Ascienden a once los muertos en los ataques con misiles a Zaporiyia

Leópolis (Ucrania) (EFE).- El número de muertos por el ataque con misiles lanzado el jueves por las fuerzas rusas en la ciudad ucraniana de Zaporiyia asciende ya a once, según el último balance del Servicio Estatal de Emergencias de Ucrania (SE).

Este servicio ha informado de que los equipos de rescate han recuperado de entre los escombros los cadáveres de ocho personas, que se suman a los tres que se encontraron ayer.

Decenas de efectivos continúan trabajando e incluso siguen sacando a personas vivas bajo de los restos de los edificios.

El ataque con misiles en la ciudad de Zaporiyia se produjo el jueves y afectó a dos inmuebles de una zona residencial.

Kirilo Timoshenko, jefe adjunto de la Oficina del Presidente, informó de que Rusia bombardeó el centro de Zaporiyia con misiles S-300.

«El bombardeo se llevó a cabo presumiblemente desde un sistema de misiles tierra-aire S-300. Los misiles cayeron en el centro de la ciudad», escribió en un mensaje en Telegram.

Drones iraníes

Las autoridades ucranianas informaron ayer de dos ataques con misiles en esta ciudad.

En el primero, el ejército ruso disparó siete cohetes contra edificios residenciales y dos inmuebles de varios pisos quedaron destruidos.

Poco después de este bombardeo se registraba un segundo ataque en la zona.

«Atención. Otro ataque con misiles del enemigo», advertía el jefe de la administración militar regional de Zaporiyia, Oleksandr Staruj, en un breve mensaje en Twitter.

El responsable militar hacía también un llamamiento a la población a ponerse a cubierto, una recomendación similar a la formulada por el secretario del ayuntamiento de Zaporiyia.

Hoy las fuerzas militares rusas han atacado de nuevo la ciudad, pero utilizando por primera vez drones iraníes, según la denuncia del jefe de la Administración Militar Regional de esta ciudad del sur de Ucrania, Oleksandr Starukh.

En una información difundida en su canal de Telegra, citada por la agencia ucraniana Ukrinform, Starukh afirmó que las fuerzas de ocupación «emplearon aeronaves no tripuladas por primera vez» contra la ciudad y que anteriormente ya se utilizaron aparatos de fabricación iraní del tipo Shahed-136, conocidos como «drones kamikaze», en otras partes de Ucrania.