Una misión de alto nivel de la OEA pide un diálogo y una tregua política en Perú

Washington (EFE).- La Misión de Alto Nivel de la Organización de Estados Americanos (OEA) pide a Perú convocar un diálogo e iniciar una tregua política para superar la crisis de gobernabilidad que atraviesa el país.

La misión, que visitó el país suramericano la semana pasada, presenta hoy su informe preliminar ante el Consejo Permanente de la OEA, en el que dio una serie de recomendaciones y un análisis sobre la situación actual en Perú.

Fotografía cedida hoy por la Organización de Estados Americanos (OEA) que muestra la sesión del Consejo Permanente, en Washington (EE.UU.). EFE/OEA/Juan Manuel Herrera

El documento, que fue leído por el excanciller paraguayo Eladio Loizaga en el Consejo Permanente, pide a los actores políticos del país convocar un diálogo formal entre «la presidencia, el legislativo, las altas cortes» y otras partes implicadas.

Este diálogo, recomendó el informe, debe ser independiente y podría ser apoyado por una organización internacional si «así lo consideran» las partes.

Una tregua política de 100 días

Mientras se convoca, el informe de la OEA aconseja llamar a una tregua política de 100 días para que el presidente peruano, Pedro Castillo, y su equipo político puedan llevar adelante su plan de gobierno.

El secretario general de la OEA, Luis Almagro, estima que las recomendaciones del informe deben ser abordadas en un Consejo Permanente en los próximos días y sugiere a los estados miembros proponer una resolución.

Almagro destaca ante el pleno de la OEA que el informe preliminar contiene «elementos de preocupación», como referencias a que la «democracia en Perú está en cuidados intensivos» y que existe un «acoso permanente y confrontación entre los poderes» del Estado.

La Misión Especial de la OEA

La Misión Especial de la OEA, que estuvo integrada por cancilleres de varios países y sostuvo casi 30 reuniones durante su visita a Perú, también pidió al Tribunal Constitucional del país pronunciarse cuando «se presente un impasse entre los poderes».

El informe preliminar asegura que la institucionalidad democrática en Perú está en riesgo debido a la inestabilidad.

Un ambiente altamente polarizado, acoso permanente y confrontación entre poderes o el uso excesivo de herramientas de control político, entre otros factores.

«Entre los poderes del Estado existen acusaciones y señalamiento de que el riesgo de gobernabilidad reside en el otro poder, y no en ellos mismos», señala el documento.

El canciller de Perú, César Landa (c), recibe a miembros del Grupo de Alto Nivel de la Organización de Estados Americanos (OEA) desplazado a Perú, en el Palacio de Gobierno en Lima (Perú). EFE/Stringer

Esta confrontación permanente es la culpable de que exista una «pérdida de credibilidad» por parte de la población en los poderes del Estado.

Los peruanos ven al Estado como «actores que no están pensando en el bien común de la población», indica el informe.

La misión especial añade la existencia de racismo en el país, asegurando que la presidencia de Castillo «puso de manifiesto» este problema en el país, y pidió a los actores políticos y de la sociedad civil respetar los derechos humanos.

La intervención de la OEA sobre la situación en Perú se produjo a petición de Castillo, quien solicitó al organismo activar la Carta Democrática Interamericana tras considerar que se está presentando una «nueva modalidad de golpe de Estado» en su contra.

Desde que Castillo asumió su mandato en julio del año pasado, el país ha sido escenario de varias marchas a favor y en contra del mandatario.

En quince meses de gestión ha sorteado dos intentos fallidos de destitución por parte de la oposición parlamentaria.

Perú recibe el informe

El ministro de Relaciones Exteriores de Perú, César Landa, expresa ante la OEA la «predisposición» del Gobierno de Pedro Castillo a «evaluar e implementar» las recomendaciones de la misión enviada al país «que resulten más adecuadas» para superar la crisis política.

«El Ejecutivo desea expresar nuestra mayor consideración a los valiosos aportes emanados del trabajo realizado por el grupo de alto nivel y nuestra predisposición positiva para evaluar e implementar las alternativas que resulten más adecuadas de las sugerencias y que permitan al Perú remontar esta difícil situación política», dijo Landa.

El canciller intervino remotamente en dicha sesión que celebró el Consejo Permanente de la OEA para recibir el informe preliminar de la misión que visitó la semana pasada Perú para analizar la crisis política que vive.

La reacción de Castillo

El mandatario peruano, Pedro Castillo, hace un llamado a los presidentes del Congreso y del Poder Judicial para dialogar, tras la petición que hizo una misión de alto nivel de la Organización de Estados Americanos de que inicien una tregua que lleve a las partes a conversar ante la crisis política que afecta al país.

«Siguiendo con el espíritu con el que inicié mi gobierno y que está expresado en las recomendaciones de la OEA, hago un llamado a los titulares de las instituciones del Estado y a los líderes políticos y sociales del país para dialogar y asegurar la gobernabilidad», escribió Castillo en su cuenta de Twitter.

El presidente de Perú, Pedro Castillo (i), junto al canciller peruano, César Landa (d), y el exministro de Relaciones Exteriores de Paraguay Eladio Loizaga (c), quien encabeza el Grupo de Alto Nivel de la OEA, en Lima (Perú). EFE/Stringer

A juicio de Castillo, dicho informe «ha ratificado» que su gobierno «viene recibiendo ataques desestabilizadores por un grupo político que hasta hoy desconoce el voto popular y pretende vulnerarlo», algo que no aparece de forma tácita en el documento.

«Ratifico que, a pesar de todo, seguiré trabajando por la vigencia del estado constitucional de derecho, el equilibrio de poderes, la democracia fundada en la voluntad popular y por un país próspero que respeta a los poderes del Estado», añade el mandatario.

«Vital» la tregua política propuesta por la OEA

La primera ministra de Perú, Betssy Chávez, considera que es «vital» que en su país se inicie una tregua política propuesta por una misión de alto nivel que visitó Lima la semana pasada para analizar la crisis que enfrenta el Ejecutivo con el Legislativo.

Chávez admite, durante una rueda de prensa celebrada tras la reunión del Consejo de Ministros, que «los ánimos están algo crispados entre los poderes del Estado».

«Estos ministros están dispuestos y asumen con responsabilidad tomar en cuenta estas recomendaciones» de la OEA, añade.

Hace un llamado al diálogo con las organizaciones de la oposición para terminar con la crisis que enfrenta al Ejecutivo con el Legislativo desde el inicio de la actual gestión, a fines de julio de 2021.

«Dejemos la confrontación y empecemos a tender esos puentes que el país necesita», sostiene.