Darias anuncia una transformación tecnológica sanitaria «sin precedentes»

Pamplona (EFE).- La ministra de Sanidad, Carolina Darias, quien ha visitado este jueves en el Hospital Universitario de Navarra los nuevos equipamientos puestos en marcha con el Plan de Inversión en Alta Tecnología (INVEAT) a través de los fondos europeos, ha anunciado una transformación tecnológica de la sanidad española «sin precedentes».

Darias, acompañada por la presidenta del Gobierno de Navarra, María Chivite, ha visitado en concreto el nuevo acelerador lineal para tratamientos del servicio de Oncología Radioterápica, cuya entrada en servicio está prevista para este mes.

Tras la visita, la ministra ha señalado en conferencia de prensa que de esta forma se ha podido ver «lo que significa la aplicación de los fondos europeos» a la mayor transformación de la sanidad española de las últimas décadas.

Obsolescencia del equipamiento médico

En España, ha apuntado, hay un problema de «obsolescencia» de equipamientos sanitarios y por ello se va a aplicar un plan de inversión de 800 millones de euros procedentes de los fondos Next Generation para la adquisición de 851 equipos de alta tecnología. A Navarra se van a destinar 13,5 millones para la adquisición de 13 nuevos equipos.

«Entramos en una nueva dimensión terapéutica», ha declarado la ministra, quien ha apostado por «llevar las mejores capacidades allí donde vive la gente».

La ministra atiende a los medios de comunicación tras la visita. EFE/Iñaki Porto

El acelerador lineal que ha visitado en el HUN es un dispositivo de última generación, el primero de este tipo concreto instalado en España y de los primeros de Europa. Tiene un sistema de inteligencia artificial que permite adaptar la radioterapia a la evolución de la enfermedad, optimizando así la dosis y consiguiendo una mejora en la precisión y en la reducción de los efectos secundarios. Este equipo, además, disminuirá el tiempo empleado en las sesiones por paciente, lo que redundará en su confort.

La adquisición de este equipo se enmarca en un proceso gradual de renovación tecnológica que tiene el objetivo de equipar con dispositivos de primer nivel a los centros sanitarios del Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea (SNS-O).

Estas mejoras tecnológicas, que incluyen una veintena de equipos en al menos doce servicios del HUN además de los hospitales de Tudela y Estella, se financiará en gran medida a través de fondos NextGenerationEU, procedentes de la Unión Europea, canalizados a través del programa INVEAT del Gobierno de España, así como con fondos propios de los Presupuestos Generales de Navarra.

La inversión en el equipamiento tecnológico se sitúa en una horquilla entre los 28 y los 30 millones de euros (en función el coste final de algunos equipos pendientes de adquirir), a los que habría que sumar en torno a seis millones más en concepto de obras de adaptación de los espacios, de modo que el montante final de la inversión se situaría en torno a los 35 millones de euros.

Chivite: «Un salto cualitativo tecnológico relevante»

La presidenta Chivite ha calificado la puesta en marcha de este equipo como un “salto cualitativo tecnológico relevante, parte de un proceso de renovación y modernización de las infraestructuras y equipamientos, que nos va a situar a la vanguardia de los tratamientos de radioterapia no solo en España sino incluso a nivel internacional. Y todo ello para el beneficio de profesionales y de pacientes desde el sistema público”.

Al término de la visita, la ministra de Sanidad y la presidenta de Navarra, acompañadas por la consejera de Salud y directivos del departamento y del Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea, han mantenido una reunión con la Dirección del Hospital Universitario de Navarra y con las jefaturas médicas y de enfermería del centro.

Durante esta sesión se han detallado el conjunto de las inversiones que componen la renovación tecnológica, que tuvo su punto de partida el pasado mes de mayo, con la entrada en servicio de un quirófano híbrido de última generación para intervenciones del Servicio de Cirugía Vascular del HUN.

Las autoridades posan junto al nuevo acelerador lineal del HUN. EFE/Iñaki Porto

Además del acelerador lineal que se presenta ahora, el servicio de Oncología Radioterápica incorporará otro similar el próximo junio, que se añade a un tercero instalado a finales de este verano.

Destaca asimismo la incorporación de un PET-TC para el servicio de Medicina Nuclear, un aparato del que el Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea no dispone por ahora, lo que ha venido obligando a realizar derivaciones a centros externos. También está prevista para este servicio la adquisición un SPECT-TC en septiembre de 2023 y de dos gammacámaras portátiles en las próximas semanas.

Más del 60 % de los pacientes oncológicos reciben radioterapia en algún momento de su enfermedad. El Servicio de Oncología Radioterápica del HUN atendió el pasado año a más de 1.500 nuevos pacientes y, junto al Servicio de Radiofísica y Protección Radiológica, realizó más de 2.000 tratamientos.