Los talibanes reprimen una protesta de mujeres contra el veto a la educación universitaria

Kabul (EFE). Los talibanes disolvieron este jueves por la fuerza una manifestación en Kabul de decenas de mujeres, sobre todo estudiantes y activistas sociales, y arrestaron a varias de ellas mientras protestaban contra la decisión de los fundamentalistas de prohibir la educación femenina en las universidades.

Al grito de ‘todos o ninguno’ y ‘queremos igualdad de oportunidades educativas’, un grupo compuesto por decenas de «activistas sociales, chicas y estudiantes» se había reunido hoy en el área de Debori de la capital para protestar «contra la cruel decisión del Gobierno talibán», afirmó a EFE la organizadora de la marcha, Basira Hussaini.

Sin embargo, su reivindicación concluyó abruptamente porque «las fuerzas de seguridad de los talibanes junto con sus policías dispersaron la protesta violentamente y torturaron y detuvieron a algunos de nosotros», agregó Hussaini.

Algunas manifestantes compartieron vídeos en las redes sociales en los que acusaron a los cuerpos de seguridad de «atacarles» y detener a varias de ellas.

Los talibanes reprimen una protesta de mujeres contra el veto a la educación universitaria
Talibanes vigilan el exterior de la Universidad de Kabul. EFE/EPA/STRINGER


Este incidente tuvo lugar un día después de que los talibanes prohibieran a las mujeres acceder a las universidades, lo que provocó que muchas afganas que acudieron ayer a los centros se vieran obligadas a permanecer fuera mientras que las fuerzas de seguridad permitían ingresar a sus compañeros.

La prohibición decretada por los fundamentalistas fue duramente condenada por varios países y organizaciones internacionales, además del expresidente afgano Ashraf Ghani, quien huyó de Kabul cuando los talibanes tomaron el control de la capital en agosto de 2021.

«Lo he dicho muchas veces, y lo volveré a decir: si una niña se alfabetiza, cambiará las próximas cinco generaciones. Si una niña permanece sin educación, arruinará cinco generaciones», escribió anoche Ghani en su perfil de Twitter.

Y es que el veto a la educación femenina en las universidades, que los talibanes habían venido permitiendo hasta ahora, se une al impuesto contra la educación secundaria y forma parte de una larga lista de restricciones contra las mujeres que incluye la segregación por sexos en lugares públicos, la imposición del velo o la obligación de ir acompañadas por un familiar masculino en trayectos largos.

Este progresivo endurecimiento de su política hacia las mujeres, a pesar de las promesas que efectuaron a la comunidad internacional tras su llegada al poder, no hace más que acercar la postura del actual Gobierno talibán a la de su anterior régimen entre 1996 y 2001, conocido por la exclusión de las afganas y su estricto código social.

Expertos ONU: veto talibán a mujeres en universidad es un crimen irracional

Expertos de las Naciones Unidas condenaron enérgicamente la decisión de los talibanes de excluir a las mujeres de la educación universitaria en Afganistán, una restricción que calificaron de “irracional” y de violación de los derechos humanos que puede equivaler a un crimen contra la humanidad.

“El anuncio del martes (…) tendrá consecuencias para todos los afganos”, alertaron los diecinueve expertos, entre los que se encuentran el relator especial para la situación de los derechos humanos en Afganistán, Richard Bennett, y la relatora especial para el derecho a la educación, Farida Shaheeed.

“No existe ninguna justificación religiosa o cultural para esta decisión”, afirmó el grupo de expertos, que urgió a los talibanes a restablecer de manera inmediata el acceso de las mujeres y las niñas a todos los niveles educativos.

Además, los expertos instaron a la comunidad internacional a adoptar una postura “firme” en defensa de las mujeres en todo el mundo y pidieron a los países que adopten medidas judiciales y políticas contra la decisión de las autoridades de facto de Afganistán.

Turquía a talibanes: vetar a mujeres en universidad no es islámico ni humano

El Gobierno turco ha protestado hoy de nuevo contra la decisión del régimen talibán de Afganistán de excluir a las mujeres de la universidad, subrayando que este veto «no es islámico ni humano».

«Nos entristece profundamente que se prohíba a las estudiantes mujeres el acceso a la educación. Esta prohibición no es islámica ni humana», dijo el ministro de Exteriores turco, Mevlüt Çavusoglu, durante una rueda de prensa en Ankara junto a su homólogo yemení, Ahmed Awad Binmubarak.

«Rechazamos esta decisión. Esperamos de los talibanes que anulen esta norma. Nosotros seguiremos ofreciendo educación y becas a nuestros hermanos afganos», agregó el jefe de la diplomacia turca.

Ya ayer, el Ministerio de Exteriores turco había pedido en un comunicado revertir la decisión «cuánto antes».

Turquía es uno de los mejores aliados del régimen talibán, aunque no lo ha reconocido oficialmente como Gobierno afgano.

Ankara no solo ha actuado como mediador para los talibanes en el pasado sino que se ha mostrado dispuesto a colaborar directamente con la milicia ultrafundamentalista en la reconstrucción de Afganistán tras décadas de guerra.

Desde el principio, sin embargo, ha subrayado la importancia de permitir a las niñas el acceso a todos los niveles de la educación y ya protestó formalmente el pasado marzo, cuando el régimen talibán puso fin a la enseñanza escolar de niñas mayores de 13 años.