Rechazada la enmienda de NA+ a la totalidad de las medidas fiscales para 2023

Los votos en contra de PSN, Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e I-E han neutralizado la propuesta de Navarra Suma de devolver con una enmienda a la totalidad el Proyecto de Ley Foral de modificación de diversos impuestos y otras medidas tributarias del Gobierno de Navarra para 2023.

La enmienda a la totalidad con texto alternativo había sido planteada por NA+ por entender que el proyecto de medidas fiscales del Gobierno “no responde a las necesidades ni de las rentas medias y bajas, ni de las empresas», para quienes se demandaba una deflactación progresiva en la tarifa del IRPF, con el fin de atenuar el impacto de la inflación sobre su capacidad económica.

El grupo mayoritario hacía extensiva a empresas y trabajadores por cuenta propia la necesidad de aliviar las cargas fiscales en un momento de especial dificultad en el que se impone “proteger al tejido productivo y comercial sobre el que descansa el crecimiento económico y la creación del empleo, pilares básicos del estado de bienestar”.

Ante un previsible “notable frenazo del crecimiento del PIB e, incluso, escenarios de recesión en países europeos como Alemania”, el enmendante pedía una “reforma fiscal en profundidad dirigida a recuperar la competitividad perdida en los últimos siete años, fruto del continuo incremento de impuestos”.

Debate en el parlamento foral de la enmienda a la totalidad de NA+ a las medidas fiscales propuestas para 2023
El portavoz del grupo parlamentario de Navarra Suma, Javier Esparza, en el inicio del Pleno de Parlamento que ha rec hazado su enmienda a la totalidad de las medidas fiscales propuestas por el Gobierno. EFE/ Jesus Diges

Entre las medidas propugnadas por Navarra Suma constaba la ampliación de la deducción extraordinaria (IRPF de 2022) a las rentas de hasta 45.000 euros, 10.000 euros por encima de lo propuesto por los cinco grupos que sostienen al Ejecutivo Foral en la proposición de Ley que se debatirá hoy en este mismo pleno.

La iniciativa de Navarra Suma, con un coste de estimado de 140-150 millones para 360.000 potenciales beneficiarios, va asociada a una deflactación progresiva de la tarifa del IRPF hasta rentas de 50.000 euros, así como de una deflactación de los mínimos personales y familiares del 3 %.

La consejera Saiz defiende un proyecto «necesario»

La consejera de Economía y Hacienda, Elma Saiz, ha defendido el proyecto del Gobierno como “necesario y, sobre todo, enmarcado en la realidad que vivimos”, además de “largamente dialogado entre quienes han querido participar en su confección”, ha dicho sobre los acuerdos que lo sustentan firmados por el Gobierno y todos los grupos excepto NA+.

Entre los “tres principios que lo inspiran”, ha destacado el de “garantizar una Navarra justa y cohesionada que apueste por unos servicios públicos de calidad como base del bienestar y apoye la innovación y el emprendimiento”, con medidas, principalmente deducciones fiscales, impuestos y exenciones, que ha desgranado.

“Frente a esto, su enmienda a totalidad -ha dicho a Navarra Suma- que es la misma de los últimos tres años porque parte de la misma base de su planteamiento: No querer leer ni analizar con objetividad este proyecto” en lo que ha dicho es “una apuesta sistemática por el no a todo lo que traiga este Gobierno”.

Debate en el parlamento foral de la enmienda a la totalidad de NA+ a las medidas fiscales propuestas para 2023
La presidenta del Gobierno de Navarra, María Chivite escucha la intervención de la parlamentaria del Navarra Suma María Jesús Valdemoros en el inicio del Pleno de Parlamento que celebra este jueves sesión plenaria para debatir, entre otros asuntos, sobre el Proyecto de Ley Foral de modificación de diversos impuestos y otras medidas tributarias. EFE/ Jesus Diges

Por Navarra Suma, María Jesús Valdemoros ha defendido la enmienda a un proyecto de “un Gobierno débil” que los cuatro años ha estado “supeditado al socio premier” que es EH Bildu, como a su juicio muestra esta propuesta de medidas fiscales que “no responde a los anhelos” del PSN.

La portavoz de NA+ ha sido muy crítica con la “obsesión recaudatoria” sobre la que descansa el proyecto de Ley, cuando “ese no es el debate porque la recaudación no es un fin sino un medio” para, por ejemplo, mejorar los servicios que “hoy rotundamente han perdido calidad” en Navarra, y ese sí que es el “espíritu” de la enmienda para “inspirar una política fiscal generadora de prosperidad” con medidas para personas y familias, para el emprendimiento y la creación de empresas.

Todos los grupos, en contra de la propuesta de NA+

En los turnos en contra, Ainhoa Unzu (PSN) ha considerado la enmienda a la totalidad una “auténtica tomadura de pelo” porque “no hay fundamento ni argumento” que no sea el de “una escenificación” de Navarra Suma en su dinámica de “crispar a falta de un proyecto político propio”, ha dicho para defender el proyecto del Gobierno como “bueno para Navarra” porque plantea “un potentísimo” plan de medidas para apoyar a la clase trabajadora pero también para impulsar el emprendimiento.

Por Geroa Bai, Mikel Asiain ha aludido a la caída de la primera ministra del Reno Unido Liz Truss como ejemplo de la ”desconfianza” de los mercados por su plan fiscal de masiva bajada de impuestos, ha advertido a NA+ al advertir semejanzas en su propuesta, que además no contienen “nada nuevo”, de forma que 47 de las 81 enmiendas repartidas entre los diferentes impuestos “son copia de las presentadas el año anterior”, 20 de ellas repetidas en IRPF y 14 en sociedades.

El portavoz de EH Bildu, Adolfo Araiz, ha coincidido en vivir “el día de la marmota” con la postura de Navarra Suma contra los presupuestos y medidas fiscales planteados, y también con sus propuestas alternativas -que supondrían 400 millones menos de recaudación, ha calculado-, “todo ya oído y discutido” y que, en su opinión, se presenta en forma de enmienda a la totalidad con texto alternativo para tener “más visibilización política” y escapar de la “irrelevancia” en la que están desde hace dos legislaturas sin gobernar.

Mikel Buil (Podemos) ha dicho que “no salen las cuentas” con la propuesta de NA+ de una “bajada general de impuestos” a costa de dejar de recaudar cientos de millones de euros, algo que “no es responsable en estos tiempos”, ha dicho para defender la propuesta fiscal del Gobierno porque, aunque es “tibia y floja”, especialmente en lo que respecta al Impuesto de Sociedades, “sí tiene gestos que apuntan a lo que entendemos que debería ser una propuesta fiscal de izquierdas”.

También Marisa De Simón (I-E) se ha posicionado “en las antípodas” de NA+ en fiscalidad, ha defendido la “equidad para que quien más tiene más aporte” y ha considerado “una barbaridad” el planteamiento de los enmendantes de rebajar la recaudación, de donde salen los fondos para quienes peor están “mientras otros llenan sus bolsillos a pasos agigantados”.