El paro sube un 0,06 % en octubre, pero Euskadi suma 13.800 cotizantes

San Sebastián (EFE).- El País Vasco ha rebasado en octubre el tope de cotizantes a la Seguridad Social alcanzado el pasado junio al sumar el pasado mes 13.800 nuevos afiliados hasta los 989.690, mientras el paro sube del 0,06 % al contar con 65 personas más apuntadas a Lanbide.


El mes de octubre habitualmente es bueno en la afiliación pero en esta ocasión la subida ha sido del 1,41 %, alrededor de un punto por encima de las registradas en septiembre, marzo o mayo, que han sido las más acusadas este año.

Vista exterior de una oficina de Lanbide en San Sebastián. EFE/Juan Herrero


Según los datos facilitados por el Ministerio de Inclusión y Seguridad Social, el número total de cotizantes supera así en 2.501 el máximo alcanzado en junio.

El paro sube en octubre


En cuanto al paro registrado, el pasado mes se cerró en el País Vasco con 65 desempleados más (0,06 %), un resultado en el que ha «tirado» el dato de Bizkaia, el único territorio en el que ha subido el paro con 198 desempleados más (0,31 %).


Por el contrario, en Gipuzkoa ha bajado en 81 desempleados, un 0,28 %, y en Álava el descenso ha sido del 0,27 %, al contabilizar 52 desempleados menos que en septiembre.


Por sectores, ha sido la Agricultura el que ha anotado una mayor subida, con 246 desempleados más, seguido de Servicios (126 parados más), y el segmento Sin Empleo Anterior (112 más). En la Construcción ha bajado (229 menos) al igual que en la Industria (190 menos).


Para el viceconsejero vasco de Empleo e Inclusión, Alfonso Gurpegui, estas cifras evidencian que el tejido productivo vasco «resiste a todas las amenazas y dificultades de la evolución económica, y no destruye empleo, sino que sigue creándolo».

Buena evolución


Gurpegui ha admitido que si se comparan las cifras de octubre con la «buena evolución» del año podría concluirse que se ha producido un «frenazo» en la creación de empleo, pero ha destacado también que en las últimas dos décadas, el paro en octubre «ha subido o se ha estancado en más ocasiones que en las que ha bajado».


Por ello, según ha dicho, «no podemos afirmar que exista una conexión entre las actuales dificultades económicas y un parón en el empleo».

Una oficina de Lanbide en Zumarraga. EFE/Juan Herrero


En cuanto a los contratos, del total de 73.419 firmados en octubre, 22.322 fueron indefinidos, lo que supone el 30,4 %.


Los sindicatos vascos han hecho hincapié en la calidad del empleo y han reclamado, una vez más, que las subidas salariales permitan afrontar el fuerte incremento de los precios.


El sindicato mayoritario ELA ha incidido en que tres de cada cuatro contratos fueron temporales y ha exigido «dignificar» las condiciones laborales con medidas contra precariedad, contra la brecha salarial y subidas salariales acordes al IPC.

Movilización social


El coordinador general de LAB, Igor Arroyo, ha considerado que «los datos no reflejan la realidad de la clase trabajadora» y ha advertido de que ante la oposición de las empresas a subir salarios y la inacción por parte de las instituciones vascas, «va a ser necesaria la movilización sindical y social sin precedentes».


Para CCOO, pese al «muy moderado» incremento mensual del paro, se trata de unos «buenos resultados» ya que el mercado de trabajo se muestra «activo» y la reforma laboral «mejora» la estabilidad del empleo, según indica en un comunicado.


UGT, por su parte, comparte que la reforma laboral ha mejorado la estabilidad del empleo, pero precisa que dicha estabilidad debe ir acompañada de un salario que de opción a los trabajadores a afrontar «la desorbitada» subida de los precios del último año.