El expresidente chileno Lagos urge a que Latinoamérica hable con una sola voz

Por Jesús Lozano |

Madrid, 26 sep (EFE).- El expresidente de Chile Ricardo Lagos, que gobernó entre 2000 y 2006, reconoció este lunes que el papel de América Latina, con un 8-9 % de la población total, nunca fue muy determinante en el mundo y urgió a que la región hable «con una sola voz» en la comunidad internacional.

En una entrevista con EFE en Madrid, el socialista Lagos consideró que los chilenos rechazaron la propuesta de nueva Constitución en el referéndum del 4 de septiembre por la cuestión plurinacional y resaltó las funciones institucionales del presidente, Gabriel Boric, como jefe del Estado para lograr el consenso.

Lagos participa esta semana en los debates sobre la situación internacional organizados por el Club de Madrid, un foro de expresidentes y primeros ministros de todo el mundo.

«Más vale que hablemos con una sola voz y eso implica la capacidad de los gobernantes de hablar unos con otros y no calificarnos internamente por nuestra particulares creencias políticas», dijo sobre América Latina en el mundo actual.

Instó, por eso, al «acuerdo» como algo fundamental, por ejemplo entre los tres países latinoamericanos que forman parte del G20 -México, Brasil y Argentina.-

El expresidente de Chile Ricardo Lagos (2000-2006), durante una entrevista hoy con Efe en Madrid. EFE/Luis Millán

Pero Lagos se teme que falta comunicación: «Tendemos a pensar -lamentó- que me coordino mejor con los que piensan como yo y sin entender que, en política internacional, lo que hay son intereses de países que son permanentes, independientemente de quién esté gobernando».

Preguntado por la victoria electoral de este domingo de la coalición de ultraderecha y conservadores en Italia, comentó que es «un signo de los tiempos».

«Lo que está pasando en Europa -explicó- es un tema que nos preocupa sobremanera porque, de una manera natural en este mundo cambiante, América Latina mira un poquito hacia Europa».

El cambio político en Italia «va a complicar un poquito las relaciones dentro de Europa», habrá que ver «cómo lo resuelven los italianos», pero es un «desafío importante para la Unión Europea», añadió.

Boric y una Constitución de consenso

Sobre el rechazo de la propuesta de nueva Constitución chilena, Lagos cree que el principal motivo fue que declaraba a Chile un Estado «plurinacional».

El expresidente Lagos opina que lo fue en origen, cuando se independizó de España. Ahora, sin embargo, el 60 % de la población mapuche vive en la capital y sus problemas son otros, más bien de tipo socioeconómico. «Se ha ido estableciendo una uninacionalidad, no pluri», hay un origen, pero hoy día es algo distinto», argumentó.

Rebatió razones también como que peligraba la propiedad privada, pues es algo que «nunca ha estado en cuestión». Hay que entender, matizó, «el rol social que determinados bienes y servicios tienen que jugar y la necesidad de un Estado activo que promueva la integración de aquellos que están mas excluidos de la sociedad».

Recordó Lagos, sin embargo, que el presidente Boric pidió a la Convención Constitucional, a los tres días de ser elegido, que no fuera una Constitución «partisana», pero «no fue escuchado».

Boric ha pedido a los presidentes de las cámaras legislativas que se trabaje para llegar a un nuevo texto constitucional.

«Eso no significa que el presidente no tenga en un momento dado, como jefe de Estado, que indicar también puntos de vista», según Lagos.

«En tanto que jefe de Estado, tiene que tener una mira amplia sobre la globalidad del país y no me cabe duda de que el presidente va a tener que ejercer en su momento las atribuciones como jefe de Estado», añadió.

Esto es fundamental porque se trata de alcanzar un «entendimiento político», según Lagos, en el que actúan las fuerzas políticas «bajo la mirada atenta del presidente de entender que lo que se quiere es una Constitución que interpreta la totalidad de un país».

El expresidente de Chile Ricardo Lagos (2000-2006), durante una entrevista hoy con Efe en Madrid. EFE/Luis Millán

Son momentos en que «se requiere la voz del jefe del Estado», pues en la Constitución deben estar «las normas para procesar las diferencias, no para subrayar las diferencias».

Chile y la inmigración

Sobre la situación social de Chile, no cree Lagos que las última manifestaciones estudiantiles vayan a ser el germen de un nuevo estallido social como el de octubre de 2019.

«No creo, creo que hay una convicción de que ha cambiando el tema de la seguridad interna en Chile», comentó, antes de referirse a la nueva realidad del «narcotráfico».

Mencionó cómo Chile asiste al fenómeno migratorio recientemente, en concreto de venezolanos no documentados.

Primero eran migrantes formados, como médicos, pero después empezaron a ser «de otra naturaleza», según se deterioraba la situación de Venezuela.

«Esos migrantes están influyendo fuertemente en términos positivos algunos, negativos otros, pero es una nueva realidad» y eso obliga, dijo Lagos, a políticas sociales distintas y «a compartir el mucho o poco crecimiento» con esas personas.

Edición web: Juan David Mosos