Rusia asegura que la suerte de Soledar está echada pero Ucrania lo niega

Moscú/Leópolis (Ucrania) (EFE).- Rusia aseguró hoy que la suerte de la ciudad de Soledar, en el este de Ucrania, está echada, aunque admitió que varios centenares de soldados ucranianos aún ofrecen resistencia en el centro de esa localidad, prácticamente reducida a ruinas tras meses de bombardeos.

«Unidades de las fuerzas aerotransportadas han bloqueado Soledar desde el norte y el sur. Las fuerzas aéreas atacan las fortificaciones enemigas y las unidades de asalto luchan en la ciudad», afirmó en comparecencia de prensa el portavoz del Ministerio de Defensa de Rusia, teniente general Ígor Konashénkov.

El parte militar se produjo horas después de que jefe de la compañía militar privada Wagner, Yevgueni Prigozhin, anunció que sus hombres se habían hecho con el control de «todo el territorio de Soledar».

Sin embargo, Prigozhin, un empresario próximo al Kremlin que en lo últimos meses ha cobrado más notoriedad por reclutar a miles de presos para combatir en Ucrania, admitió que aún hay combates en la ciudad.

En todo caso, insistió en que las únicas unidades de asalto rusas que combaten en Soledar son las de Wagner, atribuyendo en exclusiva a su compañía privada los avances en ese frente, los únicos destacables de las fuerzas rusas en varios meses.

Ucrania niega la caída de Soledar

El mando militar de Kiev negó que la ciudad, considerada uno de los baluartes de las lineas defensivas ucranianas en ese sector del frente del Donbás, haya caído bajo control de Rusia.

«Los rusos dicen que Soledar está bajo su control. No es cierto. Esperen los detalles en el informe del Estado Mayor», dijo Serhiy Cherevatryi portavoz del Grupo Oriental de las Fuerzas Armadas ucranianas, citado por la agencia Ukrinform.

La viceministra de Defensa de Ucrania, Hanna Malyar, afirmó, por su parte que en Soledar «el enemigo no presta atención a las grandes pérdidas entre su personal y continúa atacando activamente».

«Los accesos a nuestras posiciones están simplemente sembrados de cuerpos de combatientes enemigos muertos», escribió Malyar en su canal de Telegram.

Agregó que Rusia ha enviado unidades de reemplazo a Soledar y ha aumentado el número de mercenarios de Wagner, pero «no ha podido romper las defensas ucranianas y capturar completamente la ciudad».

Unos 500 ucranianos aún resisten, según los rusos

El experto militar y consejero de la jefatura de la anexionada por Rusia república popular de Donetsk (RPD), Ian Gaguin, señaló que las informaciones que llegan desde la ciudad indican hasta 500 militares ucranianos permanecen aún allí.

«Esa es, aproximadamente, la cifra que mencionan los comandantes de nuestra unidades», dijo Gaguin en declaraciones a la agencia oficial rusa TASS.

Agregó que difícilmente los efectivos ucranianos que permanecen en Soledar podrán resistir mucho más tiempo y recalcó que solo tienen dos opciones: morir o rendirse.

Clave para allanar el camino a dos bastiones ucranianos

El jefe interino de la RPD, Denís Pushilin, destacó que la «liberación» de Soledar pondrá en mejor posición a la tropas rusas para controlar las ciudades de Artiomosk (Bájmut) y Sivirsk y allanaría el camino hacia Sloviansk y Kramatorsk, las dos mayores ciudades del Donbás leales a Kiev.

Según Pushilin, la situación esta llegando a un «punto de inflexión en la liberación del territorio de la república popular de Donetsk».

En su último informe, el estadounidense Instituto de Estudios de la Guerra (ISW, por sus siglas en inglés) destacó que la captura de Soledar no supondría el cerco inmediato de Bájmut.

«El control de Soledar no necesariamente permitirá que las fuerzas rusas ejerzan el control sobre las líneas de comunicación terrestres ucranianas críticas hacia Bájmut», señaló el ISW.

El presidente ucraniano, Volodimir Zelenski.
El presidente ucraniano, Volodimir Zelenski. EFE/EPA/Oleg Petrasyuk/Archivo

Zelenski examina la situación en la frontera con Bielorrusia

El presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, llegó hoy a Leópolis, en el oeste del país, donde se reunió con jefes militares, que le informaron de la situación en la frontera con Bielorrusia y las medidas de seguridad que se han adoptado en la región.

«Entendemos que, aparte de declaraciones contundentes, allí no vemos nada en tal sentido; sin embargo debemos estar preparados, tanto en la frontera como en las regiones», dijo Zelenski.

El mando militar ucraniano ha descartado de momento un ataque ruso desde el territorio de Bielorrusia -como el que Rusia lanzó al comienzo de su campaña militar en Ucrania- pese a que Moscú ha desplegado en ese país cerca de 10.000 soldados y una ingente cantidad de tanques y vehículos militares.

Según Kiev, los continuos desplazamientos de las tropas rusas a Bielorrusia tienen como único objetivo que Ucrania distraiga fuerzas de los frentes orientales.

Rusia sustituye al jefe de las fuerzas militares

Rusia sustituyó hoy al comandante de las fuerzas militares que combaten en Ucrania desde febrero de 2022, cargo que asumirá Valeri Guerásimov, actual jefe del Estado Mayor del Ejército ruso.

Guerásimov, de 67 años, releva al general Serguéi Surovikin, quien fue el que recomendó en noviembre la retirada rusa del norte de la región ucraniana de Jersón, considerado el peor revés sufrido por las tropas rusas en el conflicto.

Por orden del ministro de Defensa, Serguéi Shoigú, Surovikin ejercerá a partir de ahora el cargo de subjefe de la agrupación conjunta de tropas en la zona de la «operación militar especial».

El motivo del nombramiento de Guerásimov es «la ampliación de la magnitud de los objetivos a cumplir y la necesidad de la organización de una cooperación más estrecha entre las diferentes tropas del Ejército ruso».