La unidad y el rumbo de Europa, a debate en los Encuentros de Pamplona 72-22

Pamplona (EFE).- La “compleja y delicada” geopolítica que define a la Europa actual, las diferentes perspectivas que hay de ella y la posibilidad “real” de crear una identidad europea común, son algunos de los asuntos que centrarán este jueves el programa de los Encuentros de Pamplona 72-22 / Iruñako 72-22 Topaketak.

Será en un diálogo previsto entre el escritor y ensayista húngaro Làzló F.Földényi y el Catedrático en Filosofía español José Luis Villacañas Berlanga, quienes en rueda de prensa han abordado de forma breve algunos de los temas que tratarán este jueves.

Földényi ha destacado el cambio de rumbo que ha realizado Europa como continente tras la invasión rusa en Ucrania, uniéndose de un modo como “no había ocurrido en muchas décadas”. “Europa era tradicionalmente un continente fragmentado, pero el pasado 24 febrero con la amenaza de Rusia, vimos no la fragmentación sino la unificación de Europa. En este contexto vimos la unificación del continente por sus valores, por la democracia y el liberalismo”, ha afirmado.


Según Földényi, esta es la primera vez “desde el S.XVII” que Europa se muestra unida como continente y defiende unos valores tradicionales comunes. Lejos de mostrarse “optimista”, el escritor húngaro ha señalado que en Europa existe una crisis proveniente “de países como Polonia y Hungría, pero también del populismo.

El escritor Lászlo F. Földényi interviene en los Encuentros de Pamplona 72-22. EFE/ Jesús Diges


“En Hungría me siento atrapado por un gobierno, un presidente al que le gusta la democracia, pero no el liberalismo. Dice que son dos elementos que se excluyen entre sí. Yo soy de los que piensan que es inaceptable esto”, ha aseverado.


Por su parte, José Luis Villacañas ha señalado que “la pregunta sobre la deriva de Europa es solo media pregunta”, y que la cuestión “importante”, debe tratar sobre “la deriva del mundo”.


Una cuestión que ha relacionado con el federalismo de Europa, afirmando que este “solo será posible en la medida que no lo vea exclusivo para ella”.


“Europa solo puede salvarse y establecerse en ese estado federal si otros países, otros pueblos, eligen federarse de la misma forma. Si Europa está sola en esa construcción, no llegará a nada”, ha mantenido.


EUROPA, UN PODER SUBALTERNO


Más allá de la unidad de Europa como una federación de estados, Villacañas se ha referido a ella como “un poder subalterno que forma parte de este juego entre potencias, pero no es la que decide”.


Una posición que, según Villacañas, Europa debe abandonar porque “a diferencia de otros muchos países, cuenta con un arsenal económico, cultural y político que le permite cierta independencia de los grandes poderes hegemónicos”.

Y por lo tanto, “por sus principios filosóficos, por la forma en la que estructura su modo de vida”, Europa “no puede quedarse del lado del Kremlin ni de Pekín, pero tampoco del lado de lo que sucede en EE.UU y de una sociedad invadida por el racismo, la violencia, la desigualdad y el uso de las armas”, ha aseverado.

El escritor Lászlo F. Földényi (i) y el filósofo José Luis Villacañas posan ante la sede de los Encuentros de Pamplona 72-22. EFE/ Jesús Diges


En esta línea, Földényi ha apuntado que actualmente existe “la falsa idea de que la libertad nos pertenece”, y de que “desde que empezó esta guerra nos hemos dado cuenta de que la libertad es más importante que el liberalismo. Por eso tenemos que hacer algo por esa libertad que valoramos”.

El legado del arte en los Encuentros del 72 vuelve a los de 2022

Por otro lado, este miércoles se ha celebrado la mesa redonda ‘Arte, memoria y virtualidad ¿Qué puede el arte en un escenario de tránsito?’, una mesa redonda en la que sus ponentes han reflexionado sobre el legado de los Encuentros del 72 en la creación artística actual.

La han protagonizado los artistas Asier Mendizabal, profesor de escultura de la KKH, Royal Institute of Art de Estocolmo; los creadores navarros Carlos Irijalba y June Crespo, y la moderadora Susana Blas.

“Se nos intenta convocar a la memoria de un evento al que no podemos acudir desde nuestra memoria personal”, ha señalado Mendizabal, apuntando que ninguno de los ponentes vivió los encuentros de hace 50 años. “Existe un componente de algo que no llegó a ser lo que debía, o que no llegó a cuajar como se tenía pensado (…), pero sí hay un legado, una especie de genealogía, que tiene que ver con aquella idea de fracaso o de oportunidad perdida”, ha afirmado.

Por su parte, Irijalba ha señalado que, en cierto modo “se han mitificado mucho”, pero que realmente, “supusieron una especie de eclosión para diferentes expresiones”.


Arte como expresión de libertad


Ambos artistas han hablado sobre el papel del arte como una manifestación de la libertad, y han compartido la idea de que antes “existía una mayor sensación de libertad para la transgresión artística”.
“Si algo marca los encuentros es que manifiestan lo que puede hacer el arte en el espacio público, y lo que eso deviene. En el 72 en el espacio público no podía hacerse una manifestación del arte relacionada con la política y ahora se puede”, ha señalado Irijalba refiriéndose al contexto político con el que se desarrollaron los primeros encuentros.


Siguiendo esta idea, Mendizabal ha puntualizado que los Encuentros del 72, pese a no ser “una oposición artística absoluta al franquismo, en ellos el arte desbordó y cumplió su función”, pero ha aseverado que sería equivocado pensar “que en ese tiempo había una resistencia épica y ahora esta resistencia es más sutil”.

Respecto a la relación del arte y la virtualidad, Mendizabal ha señalado que, en cierto modo, “él núcleo” de los encuentros de hace 50 años está muy relacionado con “la potencia que tendría la confluencia de la tecnología digital y una forma de entender la participación horizontal en la cultura”.

“Aquellos encuentros, con una intuición muy fuerte, se ocuparon de esa idea de participación utópica de la sociedad junto, en su origen, con la nueva posibilidad que saldría en lo digital”, ha apuntado Mendizabal.

Edición web: María Montoya