Noche de protestas en la ciudad china de Cantón

Pekín (EFE).- La ciudad de Cantón, en el sur de China, anunció hoy la reapertura de varios distritos de la urbe que permanecían confinados en medio del descontento por los encierros, que anoche provocaron enfrentamientos de residentes con la policía.

Según anunció la autoridad sanitaria local en un comunicado, los distritos de Panyu, Liwan, Tianhe, Conghua y Huadu han levantado esas restricciones anti-pandémicas, mientras que el de Haizhu, el más golpeado por el virus, permitirá, «en principio», que algunos de los contactos cercanos de contagiados se confinen hoy en casa en lugar de centros comunitarios habilitados para ello.

Varias personas en Cantón se enfrentaron anoche con policías antidisturbios enfundados en trajes EPI, según vídeos difundidos en las redes sociales, en un momento de protestas y descontento entre la población del país asiático contra la política de cero covid.

Un sanitario en una zona restringida por covid-19 de China avivada por las protestas
Un sanitario en una zona restringida por covid-19 de China. EFE/EPA/Wu Hao

Según uno de los vídeos, difundidos en Twitter -prohibida en el gigante asiático-, se ve a decenas de policías avanzando en formación sobre barricadas que los manifestantes habían derribado.

En otro vídeo se puede apreciar cómo quienes protestas lanzan botellas de vidrio hacia los agentes y, en otro, cómo caen botes de gas lacrimógeno en un callejón mientras la gente trata de escapar.

En un tercero, se ve a la policía llevándose a una serie de personas a otro lugar.

Disputas por las restricciones

Aunque no queda claro qué provocó los enfrentamientos, testimonios compartidos en las redes apuntan a que todo empezó con una disputa sobre las restricciones impuestas en la ciudad, hogar de 15 millones de personas y particularmente afectada por la oleada de rebrotes en China, que está dejando cifras récord de contagios.

Las miles de nuevas infecciones diarias en Cantón han desembocado en los últimos meses en cierres de numerosos distritos, contra los que se han rebelado algunos residentes.

Muchas de las personas confinadas son emigrantes de zonas rurales que han tenido que buscarse refugios imprevistos.

El descontento generalizado por todo el país terminó por provocar el pasado fin de semana protestas en otras ciudades como Pekín y Shanghái, en las que los manifestantes mostraron su rechazo a las restricciones y enseñaron hojas de papel en blanco que representaban su oposición a la censura.

Policía china en las protestas contra las restricciones por la covid-19
Policía china durante las protestas por las restricciones por la covid. EFE/EPA/Mark R. Cristino

Sin referirse explícitamente a las protestas, el máximo órgano del gobernante Partido Comunista (PCCh) a cargo de las fuerzas del orden señaló anoche en un comunicado que tomará «medidas enérgicas» contra «actividades de infiltración y sabotaje» provenientes de «fuerzas hostiles».

Cifras de contagios a la baja

Entretanto, las cifras de nuevos contagios de covid se redujeron hoy tras cinco días de aumentos consecutivos con 37.828 casos detectados en la víspera, de los que 33.540 (un 88,6 %) son asintomáticos según los estándares de la institución.

Si bien las cifras de infecciones y muertes (oficialmente, 5.233) son bajas en comparación con otros países, la implacable política de cero covid ha generado frustración por sus fuertes medidas, como el aislamiento de contagiados, estrictos controles fronterizos, campañas masivas de pruebas PCR y confinamientos generalizados.

La estrategia, que se mantiene vigente desde 2020 a pesar de los síntomas de agotamiento, ha provocado también una desaceleración del crecimiento económico, interrumpido cadenas de suministro y agitado los mercados financieros.

Por su parte, el Gobierno defiende que ha salvado millones de vidas y que, de renunciar a ella, el país sufriría un colapso hospitalario y un aumento repentino de fallecimientos, especialmente entre la población mayor, uno de los grupos más vulnerables pero también uno de los más reticentes a inocularse.