El presidente del TSJN, Joaquín Galve, interviene en la apertura del Año Judicial. EFE/Jesús Diges

El presidente del TSJN considera “alarmante” el aumento del 40 % de asuntos de violencia sobre la mujer

Pamplona (EFE).- El presidente del Tribunal Superior de Justicia de Navarra (TSJN), Joaquín Galve, ha considerado “alarmante” el aumento del 40 % de los procedimientos registrados en el primer semestre del año en los juzgados de Violencia sobre la Mujer en la Comunidad Foral.

“La situación es algo más que preocupante, diría que alarmante”, ha declarado en su intervención en el acto de apertura del Año Judicial celebrado en el Palacio de Justicia de Pamplona.

Galve ha señalado que la subida del año 2022 en relación a 2021 es del 48 % y la de órdenes de protección, del 17 %. El incremento en el partido de Pamplona, ha dicho, es “exponencial”, de 1.113 asuntos registrados en 2021 a 1.827 en 2022.

Esta situación llevó a priorizar, con carácter urgente, la creación del segundo juzgado de esta categoría en Pamplona, “lo cual, al parecer, ha sido admitido por el Ministerio de Justicia a partir del próximo año”, ha comentado.

La mayor subida, en Aoiz

Galve ha añadido que el problema sigue “latente”. El único juzgado en este momento existente en el partido judicial de Pamplona registró en el primer semestre del año 1.062 procedimientos, un 46 % más que en el mismo periodo el pasado año.

Según ha detallado, en el cómputo de todos los juzgados de violencia de Navarra, el incremento en este semestre fue del 40 %. “Merece especial mención el de Aoiz, con una subida de más del 140 %, lo cual reafirma el acierto de la petición que se hizo en el sentido de que, si se creaba el segundo juzgado en Pamplona, absorbiera la violencia sobre la mujer de Aoiz, lo cual parece que va a ser así”, ha dicho.

Además, desde el punto de vista funcional, Galve ha indicado que “parece más operativo” radicar esta materia en Pamplona, ya que el partido judicial de Aoiz, uno de los más extensos de España, con cerca de 3.000 kilómetros cuadrados (más extenso que la provincia de Guipúzcoa y prácticamente igual que Álava), reúne a más del 70 % de su población en cuatro municipios muy cercanos a Pamplona (valle de Elorz, Valle Aranguren, Valle de Egüés y Huarte).

Intervención del presidente del TSJN. EFE/Jesús Diges

Al acto de hoy, en el que también ha intervenido el fiscal superior de Navarra, Jaime Goyena, han acudido diversas autoridades, entre otras, el presidente del Parlamento de Navarra, Unai Hualde; la consejera de Interior, Función Pública y Justicia, Amparo López; y el delegado del Gobierno en funciones, Valentín Carrasco.

El segundo menor índice de jueces de España

En su intervención, Galve ha reivindicado los datos estadísticos logrados pese a contar con 10,7 jueces por cada 100.000 habitantes, el segundo menor índice de España, solo por debajo de Castilla La Mancha (10,2), cuando la media nacional es de 11,7.

Actualmente, ha informado, Navarra cuenta con 76 jueces, de los que 46 (60,5 %) son mujeres y 30 hombres.

En cuanto a los Letrados de la Administración de Justicia, la plantilla en Navarra es actualmente de 51, de los que un 77,5 % son mujeres. Además, hay 267 jueces de paz, y el número de funcionarios de la administración de justicia en este territorio asciende a 454.

En su intervención, ha desgranado por jurisdicciones el estado actual de los órganos judiciales navarros. En total, en 2022 se incoaron, aproximadamente, 75.300 procedimientos (un 16,5% más que el año anterior) y se resolvieron algo más de 71.000.De los procedimientos ingresados, un 54,5 % fueron penales, un 36 % civiles, y el resto, algo más del 7 %, fueron laborales y el 2,5 % contencioso administrativos.

La falta de espacio en el Palacio de Justicia

“El ingreso de asuntos subió en todas las jurisdicciones, excepto en la contencioso-administrativa, cuyo descenso, unido al aumento de los procedimientos civiles en un 22 %, de los laborales en un 10 % y, en el ámbito mercantil, de más de un 230 % los concursos de acreedores (de 48 a 161), en mi opinión, constituye un preocupante indicativo económico”, ha advertido.

También han experimentado un aumento el ingreso de asuntos en los juzgados de instrucción (21 %), así como en los juzgados de lo penal, de menores y de vigilancia penitenciaria. En los partidos judiciales distintos a Pamplona, el incremento de asuntos civiles es del 21 % (el más alto es el de Estella) y los penales un 11 %.

El problema de la falta de espacio en el Palacio de Justicia de Pamplona también fue abordado por el presidente del TSJN en su discurso.

Galve ha vuelto a incidir en que en este edificio no caben más órganos judiciales: “El segundo juzgado de violencia se va a ubicar apretando el ya existente, además de buscando espacios donde no los hay, o que ya estaban ocupados, lo que va a originar, previsiblemente, la necesidad de sacar de este edificio algunos de los servicios que se prestan en el mismo, con la incomodidad y el coste económico que ello supone”.

“Furibundos” ataques a los jueces

Por otro lado, Galve ha rechazado este jueves los “furibundos ataques e intentos de desprestigio a magistrados y órganos judiciales, acudiendo a la descalificación y al insulto personal”, con motivo de las rebajas de penas en aplicación de la ley del “sólo sí es sí”.

Estos ataques, ha dicho, son “alentados no sólo desde ciertos sectores sociales, sino, lo que es más preocupante, por algunos responsables políticos, cuyos reproches resultan censurables en el marco de la normalidad y, por supuesto, del más mínimo respeto institucional”.

En Navarra, ha informado, en el ámbito de la Sala de lo Penal del TSJN, han tenido entrada, hasta ahora, con independencia de las revisiones efectuadas por la Audiencia Provincial, 18 recursos sobre revisión de penas, ya todos resueltos, y de los cuales fueron estimados 8.

“Nos han llamado fascistas, fachas con toga, machistas y otra serie de lindezas y, muy recientemente, en un alarde de originalidad e intelectualidad, referido a dos magistrados de este Tribunal, se nos ha tildado de machismo judicial y Rubiales con toga. Ese es el nivel”, ha lamentado.

La reforma “era errónea”

Que algunas determinaciones de la ley “fueron un error, produciendo el efecto contrario al deseado, es evidente, pese a las repetidas advertencias que el Legislativo recibió, entre otros, del CGPJ”, ha recordado.

Galve ha apuntado que “tal evidencia de que la reforma era errónea ha sido recientemente ratificada por la jurisprudencia emanada de la Sala Segunda del Tribunal Supremo, a quien la Constitución proclama como órgano jurisdiccional superior en todos los órdenes, excepto el constitucional, aunque algunos y algunas se crean que son ellos y ellas a quien corresponde dicha facultad, a pesar de su más absoluta carencia de conocimientos universitarios sobre la materia en cuestión”.

El núcleo de las resoluciones judiciales dictadas, “y sin perjuicio de la concurrencia de eventuales circunstancias individuales que lo alteren”, viene refrendado a su juicio por una treintena de resoluciones del Tribunal Supremo, e incluso, “de forma implícita, grupos políticos que habían apoyado la reforma tuvieron que instar y votar favorablemente, cuando ya era tarde, la reforma de la reforma, seis meses después, mediante la L.O. 4/2023, de 27 de abril”.