Varsovia dice que en grandes áreas de España «ya no hay ni un católico»

Cracovia (Polonia) (EFE).- El ministro polaco de Educación, Przemysław Czarnek, afirmó este lunes que, debido a «la intolerancia contra los cristianos que hay en Europa», «ya hay grandes áreas de España y Francia donde no hay ni un solo católico».

En una entrevista concedida a una radio polaca, Czarnek condenó la propuesta de algunos partidos de la oposición de su país de retirar las clases de religión de la enseñanza pública porque, dijo, «daría lugar a una generación horrible» de estudiantes, y puso como ejemplo a España y Francia.

En sus declaraciones, el ministro -conocido por sus posiciones ultraconservadoras y polémicas que hasta le han valido sentencias judiciales en su contra- se refirió también a la República Checa, los Países Bajos y Gran Bretaña, países donde, aseguró, «hay más no católicos que católicos».

Czarnek calificó de «programa implementado por el mundo izquierdista» la «idea de sacar la religión de las escuelas», algo que achacó a «la lucha contra la religión, la intolerancia hacia los cristianos que está presente en Europa y se da a gran escala en el mundo occidental».

Varsovia dice que en grandes áreas de España "ya no hay ni un católico"
Feligreses en una iglesia. EFE/Brais Lorenzo

El responsable de la Educación en Polonia -que pertenece al partido Libertad y Justicia (PiS), el mismo que el del primer ministro, Mateusz Morawiecki, que preside una coalición ultraconservadora- aseguró que «el vacío dejado por el catolicismo será llenado por otras civilizaciones, ya no latinas, ni cristianas, sólo aquellas que son hostiles al cristianismo y al mundo libre».

«Hay un programa de descristianización de Europa que también está presente en Estados Unidos y Canadá», declaró el ministro, «y avanza a un ritmo aterrador».

El polémico ministro vio como hace unos días el presidente polaco, Andrzej Duda, rechazó por segunda vez su proyecto de ley para permitir entre otras cosas que los estudiantes «sin motivación» sean castigados limpiando los pasillos de la escuela e incluso enviados a reformatorios.

Asimismo, el ministro polaco, que ha reclamado «incluir las enseñanzas del papa Juan Pablo II» en los currículos escolares, se ha referido en varias ocasiones a «la corrupción moral y la maldad» que según él acarrea una educación laica.

En septiembre, Czarnek fue obligado por una sentencia judicial a disculparse en público tras relacionar «la ideología LGTBI» con el nazismo y decir que los gais «no son iguales que la gente normal».