cámara de diputados, el martes será el Senado ruso quien ratifique la anexión de las regiones ucranianas de Donetsk, Lugansk, Jersón y Zaporiyia.

Editado Web: Javier Agramunt