Coque Malla presenta un documental biográfico: «Afortunadamente, el éxito es impredecible»

María Muñoz Rivera |

Madrid (EFE).- De adolescente irreverente que revolucionó el rock en los años ochenta a prolífico cantautor, Coque Malla ha seguido una máxima en su trayectoria, la de reinventarse. Un periplo de luces y sombras que presenta en el documental biográfico “Jorge. Una travesía de Coque Malla” y que resume: «Afortunadamente, el éxito es impredecible».

Su carrera despegó con tan solo 15 años en la banda Los Ronaldos, y aunque han pasado casi dos décadas desde aquello, Coque Malla ha mantenido su éxito, marcado por una reformulación constante que llega a la pantalla de la mano de las hermanas Cristina y María José Martín (Lasdelcine Producciones) el 20 de enero.

Su historia de amor por la música va pareja, casi, a su llegada al mundo, porque desde pequeño memorizaba las coreografías de Michael Jackson. “Con 12 años empecé a cantar sobre discos de fondo y descubrí el placer físico de cantar”, dice a EFE sobre su pasión, el escenario físico y también “el metafórico, el de contar historias”.

Estos momentos fueron la antesala de crear el grupo Los Ronaldos en 1985. El documental transita desde estos primeros años de música del artista adolescente, que firmó éxitos junto a esta banda como “Adiós papá” o “Sí, sí”, hasta la actualidad, pasando por momentos que marcaron su trayectoria, como la disolución de la banda.

Con un mensaje claro de las diferentes etapas que vive un músico joven y su forma de evolucionar musical y personalmente, el documental incide en la capacidad de reinvención narrada también desde los baches y los momentos más complejos; de un éxito arrollador siendo muy joven a tener que comenzar de cero.

“Hay que ser valiente a la hora de contar las cosas, muchos artistas quieren reflejar solo lo bueno en sus documentales, pero Coque ha sido honesto, porque esta es la única forma de conectar con el público”, desgrana María José Martín, que encuentra en esta historia de superación un componente universal con el que “es fácil identificarse”.

“Viví una adolescencia con 30 años y no con 20, que es lo que suele tocar”, rememora el cantante sobre esta etapa, en la que empezó de cero para hacerse un hueco como solista y que las hermanas Martín narran de forma cinematográfica con intervenciones de Leiva, Ray Loriga, Alberto San Juan, Leonor Walting o Iván Ferreiro.

De esta fase, la creación de algunas canciones que acabaron por convertirse en himnos, como es el caso de “No puedo vivir sin ti”: “La compuse para el primer disco en solitario y la deseché hasta seis o siete años después”, dice Malla, que tiene claro que “afortunadamente, el éxito es impredecible y orgánico”.

Un éxito que Malla disfruta acompañado, tal y como refleja el documental, en el que también participan su hermano, su mujer y sus compañeros de Los Ronaldos, que siempre han acompañado al artista en su andadura. Todos ellos perfilan al autor con una misma descripción, la de un hombre “con mucha fe”.

A modo de conclusión, la música como forma infinita e inagotable de creación, un camino que Coque Malla ha recorrido explorando desde sus formatos más agitados en sus inicios hasta la composición de temas más trascendentales, haciéndolo fiel a su esencia, esa que idolatran en la cinta voces como la de Dani Martín.

“No hay trucos, yo creo que la forma de evolucionar sin perderse es sin que te asuste saber que el arte es infinito, soltando amarras y dejándote llevar por el camino de la creación”, dice Malla, que presenta en esta producción a Coque y a Jorge, el artista y la persona que conforman su éxito.

Cristina (i) y María José Martín (d), autoras del documental posan con el cantante Coque Malla (c). EFE/Rodrigo Jiménez
Cristina (i) y María José Martín (d), autoras del documental “Jorge. Una travesía de Coque Malla”, posan con el cantante Coque Malla (c) durante el photocall de presentación del documental, en Madrid. EFE/Rodrigo Jiménez