El paganismo «renace» en Egipto con el aumento de los retiros espirituales

Shady Roshdy |

Lúxor (Egipto) (EFE).- El paganismo en Egipto vive un periodo de «renacimiento» con el aumento de los anuncios de retiros espirituales de meditación en el país de los faraones, donde cada vez más grupos de personas acuden para sentarse a «adorar» a los dioses del Antiguo Egipto, liderados por un «profeta».

Estos «son grupos de adoradores que se sientan formando un círculo y cantan himnos de textos de adoraciones de dioses egipcios antiguos, liderados por un profeta dentro de los templos y zonas arqueológicas con el objetivo de meditar y reflexionar», aseguró a EFE el profesor de Egiptología del Instituto Sinaí para Turismo y Hostelería Wael Said Soliman.

Ahora, cada vez más agencias turísticas y páginas web dedicadas a la meditación ofrecen paquetes de viajes a Egipto en los que anuncian «retiros espirituales dentro de los templos sagrados egipcios» para ser «testigos de los milagros y poderes de los antiguos», según prometen algunos en esas propuestas.

No obstante, estas practicas no siempre han sido aceptadas por los turistas y los visitantes que se encuentran en el mismo templo o en el mismo lugar histórico que estos grupos.

Por ello, las autoridades egipcias emitieron ciertas restricciones, como en 2011, cuando prohibió la entrega de permisos de aperturas especiales nocturnas de los templos o las pirámides, en un acto para limitar este fenómeno.

«Antes había grupos que pedían una visita especial a las pirámides por la noche o después de los horarios oficiales de los templos, por lo cual el Gobierno permitía una apertura especial pagada», explicó Soliman, quien antes acompañaba a estas personas para esas actividades.

Durante la visita, el grupo se quedaba horas dentro de las pirámides meditando o durmiendo en el sarcófago del rey en la cámara funeraria.

Más meditación que adoración

Soliman, que fue durante 15 años guía turístico para estos grupos, destacó que estos viajes especiales se basan mayoritariamente en la meditación en un templo o realizar un antiguo camino de peregrinación. Al llegar a Egipto, el denominado «profeta» o guía espiritual elige el lugar donde van a meditar y al dios que le dedican la adoración.

YouTube player

«Durante el círculo de meditación el profeta empieza a repetir un nombre de un dios de forma de canción, y los practicantes repiten el nombre» y en muchos casos algunos participantes empiezan a gritar o desmayarse o perder la conciencia, explicó el profesor.

Asimismo, subrayó que entre los lugares destacados para visitar está el Templo de Karnak, situado en el sur del país, que se dedicaba a la adoración del dios Amón (el disco solar), mientras otros van solo a la cámara de la diosa Sejmet, una leona, en el mismo lugar.

«En mi opinión estas prácticas no son una religión ya que el mismo profeta podría cambiar cada año el lugar de meditación y el dios que van a seguir, un año aquí en Egipto otro en Perú, ya que no hay unas reglas fijas de adorar un dios pero cada civilización antigua tiene sus dioses y sus lugares sagrados que podrían ser adecuada para la meditación», adujo.

Ayudados por esencias

Por otro lado, el dueño de una tienda de perfumes dedicada únicamente a los rituales de los adoradores, situada en la entrada de la necrópolis de las pirámides, Jamal al Shij, explicó a EFE que los «adoradores» compran la esencia como «un factor auxiliar en el proceso de la meditación» y según la que quieran hacer varía el producto.

«Hay esencias para cada práctica como la encarnación espiritual, abrir el paso interior o para tener el equilibrio psicológico», aseveró Al Shij.

El paganismo "renace" en Egipto con el aumento de los retiros espirituales
Esencias de la tienda de perfumes «Al Sheij Abdalá» dedicada únicamente para los rituales de los adoradores, situada en la entrada de la necrópolis de las pirámides. EFE/Shady Roshdy

Aclaró que el uso de las esencias sagradas era uno de los rituales antiguos más importantes dentro de los templos egipcios para los aspectos espirituales y físicos, que además tienen que ver con los procesos de momificación, la comunicación con dioses y la encarnación.

«Los lugares sagrados de los templos generan energía y las esencias se usan para adquirir esa energía, hay que usar la esencia adecuada en el lugar sagrado adecuado», concluyó.