La tristeza invade a cientos de atletas de Guatemala por la suspensión del COI

Por David Toro Escobar |

Ciudad de Guatemala (EFE).- La tenista Andrea Weedon se preparó durante más de dos años para defender sus tres oros en los Juegos Centroamericanos de 2022. Sin embargo, una suspensión del Comité Olímpico Internacional (COI) a Guatemala, vigente desde este sábado, amenaza con retirarla para siempre del deporte, al igual que a otros cientos de atletas más.

«Es muy triste, porque no solo corta sueños de atletas que ya llevaban un camino en el ciclo olímpico, sino también a los que están comenzando», dijo a EFE Andrea Weedon, tenista multicampeona centroamericana.

La tenista Andrea Weedon entrena en Ciudad de Guatemala (Guatemala). EFE/Esteban Biba

La sanción en contra de Guatemala se hizo oficial a partir de este sábado, de acuerdo a la advertencia del Comité Olímpico Internacional en septiembre pasado, debido al incumplimiento de requisitos en la Carta Olímpica por la intervención estatal del Gobierno guatemalteco, algo prohibido por el ente internacional.

La suspensión obedece a que los estatutos del Comité Olímpico Guatemalteco (COG) fueron parcialmente removidos en agosto por el máximo tribunal del país, la Corte de Constitucionalidad, tras una batalla de recursos legales entre dos candidatos a la presidencia del ente deportivo.

Incertidumbre por su retiro

Weedon, de 33 años, no ha dejado de entrenar cada día, aunque su mente esté llena de preocupación, especialmente debido a que el castigo a Guatemala dio paso a la suspensión de los Juegos Centroamericanos que debían llevarse a cabo precisamente en Guatemala y Costa Rica.

La tenista pensaba terminar su carrera defendiendo los tres oros centroamericanos que ganó en la edición de Managua 2017, pero este revés ha inundado de incertidumbre su futuro, al igual que el de poco más de 300 atletas guatemaltecos de alto rendimiento que podrían quedar en el limbo.

«Para mi fue un golpe durísimo. Este es posiblemente mi último ciclo olímpico y ya estaba lista para la próxima etapa de mi vida», afirmó Weedon tras entrenar junto a Deborah Domínguez, una tenista de 16 años que de igual forma verá frustrado su debut en el Ciclo Olímpico.

Al menos 500 atletas de Guatemala, de más de 25 disciplinas, se habían preparado todo el año para los Juegos Centroamericanos, los cuales representan el inicio del ciclo olímpico en la región.

¿Una generación perdida?

«Muchos atletas se van a perder el sueño de competir en el Ciclo Olímpico. No van a poder obtener una beca ni tener fogueos», explicó a EFE Carlos Trejo, entrenador de tres corredores de medio fondo guatemaltecos, quienes eran favoritos a medallas de oro en las justas centroamericanas.

Uno de estos atletas es Mario Pacay, de los mejores corredores de 5.000 metros planos del continente. El deportista pensaba que los Juegos Centroamericanos serían su puerta para permanecer en el programa de retención de talentos del Comité Olímpico Guatemalteco y así poder seguir costeando su preparación.

Fotografía del 13 de octubre de 2022 del deportista Mario Pacay, de los mejores corredores de 5.000 metros planos del continente, mientras entrena en Ciudad de Guatemala (Guatemala). EFE/Esteban Biba
El deportista Mario Pacay, uno de los mejores corredores de 5.000 metros planos del continente, entrena en Ciudad de Guatemala (Guatemala). EFE/Esteban Biba

Desafortunadamente, el programa de retención de talentos quedará congelado y 322 atletas de alto nivel, incluidos Weedon y Pacay, podrían perder su incentivo económico mensual, de acuerdo a un comunicado del Comité Olímpico Guatemalteco emitido en septiembre.

Además, unos 138 entrenadores y 74 técnicos que apoyan en la preparación de los atletas, también verán congelados sus salarios.

Suspensión de apoyo económico

Aunque el deporte olímpico recibe unos 14 millones de dólares anualmente del presupuesto estatal de Guatemala, los programas para atletas se financian en parte con los aportes económicos que el COI suspenderá, incluidos apoyos de 2.000 dólares mensuales para quienes clasifiquen a Juegos Olímpicos.

Mientras, la media de atletas recibe un promedio que oscila entre los 200 y los 500 dólares mensuales, según el reporte del programa de retención al que accedió EFE.

La maratonista guatemalteca Sandra Raxón entrena en el Estadio Nacional, en Ciudad de Guatemala (Guatemala). EFE/Esteban Biba

«Los dirigentes no tienen la menor idea del daño que están haciendo», advirtió Trejo sobre la disputa que originó la suspensión.

El origen del conflicto fue una pugna entre el exsoftbolista Gerardo Aguirre, presidente del Comité Olímpico Guatemalteco desde 2014, y el exfutbolista Jorge Rodas, quien pretendía ocupar ese puesto en el período 2022-2026.

La sanción del COI

La sanción a Guatemala por parte del Comité Olímpico Internacional es por tiempo indefinido, pero la organización extranjera intentará que en dichas circunstancias los atletas guatemaltecos puedan seguir compitiendo, aunque bajo la bandera olímpica, hasta solventar la situación.

Sin embargo, los atletas deberán financiar su participación en competiciones internacionales por su cuenta y de igual forma en muchas pruebas clasificatorias a Juegos Olímpicos como en tiro y atletismo no se validan las marcas de deportistas de un país suspendido.

Mientras tanto, las autoridades deportivas que dieron vida al conflicto en Guatemala guardan silencio y el comité olímpico local notifico a sus trabajadores la suspensión de labores a partir del 16 de octubre.

Edición web: María Fernanda Rueda D.