Los surcoreanos eliminan la «edad coreana» y serán al menos un año más jóvenes

Seúl (EFE).- El parlamento de Corea del Sur ha aprobado una serie de leyes para hacer obligatorio a nivel administrativo el sistema internacional para establecer la edad de una persona, lo que pone fin al método coreano tradicional que aún se utilizaba en determinados documentos oficiales y que hacía que todos los ciudadanos tuvieran un 1 año, o incluso dos, más.

Las leyes aprobadas el jueves en la Asamblea Nacional (Parlamento) entrarán en vigor a partir de junio del año próximo y eliminan este sistema tradicional y otro alternativo que conviven con el método basado tan solo en la fecha de nacimiento y que se usa de manera exclusiva en todos los países del mundo.

Corea del Sur es junto a Taiwán el único territorio asiático que aún mantiene el sistema de conteo tradicional chino, originado hace cientos de años.

En virtud de este sistema toda persona tiene ya un año al nacer (antiguamente se consideraba que la gestación duraba en torno a un año) y además todo el mundo, independientemente de su fecha de nacimiento, cumple un año automáticamente cada 1 de enero (antiguamente se sumada el año en cada Año Nuevo lunisolar, cosa que aún se hace en Taiwán).

El sistema hace que, por ejemplo, un bebé nacido el 31 de diciembre, tenga ya dos años el 1 de enero, pese a haber transcurrido solo un día desde el parto.

YouTube player

Corea del Norte abolió este sistema hace décadas en el ámbito oficial y administrativo, aunque es frecuente que los norcoreanos usen el sistema de manera informal para hablar de su edad.

El otro sistema alternativo que se emplea en determinados apartados en Corea del Sur (administración militar o expedientes educativos, por ejemplo), no añade un año automáticamente al nacer pero sí hace que todo el mundo cumpla un año al mismo tiempo con la llegada del Año Nuevo.

Muchos en el país han criticado durante años el que la convergencia de los tres sistemas genere confusión y sobrecostes a la administración pública y complique especialmente el brindar determinadas prestaciones sociales o servicios médicos.
Por ello, el presidente surcoreano, Yoon Suk-yeol, se comprometió a unificar todo usando solo el sistema internacional cuando llegó al poder el pasado mayo.