Dos de cada tres glaciares de montaña habrán desaparecido a final de siglo

Redacción Ciencia (EFE).- Un estudio sobre el impacto del cambio climático en los glaciares, avisa de que, incluso en los escenarios más optimistas, los glaciares de montaña perderán masa y contribuirán al aumento del nivel del mar mucho más de lo calculado por los expertos del IPCC.

El estudio, que según los autores es «un avance sustancial en la modelización predictiva», simula diversos escenarios climáticos y anticipa la respuesta de los más de 215.000 glaciares de montaña del mundo.

Según sus cálculos, el mundo podría perder casi la mitad (hasta el 41 por ciento) de la masa glaciar este siglo, o solo un 26 por ciento, según sea la subida media de la temperatura mundial.

«Cada aumento de la temperatura tiene consecuencias significativas en la contribución de los glaciares a la subida del nivel del mar, la pérdida de glaciares en todo el mundo y los cambios en la hidrología, la ecología y los peligros naturales», advierten los autores, dirigidos por David Rounce, investigador en el Carnegie Mellon University (Pittsburgh, Pensilvania).

El deshielo de los glaciares de montaña afectará a la disponibilidad de agua dulce

El ritmo de deshielo provocado por el calentamiento global afectará al nivel del mar y a la disponibilidad de agua dulce para casi 2.000 millones de personas.

Por eso, calcular cuánta masa y a qué ritmo la perderán los glaciares es esencial para los futuros esfuerzos globales de reducción y adaptación al cambio climático.

Para averiguarlo, el equipo ha utilizado un conjunto de datos sin precedentes: observaciones individuales del cambio de masa de cada uno de los glaciares -lo que da una imagen inédita hasta ahora de la dinámica de estas masas de hielo-, y modelos matemáticos para simular los distintos escenarios.

Con estos datos, los investigadores elaboraron proyecciones para todos los glaciares de la Tierra en varios escenarios: un aumento de la temperatura de +1,5 ºCelsius (C), de 2 ºC, de 3 ºC y de 4 ºC para 2100.

Los resultados muestran que los glaciares perderán entre un 26 y un 41 por ciento de su masa a final de siglo, es decir, que incluso en el mejor de los escenarios, si el aumento de la temperatura media global no pasa de 1,5 grados, hasta la mitad de los glaciares del planeta se habrá perdido para 2100.

Y aunque según los estándares glaciales los más afectados serán los más pequeños (de menos de un km²), su pérdida tendrá consecuencias negativas en la hidrología local, el turismo, los riesgos glaciares y los valores culturales, subraya el estudio.

Así, las regiones glaciares más pequeñas, como Europa Central y el oeste de Canadá y Estados Unidos, se verán desproporcionadamente afectadas por temperaturas superiores a 2 ºC, y con un aumento de 3 ºC, los glaciares de estas regiones casi desaparecerán por completo.

Un llamamiento para los responsables de políticas climáticas

Los autores esperan que el trabajo sirva de acicate a los responsables de las políticas climáticas para rebajar los objetivos de cambio de temperatura más allá de la marca de 2,7 °C que, según las previsiones, alcanzarán los compromisos de la COP-26.

En un artículo relacionado, Guðfinna Aðalgeirsdóttir (Universidad de Islandia) y Timothy James (Queen’s University) afirman que buscar argumentos positivos sobre el cambio climático es más eficaz para azuzar las conciencias y lograr el apoyo público a las políticas climáticas «que centrarse en la urgencia y las consecuencias».

No obstante reconocen que aunque las conclusiones del estudio son duras, los autores logran lanzar un mensaje importante: «Aunque es demasiado tarde para evitar la pérdida de muchos glaciares, cualquier esfuerzo por limitar el aumento de la temperatura media mundial tendrá un efecto directo en la reducción del número de glaciares que se perderán».