Inacio Gomes recibe el Premio “Navarra de Colores 2022”

Pamplona (EFE).- El joven Inacio Gomes Mendes, quien se define a sí mismo como «un navarro de Guinea Bissau», ha recibido este viernes el Premio “Navarra de Colores 2022”, en un acto en el que la presidenta María Chivite ha apostado por construir la convivencia desde la pluralidad y la interculturalidad.

Inacio Gomes, nacido hace 24 años en Calequise (Guinea-Bisáu), pero residente en la Comunidad Foral desde los 14 años, ha sido escogido por el jurado como ganador del galardón que reconoce a aquellas personas de origen migrante que se han destacado por representar los valores de convivencia y puesta en valor de la población de origen migrante que vive en Navarra.

Llegar a Navarra, un «regalo» de la vida

En su intervención, Gomes ha destacado que llegar a Navarra fue «un regalo» que le hizo la vida y se lo ha agradecido en especial a su madre, Cornelia, por el esfuerzo de sacar adelante a sus cinco hijos después de la muerte de su marido.

También ha tenido palabras de agradecimiento a todas las entidades y personas que le han acompañado en su vida: Fundación Santa Lucía, Fundación SEI, Lantxotegi, CI Agroforestal, Larraona Claret, Fundación Ilundáin y el equipo de baloncesto del Sagrado Corazón, donde entrena a «niñas campeonas”.

“Me gustaría que las personas que hablan de nosotros dejaran de hacerlo para hablar con nosotros. Es importante que demos visibilidad a hombres y mujeres de orígenes diversos que día a día aportan a esta Navarra de Colores, es importante que se nos conozca por lo que aportamos. Y es lamentable que siga metiendo más ruido un árbol que cae que todo el bosque que crece”, ha subrayado.

Gomes también ha recordado a «la gente que hoy sufre en lugares como Libia o Marruecos o el cercano Bidasoa soñando con proyectos y posibilidades. Europa debe mirarnos a los ojos, no para defenderse de nosotros sino para descubrir nuestra igual dignidad humana”.

El joven trabaja como jardinero en la Fundación Ilundáin, pero destaca especialmente su actividad como voluntario, monitor y entrenador de jóvenes en la travesía Transpirenaica Social Solidaria (TSS), que recorre el Pirineo desde el mar Cantábrico hasta el Mediterráneo. También en el equipo de baloncesto del Larraona Claret y el Sagrado Corazón.

Además, justo hace un año, en diciembre de 2021 salvó a un hombre de morir ahogado durante las inundaciones que tuvieron lugar en Burlada.

“Un futuro de esperanza, ilusión y oportunidad”

La presidenta Chivite ha deseado en este acto “un futuro de esperanza, ilusión y oportunidad” para todos los que han llegado a la comunidad desde otras partes del mundo y ha destacado el relevante papel de estas personas “mucho más allá la cultura”, también “contribuyendo a la economía, al mantenimiento del Estado de Bienestar y la natalidad” en Navarra, “que necesita ese impulso y que ahora se sostiene en buena medida por la población migrante”.

Además, ha tenido un especial recuerdo a aquellas personas que este año han llegado a Navarra huyendo del conflicto en Ucrania, a las que “nuestra comunidad ha mostrado una vez más solidaridad y empatía”, aunque “tenemos mucha tarea por hacer”.

La presidenta ha entregado estos galardones junto al consejero de Políticas Migratorias, Eduardo Santos, quien ha resaltado que este premio «proyecta un haz de luz sobre personas normales que hacen cosas excepcionales y para quienes lo cotidiano es un poquito más difícil, por su origen, por sus condiciones, por el esfuerzo diario que les exige vivir; y porque no heredaron ningún otro mérito que la humanidad que nos hace iguales ni ningún otro capital que la vida que reparte suertes desiguales”.

Entregados dos áccesit

En la misma categoría, el jurado ha otorgado dos accésit, de entre los ocho candidatos propuestos, uno de ellos a Bertha Sánchez, abogada mexicana de 46 años que actualmente ocupa el cargo de alcaldesa de Garínoain, convirtiéndose en la primera mujer edil del municipio y la primera de la Comunidad Foral en ser de origen migrante. Desde 2020 trabaja con las alcaldesas y alcaldes de los otros seis municipios que integran el valle de la Valdorba, con el objetivo de mejorar la calidad de vida de las personas que viven ahí.

La abogada mexicana Bertha Sánchez recoge su premio. EFE/Iñaki Porto

El otro accésit ha recaído en la joven abogada pamplonesa de origen ecuatoriano Johana Elisabeth Flores, de 32 años, quien trabaja como abogada de la Asociación Rumiñahui adscrita al Servicio de Asistencia a Víctimas de Discriminación Racial o Étnica.

Además, es vicepresidenta de la Agrupación de Jóvenes Abogados de Pamplona y, desde muy joven, formó parte activa del mundo del voluntariado. Colaboró con la ONG Itaka Escolapios, UNICEF Navarra, Cruz Roja Pamplona y la Asociación Pro Extranjeros de Navarra.

La joven pamplonesa de origen ecuatoriano Johana Elisabeth Flores. EFE/Iñaki Porto

Mención especial: África mil historias

Por otro lado, en la categoría de entidades sociales o asociaciones que se hayan destacado en 2022 por su participación activa, colaboración y contribución a la convivencia intercultural y la lucha contra el racismo y la xenofobia, el galardón ha recaído en el profesor Javier Ibáñez Iborra y su proyecto educativo “África. Mil historias” que ha llevado a cabo en el colegio público Marqués de la Real Defensa de Tafalla.

Se trata de un proyecto interdisciplinar de la clase de sexto (11 años) de Educación Primaria del Colegio Público de Tafalla para el curso 2021-2022 con el objetivo de que el alumnado conozca lo más relevante del continente con una visión positiva y optimista de África, huyendo de la historia única y los estereotipos.

En este proyecto, los alumnos, además de estudiar la historia, la cultura y la literatura de África, enviaron más de 74 cartas a instituciones, organizaciones internacionales y personas referentes africanas y afrodescendientes, recibiendo 51 respuestas de 24 países.

Ibáñez Iborra, que siempre se refiere a sus alumnos como “la clase que va a cambiar el mundo”, ha confesado que “el proyecto ha desbordado toda expectativa en cuanto a objetivos cumplidos y repercusión alcanzada».

«El alumnado se ha convertido en acérrimo defensor de la convivencia intercultural y contra el racismo y la xenofobia. Los chicos y chicas, que ahora tienen 12 años, nunca se olvidarán de este trabajo porque les ha cambiado la vida y, sin duda, les ha transformado en mejores personas, en activistas de la ciudadanía global”, ha dicho.

Reconocimientos

Por último, en el apartado de reconocimientos, en esta II Edición de los Premios Navarra de Colores se ha concedido al Ayuntamiento de Fitero, el Ayuntamiento de Burlada, IES Marcilla Marqués de Villena y el Club Deportivo Iruña.