Marruecos critica la investigación que vincula los sobornos a eurodiputados con Rabat y Catar

Rabat (EFE).- El ministro de Exteriores de Marruecos, Naser Burita, calificó este jueves de «acoso judicial y mediático continuo» la investigación del escándalo de la red de sobornos en el Parlamento Europeo.

En una comparecencia conjunta en Rabat con el alto representante de la Unión Europea (UE) para Asuntos Exteriores, Josep Borrell, el ministro marroquí denunció que estos ataques tienen «la voluntad de dañar» la asociación bilateral entre Marruecos y la UE.

«Es una asociación que hace frente a un acoso judicial continuo, a ataques mediáticos perpetuos y ataques en instituciones europeas, y también en el Parlamento Europeo en cuestiones en las que Marruecos es el objeto de preguntas orientadas que son el resultados de cálculos y una voluntad de dañar esta asociación» con la UE, criticó.

Burita consideró que estos acosos proceden de «personas, estructuras y medios molestos por un Marruecos que se desarrolla, que refuerza su protagonismo, y que se proyecta sin complejos en su entorno geopolítico africano, árabe y mediterráneo».

Burita insistió en la necesidad de «alimentar e inmunizar» la asociación entre Marruecos y la UE, al mismo tiempo que recordó que en el conflicto del Sáhara Occidental su país mide el «compromiso» de los socios internacionales a través de este prisma.

«La asociación entre Marruecos y la UE hace frente a ataques. La postura de Marruecos siempre ha sido promover una asociación que tiene que ser protegida, un asociación que no puede no ser inmunizada .

Borrell pide esperar a los resultados de la investigación sobre los sobornos presuntamente por paret de Catar y Marruecos

Por su parte, Borrell manifestó su preocupación por este caso al tiempo que pidió esperar los resultados de la investigación, en la que la policía belga investiga supuestos pagos en metálico y favores a eurodiputados, presuntamente por parte de Catar y Marruecos.

«Estamos preocupados por estos eventos y las acusaciones son graves. En la UE no puede haber impunidad para la corrupción. Debemos esperar los resultados de la investigación», expresó el jefe de la diplomacia europea al tiempo que llamó a todas las partes colaborar en la investigación.

El escándalo de la red de sobornos en el Parlamento Europeo, supuestamente vinculada a Catar y Marruecos, y conocida como «Catargate», estalló el pasado diciembre.

Por este caso hay por ahora cuatro imputados que están en detención preventiva, entre ellas la eurodiputada griega y exvicepresidenta de esa cámara Eva Kailí, y el exeuroparlamentario italiano Pier Antonio Panzeri, líder de la ONG Fight Impunity (Lucha contra la Impunidad) y presunto cabecilla de la red de sobornos.

El presidente del Gobierno marroquí, Aziz Ajanuch, presentó recientemente una querella contra el exeurodiputado francés José Bové por «difamación» después de que este acusara a Ajanuch de intentar sobornarle durante las negociaciones por el acuerdo de libre comercio con el país magrebí, cuando Bové era miembro de la Comisión de Comercio Exterior entre 2009-2014.