Los continuos bombardeos rusos dejan a la recuperada Jersón sin red eléctrica

Leópolis (Ucrania), 1 dic (EFE).- Los continuos bombardeos rusos sobre la ciudad de Jersón, recuperada por las tropas ucranianas hace apenas tres semanas, a orillas del mar Negro, han dejado a esta urbe del sur del país sin redes eléctricas.

El voltaje en las redes eléctricas de la ciudad de Jersón «ha desaparecido» como resultado de los constantes bombardeos de los ocupantes, en un momento en el que se inicia el invierno en la zona.

Según ha explicado este jueves Yaroslav Yanushevych, jefe de la Administración Estatal de la región de Jersón en su cuenta de Telegram, el voltaje en las redes eléctricas «ha desaparecido» de esta ciudad, capital de la región homónima y que, antes de la guerra, contaba con una población cercana a los 300.000 habitantes.

Yanushevych ha señalado, no obstante, que la compañía Khersonoblenergo (una empresa que suministra electricidad en la región de Jersón) está trabajando para solucionar el problema.

El pasado 11 de noviembre, el Gobierno ucraniano confirmó que Jersón, la única gran ciudad del país que había caído bajo control ruso, en la desembocadura del río Dniéper, era de nuevo ocupada por Kiev.

El Ejército enviado por Moscú había iniciado entonces una retirada al otro lado del Dniéper, que parte la región y su capital en dos y, desde la otra orilla, los rusos no han dejado de bombardear a los ucranianos.

La región de Jersón, junto a la vecina Zaporiyia, ambas en el sur de Ucrania, y Lungansk y Donetsk, en el este, fueron anexionadas por el Gobierno del Kremlin, que defiende que es territorio ruso pese a que nunca ha llegado a controlarlas totalmente.