Sociedad Nuclear: España no puede permitirse prescindir del parque nuclear

Cartagena (Murcia), 26 sep (EFE).- El presidente de la Sociedad Nuclear Española (SNE), Héctor Dominguis, ha asegurado este lunes que “España está en una situación en la que no puede permitirse el lujo de prescindir del parque nuclear”, y ha apuntado que “se está jugando a hacer política con un tema tan estratégico como es la energía”, que no debería tener “colores políticos”.

Dominguis, quien ha presentado en Cartagena las actividades que se desarrollarán esta semana en la ciudad en el marco de la 47 Reunión Anual de la SNE, ha señalado que en los últimos años se ha generado “una especie de enfrentamiento entre fuentes de energía para defender ideologías”.

“Esto es un gran error que nos lleva a tomar decisiones cortoplacistas y nos lleva a tener un sistema energético y eléctrico inadecuado e ineficiente”, ha recalcado, advirtiendo de que “las decisiones que tomemos hoy la vamos a sufrir durante los próximos 50 años, igual que hoy estamos sufriendo las decisiones de hace más de 40 años con la moratoria nuclear”.

Por ello, ha abogado por “una estrategia energética” que debe tomarse a partir de un pacto de Estado “con razonamientos técnicos y científicos”, para tener “un sistema eléctrico estable y resiliente”.

El presidente de la SNE ha subrayado que “se debe reconocer el papel clave de la energía nuclear, junto con las renovables, para luchar contra el cambio climático, contra la dependencia energética y contra la subida de precios”.

En este sentido, ha señalado que 2023 es un “año clave” porque se revisa el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima, lo que, a su juicio, debe servir para crear un “marco regulatorio estable que permita y que haga viable la continuidad del parque nuclear español durante los próximos 20 años”.

Precisamente, España “es que el único país de Europa y del mundo que tiene actualmente centrales nucleares en operación y no está revisando el plan de cierre de sus centrales”, ha explicado Dominguis, quien se ha mostrado convencido de que “al final, ya sea por nuestra insistencia o por su propio peso, se decidirá finalmente la continuidad del parque nuclear español”.

El presidente de la SNE ha afirmado que “hoy por hoy España es de los países que más alto paga su electricidad en Europa y con la nuclear siempre se abarataría”, y ha opinado que la crisis energética “va más allá de la crisis de Ucrania” ya que “los precios empezaron a subir de forma desproporcionada hace algo más de un año” a consecuencia de la «excesiva dependencia de los combustibles fósiles».

También ha llamado la atención sobre el hecho de que, lejos de bajar su consumo, en España la primera fuente de energía durante el primer semestre del año han sido los combustibles fósiles, y es que, los ciclos combinados han empleado el doble de gas que en el mismo periodo del año anterior, pasando del 12,7% al 23,12%, con lo que “hemos exportado más electricidad subvencionada a otros países que nunca”, ha añadido Dominguis.

Por ello, la SNE reclama una revisión de la estrategia energética en la que la nuclear juegue un “papel protagonista” por su seguridad de suministro, por ser la fuente de energía “que menos CO2 genera” y porque es una energía “que se ve muy poco afectada en sus precios por situaciones geopolíticas externas y, por tanto, aporta competitividad industrial”.

Dominguis ha comentado que “se está viendo un cambio de opinión pública y cada vez son más las voces que reclaman la continuidad de la energía nuclear”, y ha citado a países con reactores en construcción, planificados o a los que se ha alargado la vida, como Francia, Reino Unido, Suecia, Bélgica o Finlandia, en este último caso liderado por el Partido Ecologista, además de Estados Unidos y China.