Premian por su lucha contra la violencia machista a Médicos del Mundo, el IES de Azagra y Asun Casasola

Médicos del Mundo, el Instituto de Educación Secundaria Reyno de Navarra de Azagra y Asun Casasola, madre de la joven asesinada Nagore Laffage, han recibido este viernes los premios «Meninas 2022». Los galarones reconocen a personas, organizaciones o instituciones que luchan contra la violencia sobre la mujer.

Los concede la Delegación del Gobierno en Navarra dentro de los actos del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer que se celebra el 25 de noviembre. Los ha respaldado con su presencia el vicepresidente del Gobierno foral, Javier Remírez, y representantes de diferentes grupos del Parlamento de Navarra, así como otros cargos judiciales, policiales e institucionales pero también de colectivos sociales e incluso de víctimas.

Es el caso de Ana Delgado, quien se ha presentado como “una mujer tocada pero no hundida”, superviviente de la brutal agresión de su pareja en febrero de 2021 en Azagra. Delgado ha dado las “gracias por compartir mi lucha”, en una emocionante intervención aplaudida especialmente por el centenar de personas presentes.

A ella se ha dirigido en su intervención el delegado del Gobierno en Navarra, José Luis Arasti, para agradecerle su presencia y su figura. Es “ejemplo de la esperanza para las mujeres que están sufriendo esta lacra y a lo mejor no ven la luz” ahora, pero a quienes ella puede iluminar con su experiencia.

Premios Meninas 2022
El delegado del Gobierno en Navarra, José Luis Arasti, (i) tras la entrega a Asun Casasola (c) del premio Menina 2022 por su lucha contra la violencia sobre la mujer. EFE/ Villar López

Por otro lado, Arasti ha dado su reconocimiento a las personas y organizaciones reconocidas este año, en cuyos diez primeros meses ya son 38 las mujeres asesinadas en España a manos de sus parejas o exparejas (1.171 desde 2003). Es una negra lista que comenzó precisamente en Navarra con el asesinato de la joven Sara Pina en Tudela, primera víctima en 2022.

Contra todo ello, ha valorado la apuesta del Ejecutivo central por las políticas de igualdad con un presupuesto de 573 millones de euros previsto para 2023. Son “datos históricos porque nunca antes un Gobierno de España había destinado tantos recursos a la lucha contra la violencia de género”.

“En ese esfuerzo y en esa lucha”, ha señalado el delegado Arasti, “el trabajo de entidades y personas como vosotros y vosotras nos refuerza en nuestras convicciones y nos carga de argumentos a quienes, desde las administraciones públicas, seguimos defendiendo la igualdad y la erradicación de todas las formas de violencia sobre la mujer”.

MÉDICOS DEL MUNDO

Uno de los reconocimientos ha sido para Médicos del Mundo, que desde 2004 trabaja en la Comunidad Foral en cuestiones como migraciones, igualdad de género, educación o acceso a la salud.

En la concesión de la Menina se han valorado, singularmente, cuatro programas: la prevención de la violencia de género entre la población migrante, con especial énfasis en la mutilación genital femenina, la detección y derivación de las víctimas de trata con fines de explotación sexual, la intervención integral con mujeres prostituidas y víctimas de trata, y la prevención de los matrimonios forzados.

Ha recogido el premio la mediadora intercultural Farmata Ly Watt, «Aby», quien ha dado las gracias a quienes trabajan por la «erradicación de todas las formas de violencia» y ha apoyado la frase de la activista Angela Davis en favor de «no aceptar las cosas que no puedo cambiar, sino cambiar las cosas que no puedo aceptar».

IES DE AZAGRA

La segunda de las Meninas de este año ha sido para el Instituto de Educación Secundaria Reyno de Navarra de Azagra por su compromiso con la educación en igualdad y en la no violencia, con programas, talleres y charlas para una formación en valores como el respeto, la tolerancia, la solidaridad, la justicia y la libertad, que abordan la educación en igualdad desde una perspectiva transversal y la integra en todas las asignaturas.

Su directora, María del Mar Gonzalo, ha asegurado que «cualquier cambio social comienza a gestarse en las aulas», de ahí su «empeño en sembrar, regar y esperar esperanzados a que crezcan los mejores frutos», ha dicho acompañada para la ocasión por la vecina de Azagra Ana Delgado, víctima superviviente de violencia machista y «ejemplo diario de coraje, valentía, resiliencia».

ASUN CASASOLA

Además, la Delegación del Gobierno en Navarra ha reconocido este año a Asun Casasola, quien desde el asesinato de su hija, Nagore Laffage, en los sanfermines de 2008, se ha convertido con su militancia y su activismo contra la violencia machista en un símbolo de resiliencia y de lucha por la libertad de las mujeres y por el derecho a decir “no”.

Ella misma se ha referido a su labor de concienciación en centros educativos y «allí donde me llaman», porque «pienso que hay que trabajar desde abajo y concienciar» a partir de una experiencia propia terrible, si bien ha reconocido que «dentro de la desgracia me he sentido siempre arropada» por instituciones, familiares, amigos y colectivos.