«Basura», una reflexión teatral boliviana sobre el consumismo y los desechos

Por Gina Baldivieso

La Paz, 17 sep (EFE).- Una reflexión sobre el consumismo y el desechar la infancia, los sueños e incluso la vida, con un marco musical de instrumentos creados con objetos en desuso como ollas, cubetas y tuberías de PVC, son parte de «Basura», la propuesta del grupo boliviano Altoteatro para celebrar sus dos décadas de trayectoria.

«La obra ‘Basura’ es una investigación sobre aquello que desechamos, aquello que perdemos. Somos un país consumista y la historia de esta obra es la de una anciana que cría a perritos callejeros», comentó a Efe el director de la obra, el actor Freddy Chipana.

La pieza teatral fue escrita por Chipana, previo diálogo con el grupo y una reflexión conjunta sobre qué es la basura y lo que está ocurriendo actualmente, explicó.

Así, los protagonistas viven en un basural llamado K’ellapata donde «encuentran todo lo que hacemos basura, descubren criaturas y se enfrentan al Poder del Hambre», indica la descripción de la obra.

También hallan «cosas que el mundo desecha, que la vida desecha, cosas como la infancia, la tercera edad, sueños, vidas, amores, se encuentran verdades, se encuentran luchas, se encuentran todo este lugar de nuestra existencia», sostuvo Chipana.

El actor llamó la atención sobre el hecho de que el ser humano sea un generador de «tanta basura», que se ve en todas partes, incluso en los lugares más remotos.

Por ello, la obra también busca reflexionar sobre aquellas «cosas» que «necesitan una segunda oportunidad» y otras que «deberían ser respetadas» por el ser humano.

Los «ajayus», como se conoce a las almas en el mundo andino, también están presentes en «Basura» representados por la vida, el agua, el fuego, la tierra.

Artistas ensayan la puesta en escena para la obra ‘Basura’, del grupo boliviano Altoteatro, el 15 de septiembre de 2022, en La Paz (Bolivia). EFE/Martín Alipaz

Los perros ven con respeto a los «ajayus», mientras que éstos miran a la humanidad con miedo y rabia, y eventualmente van a despertar, comentó Chipana.

La obra se complementa con la música interpretada por los actores que alternan para tocar instrumentos creados por ellos mismos a partir de objetos reciclados, como una gran batería con ollas de cocina, cubetas, piezas de metal y envases plásticos de distintos tamaños, o unos «tubófonos» hechos con tubos de PVC.

En una de las escenas, los perros hacen un baile con bolsas de basura y en otra interpretan un rock para hacer saber a los gatos quién manda en el vecindario.

«Es un espectáculo muy lindo en el que a través de metáforas y simbolismos estamos llegando no sé si a una conciencia, pero sí a una reflexión sobre lo que estamos haciendo con nuestro planeta», indicó el director.

Bajo la dirección de Chipana actúan en la obra Carmen Tito, María Mamani, Erwin Mamani, José Mamani, Fernanda Barral, Carlos Zárate, César Zárate y Edgar Chipana.

Teatro de altura

«Basura» debía estrenarse hace dos años, pero no se pudo por la pandemia, por lo que ahora será la pieza con la que Altoteatro iniciará los festejos por sus 20 años de trayectoria, explicó Chipana.

La gente suele pensar que la compañía lleva ese nombre porque tuvo sus inicios en El Alto, la ciudad vecina de La Paz situada más de 4.000 metros de altitud, pero el nombre no se debe a eso, comentó el actor.

«Altoteatro no es tanto por la ciudad de El Alto, sino porque hemos querido hacer un teatro de altura, de nivel, de calidad», aseguró el actor, que lleva 32 de sus 47 años de vida haciendo teatro.

Chipana nació en La Paz, pero nació en El Alto como artista y para él, ambas ciudades son una misma, «sin limitaciones, sin barreras».

El actor inició muy joven en la compañía alteña Ojo Morado y luego pasó al afamado Teatro de los Andes con el que estuvo hasta 2002, cuando volvió a su tierra y junto a otros profesionales crearon Altoteatro.

De esa primera generación solamente permanece Chipana junto a un elenco de ocho personas paceñas y alteñas y comprometidas al cien por ciento con el teatro.

La tónica de la compañía es entregar «lo mejor» de sí al público para que pueda reconocerse, conmoverse, divertirse, pero también reflexionar sobre las temáticas que abordan sus obras.

«Nosotros hablamos de lo que pasa en este tiempo, de lo que sentimos, de lo que vemos, de lo que no estamos de acuerdo, hablamos de nuestros silencios, de nuestros miedos, a eso le damos forma escénica y trabajamos para alguien que es importante, el público», señaló.

«Basura» se estrena este sábado en una única función en el Teatro Municipal de La Paz.

Editado por Juan David Mosos