Tudela sale a la calle un año después del asesinato machista de Sara Pina

Pamplona (EFE).- Tudela ha salido este domingo a la calle para recordar a su vecina Sara Pina, asesinada hace un año por su marido. Fue el primer crimen machista de 2022 y conmocionó a todo su entorno.

Sara Pina, profesora de 38 años, era natural de la localidad de Cortes y residía en Tudela con su marido, José María U.A. Este reconoció ante el juez, días después tras ser detenido en Francia y extraditado, que había matado a su mujer mientras dormía.

Imputado por un delito de asesinato y al existir riesgo de fuga, la jueza decretó el ingreso provisional en prisión sin fianza del hombre, quien permanece a la espera de juicio un año después.

Manifestación de «Luchamos por Sara»

Hoy han sido cientos de personas, 2.500 según la delegación del Gobierno en Navarra, las que han participado en un homenaje a la joven asesinada. En su recuerdo ha quedado depositado en ramo de flores y una fotografía de su rostro en el portal del edificio de viviendas donde fue asesinada, en el Paseo de Pamplona.

Desde allí, convocada por la plataforma «Luchamos por Sara», ha partido una manifestación de rechazo a aquellos hechos. Iba encabezada por una pancarta en la que se leía «Sara no olvidamos ¡¡¡Somos tu voz!!!» y que, bajo la lluvia, ha recorrido varias calles de Tudela, acompañada por otras con lemas como «Todas somos Sara, ni una menos».

Algunos de los participantes portaban otros carteles con frases como «No quiero ser valiente, quiero ser libre», «No es asunto privado, no toleres, no ocultes», «Mi vida tiene valor, mi cuerpo ni tiene precio», «No estás sola, denuncia ¡Somos libres!», «El silencio mata» «¡Estamos hartas!» o «Sara Pina, ¡justicia y recuerdo!».

Violencia machista
Fotografía de archivo de una concentración en Pamplona hace un año en protesta por el asesinato machista de Sara Pina en Tudela. EFE/Jesús Diges

Entre los asistentes se encontraban el vicepresidente del Gobierno foral, Javier Remírez; el consejero de Educación, Carlos Gimeno; y la directora del INAI, Eva Isturiz; así como el alcalde de Tudela, Alejandro Toquero, junto a otros alcaldes de municipios de la Ribera y parlamentarios.

Todos ellos han podido escuchar la lectura del comunicado de la plataforma «Luchamos por Sara», en el que se reconocía que hoy era «un día muy duro» tras un año «lleno de dolor, rabia, impotencia, incertidumbre, de lucha y de sacar fuerzas de donde no las teníamos» para seguir «pidiendo una justicia que no llega, un juicio que no se celebra».

Por ello, han instado a que el proceso judicial no se prolongue para poder cerrar su duelo y han pedido que no haya «privilegios» para el asesino confeso de Sara Pina.

La violencia machista «se nutre del silencio»

Han recordado a todas las víctimas de la violencia machista, que «se nutre del silencio». Además, han considerado necesario atajarla con «coeducación, nuevas masculinidades, empoderamiento y autodefensa feminista, unida a una justicia reparadora y digna».

Asimismo, han hecho un especial llamamiento a los hombres, a «asumir compromisos y posiciones activas frente a todo tipo de violencia hacia las mujeres».