Racismo institucional, danza y arte visual, en los Encuentros Pamplona 22-72

Pamplona (EFE).- La reflexión sobre el «racismo institucional», la danza y el arte visual han centrado este viernes una nueva jornada de los Encuentros de Pamplona 72-22.

Poner a las personas en el centro

La periodista e investigadora Helena Maleno y la escritora, investigadora y docente Brigritte Vasallo reflexionan en su diálogo «Difícil libertad» sobre «cómo se construyen unos márgenes y cómo se expulsa a personas fuera de esos márgenes y sobre el racismo institucional».


En el marco de los Encuentros de Pamplona 72-22 ambas investigadoras reflexionan sobre estos asuntos este viernes a las 19:00 horas en Baluarte «poniendo a las personas en el centro».


Brigitte Vasallo y Helena Maleno han presentado su diálogo en rueda de prensa, donde han hablado sobre «los mecanismos que está utilizando la ultra derecha, cuáles son novedosos y cómo usa la vulnerabilidad para construir ese discurso».


En cuanto al «racismo institucional» al que han hecho referencia, Maleno ha explicado que «la agenda migratoria está por encima de la ideología. No hay diferencia entre el gobierno de Salvini y el de España que es el más progresista de la historia».


Helena Maleno es testigo de las violencias que se ejercen en la frontera y de los procesos de persecución que sufren miles de personas.


Los últimos trabajos de Brigitte Vasallo muestran la paradoja existente entre el lenguaje normativo y la emancipación, cuestionan el poder de la enunciación y defienden la inclusión de lo subalterno en lo hegemónico.

El diálogo «Difícil libertad», título que rinde homenaje al pensamiento de Lévinas, plantea las dificultades de una defensa activa de la alteridad frente a muros y vallas fronterizas, hechos de alambres o gramáticas

«Dar voz a la gente común»

La coreógrafa, bailarina y directora Inés Boza y la profesora de acordeón e intérprete Edurne Arizu buscan «dar voz a la gente común» para crear la obra comunitaria BI_HOTZ/DOS_PULSACIONES y para ello han organizado talleres este sábado en Ciudadela.


A las 12:00 y a las 18:00 horas de este sábado, la Ciudadela, al lado de la Sala de Armas, acogerá estos talleres en el marco de los Encuentros de Pamplona 72-22 que, según han presentado las protagonistas en rueda de prensa, tratan de escuchar y mirar al mundo desde los lenguajes del cuerpo, la danza el teatro y la música.


Esta propuesta apela a la creatividad individual y colectiva y se dirige a toda persona interesada, con o sin experiencia artística.

Inés Boza y Edurne Arizu a su llegada a Baluarte. EFE/Iñaki Porto

Durante las tres primeras semanas los talleres se plantean en grupos separados que irán interaccionando entre ellos para, durante la cuarta semana, desarrollar en sesiones conjuntas la creación que se mostrará al resto de ciudadanos en el parque de la ciudadela.


«El espectador ya es un sujeto activo en el siglo XXI. Dar voz a la gente común y construir la obra desde ahí es el objetivo. Eso es lo que hacemos. Gente de todas las edades de esta ciudad. Combinamos lo que baila la gente joven y la gente mayor», ha explicado Boza.


Edurne Arizu ha contado que durante el proceso «ves que la ciudadanía quiere y desde abajo se podría llegar a lo artístico mucho más fácil de lo que creemos. Se genera algo. Nos llama la atención y da esperanza. El activismo poético no es solo un día, es un proceso».

Los teléfonos móviles son los protagonistas

Los artistas visuales Volkmar Klien, Eve Sussman y Simon Lee presentan este viernes en Baluarte a las 20:30 horas «All the reporters laughed and took pictures… (todos los reporteros se rieron y tomaron fotos), una performance donde el público y los teléfonos móviles son protagonistas.


La improvisación adquiere un papel importante en una performance donde se utiliza el channeling y se organiza a través de una plataforma para teléfonos inteligentes SADISS, según han presentado este viernes en una rueda de prensa los artistas.

Volkmar Klien, Eve Sussman y Simon Lee, participantes en los Encuentros Pamplona. EFE/Iñaki Porto


En el channeling se escucha un archivo de audio que contiene un discurso (en castellano, inglés o euskera) y se repiten las palabras en voz alta nada más oírlas. SADISS establece una red de canales que permite que los miembros de la audiencia, esencialmente convertidos en artistas, asuman diferentes roles en la comunicación colectiva de una narrativa.


Se trata de seis piezas de tres y cinco minutos. Tal y como han explicado los artistas, los móviles son herramienta, pero sirven para crear comunidad. «Son herramientas que nos influyen y pueden llevar a un cambio social, es una reflexión que queremos llevar a cabo», ha explicado Klien.


Una de las reflexiones que los artistas trasladan es que el control al que estamos sometidos por los teléfonos móviles, donde se reciben anuncios personalizados para influir en las decisiones de cada uno se pueda transformar en «controlar ese control».

Edición web: Javier Rodrigo