Putin endurece las penas por deserción y facilitará el pasaporte a los extranjeros que se alisten

Moscú (EFE).- El presidente de Rusia, Vladímir Putin, firmó hoy la ley que enmienda el Código Penal para endurecer las penas por la deserción, el saqueo y la rendición voluntaria de militares en tiempos de guerra.

La ley establece penas de entre cinco y 15 años de cárcel según los diferentes grados de deserción y de duración, según el documento publicado en el portal de información legal de la Administración.

Según la agencia oficial TASS, el artículo 333 del Código Penal de Rusia se complementa con una tercera parte, según la cual «la ausencia del lugar de servicio sin permiso, la deserción con armas, así como la deserción de un grupo durante la movilización o la ley marcial, en tiempo de guerra o en las condiciones de un conflicto armado será sancionado con pena privativa de libertad de cinco años o hasta de quince años».

El presidente de Rusia, Vladímir Putin.
El presidente de Rusia, Vladímir Putin. EFE/EPA/Sergei Bobylev/Sputnik/Kremlin/Archivo

Por abandonar el lugar de servicio sin autorización, no presentarse a tiempo sin una buena razón por más de dos días (pero no más de diez) durante el período de movilización o ley marcial, el castigo es de hasta cinco años de prisión.

Además, si un militar elude sus funciones fingiendo enfermedad, automutilándose, falsificando documentos u otros engaños en las condiciones de movilización puede ser condenado a entre cinco y 10 años de prisión.

La ley recoge además que quienes se rindan voluntariamente al enemigo enfrentarán una pena de prisión de entre tres y diez años.

Sin embargo, una primera infracción puede quedar exenta de responsabilidad penal siempre que el soldado haya tomado medidas para su liberación, haya regresado a su unidad o lugar de destino y no haya cometido ningún otro delito durante su cautiverio.

Rusia destituye al general encargado de logística bélica

Rusia reemplazó hoy a su militar de mayor rango a cargo de la logística de la campaña bélica en Ucrania cuando se cumplen siete meses de la guerra en el país vecino sin que el Kremlin haya logrado sus objetivos, que ahora pretende lograr con una movilización parcial y referendos de anexión.

El general Dmitri Bulgákov fue relevado de su cargo de viceministro de Defensa de Rusia debido a que recibió otro destino», señaló escuetamente el Ministerio de Defensa.

En su lugar fue designado el general coronel Mijaíl Mizíntsev, hasta ahora jefe del Centro de Control de Defensa Nacional de la Federación Rusa y quien fue el encargado de «dirigir personalmente» el asedio a la ciudad portuaria de Mariúpol, según Ucrania.

Nuevo artículo en la ley: Saqueo

La ley complementa el Código Penal de la Federación Rusa con un nuevo artículo 356.1 «Saqueo». Tal acto sin circunstancias agravantes será sancionado hasta con seis años. El saqueo cometido con uso de violencia no peligrosa para la vida o la salud, o con amenaza de tal violencia, será sancionado con pena de prisión de hasta diez años.

Según la nueva ley, el saqueo cometido por un grupo de personas por acuerdo previo, en gran escala, o con el uso de violencia peligrosa para la vida o la salud, o con la amenaza de tal violencia, será castigado con pena de prisión de tres a doce años.

El castigo más severo -prisión de ocho a quince años- está previsto para los saqueos cometidos por un grupo organizado, en una escala especialmente grande, así como combinados con amenazas de asesinato o daños corporales graves a la víctima.

Por incumplimiento de la orden del comandante en tiempos de guerra y por la negativa de un soldado a participar en las hostilidades, se establece un castigo de hasta tres años de prisión y, en caso de consecuencias graves, hasta 10 años.

Rusia admite una fila importante de coches que quieren cruzar a Georgia

Rusia admitió este sábado la existencia de una fila importante en el cruce fronterizo con Georgia, ya que hay 2.300 vehículos esperando en Osetia del Norte para poder pasar por el paso de Verjni Lars, el único entre los dos países.

«Actualmente, en el territorio de la república de Osetia del Norte-Alania, hay una acumulación importante de automóviles que esperan poder pasar el paso fronterizo de Verjni Lars. Hay unos 2.300 en total», señaló el Ministerio del Interior de la región rusa.
La policía osetia instó a los ciudadanos a abstenerse de viajar en dirección de Georgia.

«El departamento de tráfico de la república recomienda viajar fuera de Rusia y una vez más insta a los automovilistas a mostrar comprensión por la actual situación y a cumplir estrictamente las reglas viales», señaló el Ministerio del Interior.

La cola se ha ido acumulando desde el miércoles, cuando el presidente ruso, Vladímir Putin, decretó la movilización parcial para enviar a unos 300.000 reservistas a combatir a Ucrania.

Edición web: Marina González