Fernández a Lula: «No vamos a dejar que ningún delirante ataque la democracia»

Buenos Aires (EFE).- El presidente de Argentina, Alberto Fernández, dijo a su par brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, que no va a dejar que «ningún delirante» y «ningún fascista» ataquen la democracia de Brasil.

«Quiero que sepas, querido amigo, que desde Argentina vamos a estar siempre a tu lado y no vamos a dejar que ningún delirante ataque a la democracia y a las instituciones de Brasil», dijo Fernández a Lula durante la declaración conjunta en la Casa Rosada (sede del Ejecutivo argentino) tras una reunión entre ambos.

Fotografía cedida hoy por la Presidencia de Argentina que muestra al mandatario, Alberto Fernández (d), junto a su homólogo brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, durante una reunión en Buenos Aires (Argentina). EFE/Presidencia de la Nación Argentina

«No vamos a dejar que ningún fascista se lleve de arriba el ataque a la soberanía popular», agregó Fernández, quien recibió a Lula en Buenos Aires en el primer viaje internacional del brasileño desde que asumió la Presidencia el 1 de enero pasado.

Nueva etapa de la relación Argentina-Brasil

Fernández dijo que ambos países inician «una nueva etapa», después de que Lula da Silva pusiera fin al mandato de Jair Bolsonaro (2019-2022), de mala relación con el presidente argentino, en tanto se hizo eco de la intentona golpista que protagonizaron miles de seguidores radicales del exgobernante de derecha el pasado 8 de enero en Brasilia.

«Los desafíos que tenemos son muy parecidos», dijo Fernández, quien agregó que el primero es «consolidar la democracia y las instituciones».

En tanto, el peronista equiparó a los adversarios políticos, al indicar que a ambos países los continúan vinculando los mismos problemas: «Por Brasil pasó Bolsonaro y por Argentina pasó (Mauricio) Macri», en referencia al expresidente argentino (2015-2019) de derecha.

Estas declaraciones fueron realizadas después de que ambos mandatarios firmaron una declaración conjunta y que sus ministros suscribieran acuerdos de cooperación mutua en temas de Defensa, en Salud, en Ciencia, en Economía y en temas antárticos.

La visita de Lula

El mandatario brasileño inició, con la colocación de una ofrenda floral en el monumento al general José de San Martín de Buenos Aires, su primera visita al exterior desde que asumió su tercera Presidencia el 1 de enero pasado.

Se prevé que, tras reunirse, Fernández y Lula encabecen la firma de varios acuerdos para cooperación mutua en diversas áreas y brinden una declaración conjunta a la prensa.

El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, asiste junto a su esposa Janja (2-i) y el canciller argentino Santiago Cafiero (d), al acto en que puso una ofrenda floral en el monumento a José de San Martín, en Buenos Aires. EFE/Enrique García Medina

Después, participarán de la apertura de un encuentro empresarial, junto a ministros y titulares de las confederaciones de la industria argentinas y brasileñas y posteriormente asistirán a la inauguración de la muestra fotográfica “Pueblos Originarios- Guerreros del Tiempo”, de Ricardo Stuckert, y a un concierto de la Hermandad Argentino Brasileña en el Centro Cultural Kirchner.

Lula pide perdón por las «groserías» de Bolsonaro

El presidente de Brasil pidió «disculpas» a Argentina por todas las «groserías» que su antecesor, el «genocida» Jair Bolsonaro, lanzó durante su mandato (2019-2022) contra su homólogo Alberto Fernández.

«Estoy pidiendo disculpas al pueblo argentino por todas las groserías que el último presidente de Brasil, que yo digo que es un genocida por la falta de cuidado y de responsabilidad que tuvo durante la pandemia, por todas las ofensas que le dijo al compañero Fernández», dijo el mandatario brasileño al comparecer ante la prensa con su par argentino, con quien mantiene una amistosa relación, tras reunirse en Buenos Aires.

Bolsonaro, que apoyó la reelección de Mauricio Macri en las elecciones argentinas de 2019, llegó a decir que con el ascenso de Fernández, ese año, al poder, Argentina se preparaba para «lo peor», al considerar que seguiría el mismo camino populista que los anteriores Gobiernos de Lula (2003-2010).

Para Lula, un país que tiene «la grandeza» y extensión territorial de Brasil, con 6.000 kilómetros de frontera con América del Sur, y que es «mayor» económica e industrialmente, «no tiene derecho de buscarse enemigos».

«Tenemos que construir amigos, socios y por eso quiero afirmar, Alberto, amigo y presidente de Argentina, que Brasil está otra vez de brazos abiertos para acoger a los compañeros argentinos en los negocios, la cultura, en el fútbol y la manutención de la relación de amistad que tenemos de hace tantos años», agregó.

Relación de amistad

Al comenzar su intervención ante los medios, Lula dijo que «jamás» olvidará el «gesto» que con él tuvo Fernández al visitarlo cuando estaba detenido, en 2019, tras haber sido condenado por corrupción.

Y recordó que Argentina también fue el primer país que visitó cuando ganó las elecciones en 2002, época, su primer mandato, que, recordó, fue la «más importante» en la relación entre los dos países: primero con Eduardo Duhalde (2002-2003) como presidente argentino y luego con Néstor Kirchner (2003-2007) y su viuda, Cristina Fernández (2007-2015).

Fotografía cedida por la Presidencia de Argentina que muestra al mandatario, Alberto Fernández, su esposa la primera dama Fabiola Yáñez (d), el presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva (c-i), junto a su esposa, Janja da Silva (i), y miembros de ambos gabinetes, mientras posan durante una reunión en Buenos Aires. EFE/Presidencia de la Nación Argentina

«Hoy estoy acá para decirle al presidente de Argentina y los ministros argentinos y a la prensa argentina y brasileña que hoy recuperaremos una relación que jamas debería haber sido detenida. (…) Vamos a reconstruir aquella relación de paz, de crecimiento que teníamos para relanzar nuestras relaciones», sentenció.

Proyecto de moneda común en la región

Lula y Fernández defienden que se avance en un proyecto de moneda común en la región para transacciones comerciales, que permita dejar de depender del dólar.

«Creo que todo lo que es nuevo ha de ser probado, porque no podemos, en medio del siglo XXI, seguir haciendo lo mismo que hacíamos en el siglo XX», dijo el mandatario brasileño.

Lula da Silva se cuestionó por qué no intentar crear una moneda común entre los países del Mercado Común del Sur (Mercosur) -que integran Brasil, Argentina, Paraguay y Uruguay-, «como se intentó» en los BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica).

En el mismo sentido, Fernández se expresó a favor de avanzar en este proyecto.

«No sabemos cómo podría funcionar una moneda común entre Argentina y Brasil, y tampoco sabemos cómo funcionaría una moneda común en la región, pero lo que sí sabemos es cómo funcionan las economías dependiendo de monedas extranjeras, y sí sabemos lo nocivo de todo eso», subrayó el argentino.

Cumbre de la Celac en Argentina

La visita de Lula incluirá su asistencia, este martes, a la VII Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), en la que participarán jefes de Estado y de Gobierno de alrededor de 15 países, como el cubano Miguel Díaz-Canel, el colombiano Gustavo Petro, el chileno Gabriel Boric, el ecuatoriano Guillermo Lasso, el boliviano Luis Arce y la casi asegurada presencia del venezolano Nicolás Maduro.

Este es el primer viaje internacional de Lula da Silva desde que asumió la Presidencia e incluye su participación, el martes, en la VII Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) y luego su traslado a Uruguay, invitado por su jefe de Estado, Luis Lacalle Pou.

Después del encuentro, Fernández y Lula da Silva harán una declaración a la prensa para comunicar los lineamientos básicos de los acuerdos suscritos y de la declaración conjunta.

La visita oficial del mandatario brasileño también incluirá la apertura de un Encuentro Empresarial binacional y una reunión con referentes de organismos de derechos humanos de Argentina.

Cristina Fernández recibirá a Lula

La vicepresidenta de Argentina, Cristina Fernández, recibirá este lunes a Luiz Inácio Lula da Silva durante la visita oficial que el mandatario brasileño hace al país, confirmaron a EFE fuentes del entorno de la también expresidenta (2007-2015).

Según las fuentes, Cristina Fernández, líder del sector kirchnerista del oficialismo, recibirá al mandatario brasileño en su despacho del Senado, del que ella es titular.

Ambos políticos mantienen una estrecha relación desde sus dos anteriores mandatos (2003-2010), que coincidieron en el tiempo con los de Fernández y su fallecido esposo, Néstor Kirchner (2003-2007).

Además, la situación judicial vivida por Lula, quien pasó 580 días encarcelado por corrupción, condena que fue después revocada, se ha comparado por el oficialismo como parte de una maniobra de ‘lawfare’ (guerra jurídica) con las causas abiertas contra la actual vicepresidenta.