Localizada la casa donde se escondía el jefe mafioso Messina Denaro en Trapani

Roma (EFE).- Las investigaciones tras la detención del considerado el último jefe de Cosa Nostra, Matteo Messina Denaro, se concentran ya en la red que le dio protección durante los 30 años en los que permaneció fugado.

Un día después de su arresto ha sido localizada la casa donde se escondió, al menos en los últimos tiempos, y desde la que ejercía su poder.

La vivienda, ubicada en el centro de Campobello di Mazara, en la provincia de Trapani, fue registrada durante la noche y se localizó tras la detención -también el lunes- de la persona que acompañó a Messina Denaro a la clínica de Palermo donde fue arrestado y donde recibía tratamiento para el cáncer que sufría.

El acompañante y conductor del coche en el que viajaba el jefe de Cosa Nostra fue identificado como Giovanni Luppino, productor de aceitunas y originario de Campobello di Mazara, una localidad de cerca 11.000 habitantes en la que se concentraron las investigaciones.

Una vida «prácticamente normal» según los vecinos

Según han relatado hoy sus vecinos, el jefe de la mafia siciliana hacía «vida prácticamente normal» desde su escondite en Campobello di Mazara.

Allí, Matteo Messina vivía desde hace un año en un apartamento, a pocos kilómetros de su ciudad natal, Castelvetrano.

El sanguinario jefe de Cosa Nostra, autor de todo tipo de crímenes y atentados, tenía un carné de identidad en el que se hacía llamar Andrea Bonafede -el nombre del sobrino de uno de sus colaboradores-, de 50 años y de profesión geómetra.

Sin embargo, algunos de sus vecinos en todos estos meses han relatado que nunca sospecharon que aquel hombre alto y calvo era en realidad el jefe de una de las organizaciones criminales más temidas del planeta, pese a verlo «a veces» en el bar o en la pizzería.

Foto policial facilitada por los Carabinieri del jefe de la mafia Matteo Messina Denaro, tras su arresto el lunes en Palermo, Sicilia.
Foto policial facilitada por los Carabinieri del jefe de la mafia Matteo Messina Denaro, tras su arresto el lunes en Palermo, Sicilia. EFE/ EPA/CARABINIERI

«Yo no hablaría de refugio sino de la residencia de un sujeto que hacía una vida prácticamente normal y utilizaba ese apartamento para vivir e irse a curar a Palermo», aseguró hoy al canal Skytg24 el fiscal que condujo su detención, Maurizio De Lucia.

En la vivienda no se han encontrado armas, pero si algunos perfumes caros y ropa y accesorios de marca muy apreciados por el capo, que en el momento de la detención llevaba un reloj de 35.000 euros.

El registro permitirá ahora a los investigadores entender cómo era la vida del criminal: «Vivía bien», aseguró De Lucia, que centra sus esfuerzos en destapar la evidente red de contactos que lo encubrió durante su larga fuga de tres décadas.

Por su parte, el general del cuerpo de carabineros (policía militarizada), Pasquale Angelosanto, ha explicado que se llevarán a cabo estudios científicos en el apartamento en busca de pruebas que revelen la identidad de sus colaboradores.

Investigan al médico que trataba del cáncer al capo

También está siendo investigado el doctor Alfonso Tumbarello, de 70 años. Este facultativo se ocupaba del tratamiento del jefe de Cosa Nostra en la clínica de Palermo donde fue capturado y ahora se ha comprobado que era el médico de Andrea Bonafede, la persona por la que se hizo pasar el mafioso durante los últimos años.

El fiscal jefe de Palermo, Maurizio de Lucia y el adjunto Paolo Guido han incluido entre los investigados a Tumbarello, después de saber que era un médico jubilado residente en Campobello di Mazzara , la misma población en la que se localizó el apartamento donde permaneció escondido Messina Denaro.

Exterior de la clínica de la Maddalena en Palermo, en la que el lunes fue arrestado el último jefe de la Cosa Nostra, Matteo Messina Denaro.
Exterior de la clínica de la Maddalena en Palermo, en la que el lunes fue arrestado el último jefe de la Cosa Nostra, Matteo Messina Denaro. EFE/EPA/Igor Petyx

Además, según las pesquisas, uno de sus pacientes fue Andrea Bonafede, de 59 años, también residente en Campobello di Mazzara y sobrino de uno de los hombres fieles al capo y por el que el jefe mafioso se hacía pasar para recibir tratamiento en la clínica La Maddalena de Palermo.

Tumbarello era el doctor que le prescribía a Messina Denaro, bajo el nombre de Bonafede, el tratamiento y firmaba las recetas con los fármacos que tenía que tomar.

Asímismo ha trascendido que el «capo de capos» tenía tres dosis de vacuna contra el coronavirus.

Según los medios italianos, el jefe mafioso aterrizó anoche en un vuelo militar en el aeropuerto de Pescara, en la región central de Los Abruzos, donde la hipótesis más acreditada es que haya sido trasladado a la prisión de máxima seguridad de la capital «L’Aquila»; la misma en la que se encuentran un centenar de reclusos bajo el régimen del llamado «41 bis», en el que es imposible tener contactos con el exterior.