El Parlamento marroquí revisará su relación con la Eurocámara tras publicar una resolución crítica con Rabat

Rabat, (EFE).- El Parlamento de Marruecos decidió hoy revisar sus relaciones con el Parlamento Europeo (PE) después de la resolución aprobada por la instancia europea el pasado día 19, que urge al país magrebí a respetar la libertad de expresión y a liberar a periodistas críticos encarcelados.

La decisión la comunicó el presidente de la Cámara de Representantes (cámara baja), Rachid Talbi Alami, en una declaración leída al final de una sesión conjunta de las dos cámaras del Parlamento marroquí para reaccionar a la última resolución del PE.

«El Parlamento marroquí decide a partir de hoy revisar sus relaciones con el Parlamento Europeo y someterlas a una evaluación integral para tomar decisiones apropiadas y firmes», se lee en la declaración, que será comunicada a la presidencia del PE.

La declaración califica la resolución de la Eurocámara de «inaceptable» y afirma que «destruye la relación de confianza» entre las dos instituciones parlamentarias.

El Parlamento de Marruecos decidió este lunes revisar sus relaciones con el Parlamento Europeo (PE). EFE/Mohamed Siali

Criticas al Parlamento Europeo

«El Parlamento de Marruecos toma nota con gran asombro e indignación de esta resolución, que destruye la confianza entre las instituciones legislativas marroquíes y europeas y afecta al fondo de los logros que se han producido en varias décadas», se indica en el texto.

La institución marroquí considera la decisión del PE «una usurpación inaceptable de la independencia de las instituciones judiciales» del país magrebí y manifiesta su «absoluto» rechazo a las «tendencias de tutela de cualquier parte que sea, independientemente del nivel de relaciones que mantiene con Marruecos».

Defensa de los derechos humanos

El Parlamento marroquí insiste en el aferramiento del país a los derechos humanos «tal y como son reconocidos internacionalmente», y recuerda su papel como garante de los derechos y las libertades y las formas de ejercerla y su acción de controlar la acción del gobierno y las políticas públicas.

Al mismo tiempo, rechaza «el uso político de casos que son de derecho común», en referencia a los casos de los periodistas Omar Radi, Suleimán Raisuni y Taoufik Bouachrin, condenados respectivamente a seis, cinco y quince años de cárcel por delitos sexuales y de espionaje, de quienes el PE reclamó su liberación.

«El Parlamento marroquí lanza un llamamiento a las fuerzas políticas europeas para que den muestras de sabiduría y sobriedad y rechacen la deliberada confusión entre los derechos humanos protegidos en Marruecos por la Constitución, las leyes y las instituciones por un lado, y las denuncias carentes de credibilidad promovidas por algunos partidos y organizaciones conocidas por sus posiciones hostiles contra Marruecos, por otro lado», recalca la declaración.

La resolución de la Eurocámara, que salió adelante por 356 votos a favor, 32 en contra y 42 abstenciones, también recomienda restringir el acceso de representantes de Marruecos a las sedes de la institución mientras dure la investigación por el escándalo de corrupción en el que presuntamente estaría involucrado este país, además de Catar y Mauritania.

Oposición, patronal y sindicatos marroquíes, unidos contra resolución

Los partidos en la oposición, la patronal y los sindicatos marroquíes se mostraron unidos en contra de la resolución que instó al país magrebí a respetar la libertad de expresión, a la que calificaron de «farsa», «injerencia» y «error gravísimo».

Los portavoces de los grupos opositores al Gobierno tripartito marroquí, así como de los principales sindicatos y de la patronal, se pronunciaron de forma apabullante contra de la resolución en el pleno de las dos cámaras del Parlamento marroquí celebrado para tratar este tema.