Una operación militar en Chad deja al menos 77 muertos, incluyendo 63 rebeldes

Yamena (EFE).- Al menos 77 personas murieron, incluyendo 14 soldados y 63 rebeldes, en una operación militar lanzada contra una milicia la madrugada de este jueves en el sur de Chad, confirmaron a EFE fuentes castrenses.

«Nos informaron hace semanas de la presencia de un grupo rebelde en la zona, así que nos preparamos para los enfrentamientos y lanzamos la ofensiva esta mañana (…)», dijo hoy a EFE por teléfono Mahamat Adoum, comandante en jefe de las operaciones militares en la provincia de Moyen-Chari, en la frontera con la vecina República Centroafricana (RCA).

«Perdimos a 14 de los nuestros en este combate, matamos a 63 rebeldes a hicimos 15 prisioneros (…) logramos repeler a estos bandidos, que se replegaron en tierras centroafricanas», añadió el militar.

Chad cuenta con decenas de grupos rebeldes que ponen en jaque la estabilidad del país, radicados principalmente en el sur de la vecina Libia y en el norte de Chad.

En abril de 2021, el presidente Idriss Déby Itno, que dirigía Chad con mano de hierro desde 1991, murió durante enfrentamientos entre el Ejército chadiano y el grupo rebelde Frente por la Alternancia y la Concordia en Chad (FACT, por sus siglas en francés).

Desde su muerte, tomó el poder su hijo de 39 años, general Mahamat Idriss Déby Itno, quien anuló la Constitución y disolvió el Gobierno y el Parlamento.

Entre agosto y octubre pasados el país llevó a cabo un diálogo nacional para acordar las bases de la vuelta al orden constitucional, precedido en marzo por unas conversaciones preliminares en Catar con decenas de grupos rebeldes armados chadianos, con el objetivo de incorporarlos a este proceso.

Sin embargo, el diálogo fue muy criticado y boicoteado por partidos de la oposición y movimientos rebeldes por no considerarlo inclusivo.

Durante esas conversaciones se acordó que la transición se extendiera dos años más a partir del pasado 20 de octubre y que Déby Itno fuera investido presidente interino, lo que generó ese día la protesta de partidos políticos, líderes religiosos y sociedad civil.

Las manifestaciones en varias ciudades de Chad, prohibidas la víspera por las autoridades, causaron al menos 50 muertos, cerca de 300 heridos y 621 arrestos, según cifras oficiales; aunque la oposición sostiene que hubo más de 200 muertos, 300 heridos y unas 1.200 detenciones, después de que el Ejército y la Gendarmería respondieran con munición real y gases lacrimógenos.

En su discurso de investidura el pasado 10 de octubre, Déby Itno anunció la formación de un «Gobierno de unidad nacional» y prometió un referéndum constitucional y unas elecciones, tras finalizar la transición, para «la vuelta al orden constitucional».

Desde el principio, el general ha contado con el apoyo de la comunidad internacional, encabezada por Francia, la Unión Europea y la Unión Africana, ya que el Ejército de Chad es uno de los pilares de la lucha contra grupos yihadistas en la región del Sahel.