Navarra, premiada por sus protocolos de justicia restaurativa y salud mental

Madrid/Pamplona (EFE).- El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ha entregado sus Premios a la Calidad de la Justicia. Estos reconocen, entre otros, al Gobierno de Navarra por su protocolos de colaboración en materia de atención a la salud mental y de justicia restaurativa.


El consejero de Política Migratoria y Justicia de Navarra, Eduardo Santos, ha sido el encargado de recoger el premio en un acto celebrado en Madrid.


También han sido galardonados los gobiernos de País Vasco y Comunidad de Madrid y un Juzgado de Las Palmas de Gran Canaria por proyectos para humanizar el paso por los tribunales de mujeres y niños víctimas de violencia.


En un acto al que ha asistido el presidente del CGPJ por sustitución, Rafael Mozo, ha sido entregado uno de los premios de esta décima edición de los premios al Gobierno del País Vasco, que ha recogido su director de Justicia, Eugenio Artetxe, por su programa de acompañamiento a víctimas de violencia de género en el ámbito judicial.

Premios Justicia
El consejero de Políticas Migratorias y Justicia, Eduardo Santos, durante su discurso tras recibir el premio para Navarra a la calidad de la Justicia, concedido por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), durante un acto. EFE/ Javier Lizón


Otro de los galardones ha sido para el Juzgado de Instrucción número 3 de Las Palmas de Gran Canaria, que ha recogido su titular Tomás Martín Rodríguez.


Este Juzgado ha dedicado instrumentos y recursos que facilitan el acceso a la justicia de los menores víctimas de violencia y ha generado espacios de tranquilidad, confianza y seguridad en la realización de las actuaciones judiciales para evitar una victimización secundaria.

Igualmente ha sido premiado un proyecto similar del Gobierno de la Comunidad de Madrid, que ha recogido la viceconsejera de Justicia, Yolanda Ibarrola, por su programa de atención a la infancia en sedes judiciales para que la participación de los menores en procedimientos judiciales se realice de la forma menos traumática impactante posible generando espacios amigables como un patio de juegos infantiles.


El presidente de la Sección Tercera de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana, Luis Manglano, ha recibido el premio que se le ha otorgado a la misma por lograr reducir los 9.039 asuntos pendientes en 2013 a 1.018 este años y el tiempo medio de respuesta de los 57,7 meses a 4,07 para los recursos de apelación y los 7,38 para los procedimientos ordinarios.


Su homólogo en la Audiencia Provincial de Alicante, Juan Carlos Cerón, ha recogido otro de los premios, otorgado a este tribunal, por impulsar conformidades antes de la celebración de juicios para posibilitar un ahorro de costes y agilizar los procedimientos.
También ha sido galardonado el gabinete técnico del Tribunal Supremo por su proyecto de elaboración y difusión de cuadernos de jurisprudencia y boletines.


Durante su discurso, Rafael Mozo ha animado a todos los profesionales de la Administración de Justicia a seguir trabajando para que la misma sea «más cercana a los ciudadanos, que les resulte más comprensible y más reconocible como propia, con la finalidad última de ofrecer un servicio público que esté a la altura de lo que la sociedad demanda». «La confianza de los ciudadanos en la Justicia es el mejor indicador de su calidad», ha asegurado.