Adegi abre un «centro de alto rendimiento» para su nueva cultura de empresa

San Sebastián (EFE).- La patronal guipuzcoana Adegi ha inaugurado «Fabrika» su nuevo «centro de alto rendimiento para desarrollar su «nueva cultura de empresa.

La patronal guipuzcoana Adegi ha marterializado el «sueño» que inició hace una década con la inauguración este viernes en San Sebastián de Fabrika. Se trata de un centro de alto rendimiento internacional con el que aspira a transformar la «cultura» de las empresas para hacer de éstas «proyectos compartidos».

Nueva cultura de empresa


El lehendakari, Iñigo Urkullu, junto a la consejera de Desarrollo Económico, Arantxa Tapia, el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, y la máxima dirigente de Confebask, Isabel Busto, han asistido a la puesta de largo de este edificio, que ha abierto sus puertas en la zona de Miramón tras una inversión de seis millones de euros.

adegi nueva cultura empresa
El lehendakari, Iñigo Urkullu, en la inauguración de «Fabrika». EFE/Javier Etxezarreta


El centro Fabrika, el primero en el mundo dedicado en exclusiva a la transición cultural de las organizaciones, nace con vocación de extender la «nueva cultura» que Adegi abandera para transformar las empresas en «proyectos compartidos basados en la confianza» en los que «todos remen en la misma dirección».


El símil de la «trainera» que Adegi utiliza para escenificar esta filosofía empresarial ha centrado parte del acto de inauguración del centro, que cuenta con un método propio, el Método Fabrika, basado en «la teoría de los sistemas vivos complejos», que defiende que el cambio cultural en una organización debe ir «más allá del equipo directivo».

Innovación, riesgo y cooperación


El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha aplaudido los valores sobre los que se sustenta Fabrika. Un centro «pionero en el mundo que inicia su camino en terreno abonado» porque, a su juicio, «la innovación, el riesgo, la formación o la cooperación forman parte» de la cultura de empresa en Euskadi.


Urkullu ha aprovechado este foro para ratificar su voluntad de trabajar «juntos» para «mejorar la competitividad, acercar formación y empresa, generar oportunidades de empleo de mayor calidad y seguir construyendo una sociedad más avanzada y justa».


El presidente de Adegi, Eduardo Junkera, por su parte, ha calificado de «histórico» este momento, que supone la «materialización física en un edificio de los principios y objetivos de una nueva cultura» que aspira a ser «referente en el mundo». A su juicio, es «necesaria para afrontar retos globales» como «la transformación digital y energética, la escasez demográfica o el cambio hacia organizaciones cada vez más humanistas».

Paso de gigante


«Es una necesidad universal, de prácticamente todas las organizaciones conformadas por personas, independientemente del lugar geográfico, tamaño, sector o forma jurídica que tengan, ya sea en el ámbito privado o en el público», ha recalcado Junkera.


El secretario general, José Miguel Ayerza, ha coincidido en que la puesta en marcha de Fabrika supone un «paso de gigante en el viaje» iniciado hace una década por Adegi, ya que permitirá «hacer visible lo invisible, pasar de las palabras a los hechos y pasar de hablar de nueva cultura a fabricar nueva cultura».

El lehendakari, Iñigo Urkullu, saluda al presidente de la CEOE, Antonio Garamendi. EFE/Javier Etxezarreta


Ayerza ha asegurado que Fabrika es ya una realidad gracias al espíritu «innovador, vanguardista, comprometido y generoso de las empresas de Adegi», que han permitido una inversión de seis millones de euros, de los cuales 600.000 han sido aportados por la Diputación.


Este centro de alto rendimiento, dirigido por Juan Mancisidor, arranca con doce «entrenadores», una mirada internacional y una banda sonora propia, basada en una improvisación que Kepa Junkera compartió hace varios años cuando le preguntaron a qué le sonaba esta nueva filosofía empresarial.


El trikitilari Kepa Junkera, quien se recupera del ictus que sufrió en diciembre de 2018, ha reaparecido hoy en este acto en San Sebastián, donde ha sido ovacionado por los asistentes.