Lula se reúne con el rey Felipe VI y con mandatarios latinoamericanos

Brasilia (EFE).- El presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, y el rey de España, Felipe VI, discutieron sobre la relación bilateral, Europa y Latinoamérica, en una reunión celebrada este lunes en Brasilia, un día después de la investidura del líder progresista.

«Recibí ahora el saludo del rey Felipe VI, de España, que vino a Brasil para acompañar nuestra toma de posesión. Conversamos sobre las relaciones Brasil-España, Europa y América Latina», expresó el gobernante brasileño.

El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, saluda al rey de España, Felipe VI, hoy, en el Palacio de Itamaraty de Brasilia (Brasil). EFE/André Borges

En la reunión con Felipe VI, que tuvo lugar en el Palacio de Itamaraty, sede de la Cancillería, también participaron la vicepresidenta española Yolanda Díaz y el ministro de Asuntos Exteriores del país europeo, José Manuel Albares.

Antes de la investidura, el monarca español dijo, en un encuentro con miembros de la comunidad española en el país suramericano, que espera que «Brasil tenga un papel internacional muy activo».

La compatibilidad con el Gobierno español

Por su parte, Albares indicó en declaraciones a EFE que «Lula tiene una agenda muy compatible con la del Gobierno de España», basada en «la igualdad social, la justicia social, la defensa del medioambiente y la creencia en el multilateralismo».

(i-d) La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Trabajo y Economía Social de España, Yolanda Díaz, el rey de España, Felipe VI, el ministro de Relaciones Internacionales de Brasil, Mauro Vieira, y el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación de España, José Manuel Albares, posan hoy, en el Palacio de Itamaraty de Brasilia (Brasil). EFE/André Borges

«El Gobierno de Lula es un Gobierno que encaramos con optimismo y con esperanza», apuntó.

El ministro considera que ambos países pueden seguir intensificando su relación económica, así como en la lucha contra la crisis climática.

Lula y Petro discuten un «gran pacto» en favor de la Amazonía

El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, discutió con su homólogo colombiano, Gustavo Petro, entre otros asuntos, posibles medidas conjuntas para mejorar la protección de la región amazónica.

La defensa del medioambiente ha sido una de las banderas de la campaña que llevó al poder al nuevo mandatario brasileño, quien se ha comprometido a restablecer medidas de combate a la deforestación de la Amazonía abandonadas por el Gobierno de Jair Bolsonaro.

«Un gran pacto para salvar la selva amazónica en favor de la humanidad», escribió Petro en su cuenta en Twitter, después de su reunión con Lula, en cuya investidura estuvo presente este domingo.

El presidente de Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva (d), posa junto al presidente de Colombia, Gustavo Petro (i), durante una reunión bilateral hoy, en el Palacio de Itamaraty en Brasilia (Brasil). EFE/André Borges

Lula también ha adelantado que planea convocar a una cumbre con los presidentes de los once países que comparten el mayor pulmón vegetal del planeta, que sería celebrada durante el primer semestre de este año en alguna ciudad de la Amazonía brasileña.

En su mensaje, Petro agregó que durante su encuentro con Lula ha discutido también un «estudio de la interconexión eléctrica de las Américas con fuentes de energías limpias».

Valoró también la nueva posición del Gobierno de Lula hacia la región y el hecho de que ahora exista «un Brasil garante de la paz en Colombia».

Lula recibió al presidente colombiano en compañía del nuevo ministro de Relaciones Exteriores de Brasil, Mauro Vieira, y del excanciller Celso Amorim, quien será una suerte de consejero del mandatario en materia de asuntos exteriores.

Lula y Arce quieren impulsar la cooperación energética

El presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, recibió a su homólogo boliviano, Luis Arce, con quien conversó sobre cómo aumentar la cooperación bilateral en el área de la energía y los fertilizantes.

«Con el amigo @LuchoXBolivia, presidente de Bolivia. Conversamos sobre cómo nuestros países pueden colaborar en políticas sociales, energía y el suministro de fertilizantes», indicó Lula en un tuit publicado en su perfil oficial de Twitter.

El presidente de Bolivia, Luis Arce, se reúne con el presidente de Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva, hoy, en el Palacio de Itamaraty en Brasilia (Brasil). EFE/André Borges

La reunión se produjo en el Palacio Itamaraty, sede de la Cancillería en Brasilia, en el marco de una extensa ronda de encuentros bilaterales con autoridades extranjeras programados por Lula, un día después de jurar como jefe de Estado brasileño.

Arce fue uno de los 20 jefes de Estado y de Gobierno que el domingo asistieron a la investidura de Lula, quien ha anunciado que dinamizará la política exterior de Brasil, que consideró abandonada durante la gestión del ultraderechista Jair Bolsonaro.

Fernández: Lula dará un impulso importante a Latinoamérica

El presidente de Argentina, Alberto Fernández, aseguró que su homólogo brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, va a dar un impulso «muy importante» a Latinoamérica, después de una «extraordinaria» reunión bilateral en Brasilia.

«Personalmente, creo que el presidente Lula es un líder regional que le va a dar un impulso a América Latina muy importante», afirmó Fernández en un pronunciamiento a la prensa.

Según Fernández, coincidió con Lula en el deseo de «volver a unir a América Latina en un espacio común» a través de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), que aún no ha logrado la «institucionalidad» que merece.

«La verdad que la ausencia de Brasil en los foros internacionales fue muy evidente y es algo que no nos lo podemos permitir», expresó.

El presidente de Argentina, Alberto Fernández (i), se reúne con el presidente de Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva, hoy, en el Palacio de Itamaraty en Brasilia (Brasil). EFE/André Borges

Asimismo, apuntó que durante «los últimos cuatro años», bajo la gestión de Bolsonaro, la relación entre Brasil y Argentina «se hizo más difícil», pero que él y Lula han decidido «volver a poner en marcha el vínculo» entre ambas naciones «con toda la fuerza».

«Los dos estamos convencidos de la importancia de ese vínculo entre Argentina y Brasil, y de la necesidad de darle esa trascendencia», indicó.

La relación bilateral se resintió mientras estuvo en el poder Bolsonaro, líder de la extrema derecha brasileña y quien solía criticar al Gobierno de Fernández con fines electorales.

«Argentina y Brasil son países indisolublemente unidos», afirmó Fernández, quien dijo que esperará a Lula con los «brazos abiertos» el próximo 23 de enero, en Buenos Aires.

Boric analiza con Lula la integración suramericana

El nuevo mandatario brasileño recibió también a su homólogo chileno, Gabriel Boric, con quien analizó diversas iniciativas para una retomada de los procesos de integración en el ámbito suramericano.

«Conocí al presidente chileno, Gabriel Boric, y conversamos sobre el inmenso potencial de la colaboración económica y el desarrollo de sociedades internacionales entre Brasil y Chile para el desarrollo de nuestra región», indicó en sus redes sociales Lula, de 77 años y quien asumió el poder este domingo.

Boric, de 36 años y el benjamín de la nueva izquierda regional, dijo por su parte a periodistas que la cita con Lula ha permitido «retomar una larga y fructífera relación» con Brasil, sobre la cual espera que «vuelva a ser lo que era», en alusión al enfriamiento que hubo durante la gestión del ultraderechista Jair Bolsonaro.

El presidente de Chile, Gabriel Boric (i), se reúne con el nuevo presidente de Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva, en el Palacio de Itamaraty en Brasília (Brasil). EFE/ André Borges

El mandatario chileno explicó que conversó con Lula sobre algunas iniciativas de integración que existen en la región, entre las que citó su interés en el «corredor bioceánico», una carretera que unirá puertos de Brasil y Chile a través de Argentina y Paraguay.

Apuntó que otro «ámbito» de cooperación será el combate a la crisis climática y la posibilidad de que Suramérica discuta una posición común para la próxima conferencia de las Naciones Unidas sobre el tema.

La integración latinoamericana

Lula ha anticipado que lo que califica como «regreso al mundo» de Brasil pasará por revitalizar la integración latinoamericana, con el Mercosur como punto de partida y la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) como complementos regionales.

También ha afirmado que impulsará la concreción del proceso de adhesión de Bolivia al Mercosur, para el que solamente falta la aprobación del Parlamento brasileño, luego de que ese trámite ya se ha completado a nivel legislativo en Argentina, Uruguay y Paraguay, los otros socios del bloque. 

Lula, líder del Partido de los Trabajadores (PT), asumió así su tercer mandato como jefe de Estado brasileño, tras haber gobernado por dos periodos consecutivos entre 2003 y 2010.

Sucedió en el cargo a Jair Bolsonaro, líder de la extrema derecha brasileña y quien decidió no participar de los actos de toma de posesión al viajar a Estados Unidos dos días antes y sin previsión oficial de vuelta.