«Proyecto Pelusa», el álbum colectivo de la devoción por Maradona

Javier Castro Bugarín |

Buenos Aires (EFE).- Diego Armando Maradona no pasaba inadvertido. Allá por donde iba, el astro argentino llamaba la atención de propios y extraños, que hacían todo lo posible por lograr una foto con él. Ahora, «Proyecto Pelusa» busca recopilar esas instantáneas y convertirse en el álbum colectivo de la devoción por él.

Y es que Maradona ha protagonizado infinidad de imágenes a lo largo de su vida, un legado que está siendo recopilado por el «Proyecto Pelusa», iniciativa que nació en 2010 con un objetivo muy ambicioso: reconstruir la biografía del astro argentino mediante las fotografías que se sacó con la gente.

«La vida de Diego ya la vimos 200.000 veces; vimos sus goles, sus cosas buenas, sus cosas malas, cada uno interpretará. No es en este proyecto donde vamos a querer descubrir cosas nuevas desde ese lado, sino buscar todo el color que hay detrás», asegura a EFE Damián Cukierkorn, creador del plan.

Condensar 40 años de vida

El «Proyecto Pelusa» tomó velocidad en 2020 gracias a la incorporación de Sebastián Schor, productor audiovisual y amigo de Cukierkorn desde la escuela secundaria; y despegó definitivamente tras la muerte de Maradona el 25 de noviembre de ese año, lo que transformó la iniciativa en un «homenaje popular y colaborativo».

Hasta ahora, Cukierkorn y Schor han recopilado unas 2.800 fotografías de Maradona, algunas de las cuales aparecen en el libro homónimo («Proyecto Pelusa») que publicaron el año pasado, aunque todavía están lejos de alcanzar su meta final: reunir una imagen por día del ’10’ desde su debut deportivo en 1976 hasta su fallecimiento.

Fotografía cedida por el Proyecto Pelusa del exfutbolista argentino Diego Armando Maradona posando con Javier (i) y 'Chavo' (d), el 23 de julio de 1999.
Fotografía cedida por el Proyecto Pelusa del exfutbolista argentino Diego Armando Maradona posando con Javier (i) y ‘Chavo’ (d), el 23 de julio de 1999. EFE

«Son 16.107 días, en los cuales estamos convencidos de que hay, por lo menos, una foto por día, así que estamos buscando 16.107 fotos», asevera Cukierkorn, para recordar que esta iniciativa «atraviesa una revolución tecnológica», al mezclar fotografías de carrete y «selfies» por igual.

Las épocas con mayor número de fotografías de Maradona corresponden a sus etapas en Argentinos Juniors (1976-1980) y Boca Juniors (1981 y 1995-1998), además de su última experiencia como entrenador en Gimnasia y Esgrima de La Plata, club en donde trabajó como director técnico hasta su muerte.

«Nos han llegado fotos de 50 países de casi toda América, de Europa, de Asia, de África…», constata Cukierkorn, quien lamenta que el proyecto aún no ha penetrado demasiado en Italia, la segunda patria futbolística de Maradona, «por la cuestión del idioma».

Historias únicas

Muchas fotografías de Maradona resultan «sorprendentes» a ojos de Cukierkorn, ya sea porque el lugar era increíble, porque Diego «hizo una locura» al sacarse la foto o porque la persona en cuestión protagonizó algo insólito para retratarse con su ídolo.

«Una que me llamó mucho la atención fue una señora de unos 60 años de Kuwait que se fue especialmente a Dubai para conocer a Maradona y sacarse una foto. La foto es muy linda, porque le está dando un beso en el cachete, pero me llamó la atención que una señora grande, de Kuwait, viajase especialmente para verlo», rememora.

Sus historias favoritas son aquellas en las que Maradona «no tenía necesidad» de hacerse la foto, como la ocasión en que visitó a una familia «muy humilde» de Mendoza, en el oeste de Argentina, para comer un asado con ellos.

«Cuando se iba, la señora de la casa dijo: ‘disculpá, Diego, si no te pudimos atender muy bien, somos muy humildes’. Y la respuesta de Diego fue: ‘por eso vine’. En esa respuesta también hay un montón de cosas cargadas», señala Cukierkorn.

La recopilación de estas imágenes también revela la vida «exagerada» que llevaba Maradona: era capaz de jugar un partido en Chile el martes, cenar en Buenos Aires el miércoles y conocer a los integrantes de los Rolling Stones el jueves, todo en una misma semana.

¿Por qué Diego movilizaba tanto?

Ese carácter único, caótico e indomable fue el que convirtió a Maradona en una estrella mucho más allá de los terrenos de juego y en un personaje «completamente distinto a la lógica de la normalidad», hasta el punto de que es amado por personas que jamás lo han visto patear una pelota.

«Messi, Mbappé, Cristiano Ronaldo, las figuras de hoy no es posible que hagan estas cosas, porque hay agencias de marketing detrás que les dicen que no. Diego era muy anárquico, hacía lo que quería todo el tiempo, y era otra época. Es imposible comparar esas épocas con estas», reconoce Cukierkorn.

Todas estos relatos aparecen en las redes sociales y en el libro del «Proyecto Pelusa», cuyos organizadores ansían producir un documental que sirva para explicar al mundo quién era, realmente, Diego Armando Maradona.