Esther Ferrer dona una obra para el nuevo acceso a Tabakalera

San Sebastián (EFE).- San Sebastián contará con una obra permanente en su espacio público de la artista Esther Ferrer, que ha donado a su ciudad natal una de sus intervenciones de la serie «El poema de los números» para su instalación en el nuevo acceso que tendrá Tabakalera cuando termine de construirse la estación del tren de alta velocidad.

Donación de Esther Ferrer


Será una pieza de cerámica que se instalará en el suelo de la futura plaza elevada, a la entrada del centro internacional de arte contemporáneo y ocupará una superficie de 12 x 12 o 15 x 15 metros, ha explicado la creadora en la presentación del proyecto, en la que ha estado acompañada por el alcalde de San Sebastián, Eneko Goia, y la directora general de Tabakalera, Edurne Ormazabal.

Esther Ferrer explica la obra que se instalará en el nuevo acceso a Tabakalera. EFE/Juan Herrero


El boceto de la obra muestra una trama cuadriculada de pequeñas celdas, en la que los colores siguen la cadencia de los números primos. Predominan el verde y el azul, que para ella son «los colores de San Sebastián», «Podía llamarse el Paseo Nuevo», ha dicho Ferrer al recordar los miles de veces que ha hecho ese itinerario.

Acceso a Tabakalera


La artista, nacida en 1937 y establecida en París desde hace años, fue Tambor de Oro de su ciudad este 2022, pero lo recibió unos días antes en su domicilio de la capital francesa. En las imágenes que se difundieron de la entrega de la distinción por parte de Goia y Ormazabal aparece un dibujo de la obra donada, pues la idea ya se estaba fraguando por entonces.


La propuesta partió de Ormazabal cuando en abril de 2019 se organizó en el centro cultural la retrospectiva «Esther Ferrer. 2, 3, 5, 7, 11, 13, 17, 19, 23…» con la que se inauguró la nueva sala de exposiciones principal del centro.


La creadora donostiarra, Premio Nacional de Artes Plásticas en 2008, comenzó a trabajar con los números primos en la década de los 70 y lo siguió haciendo en la de los 80.

Colores dorados


Ha vuelto a retomar esa temática y, en esta ocasión, como homenaje a los números primos que llevan el nombre de la matemática autodidacta francesa Sophie Germain (1776-1831), que hizo importantes descubrimientos pero le fue negada una carrera que en esa época sólo podían ejercer los hombres.


«Los números primos me los encontré porque un día soñé con ellos. Todo lo que haces con ellos tiene un ritmo maravilloso. Pienso en otros sistemas y no funcionan», ha señalado Ferrer, cuyo tributo a Germain ha quedado reflejado en los colores dorados que también salpican la obra.

La artista Esther Ferrer, en la terraza de Tabakalera. EFE/Juan Herrero


Una arquitecta está ya trabajando en el proyecto, en el que la artista ha puesto por encima de todo la seguridad. «Quizá la estética de la obra pierda un poco, pero prefiero que sea una superficie granulada que no resbale y que cuente con la inclinación adecuada para evacuar el agua», ha destacado.

Los números primos me los encontré porque un día soñé con ellos. Todo lo que haces con ellos tiene un ritmo maravilloso. Pienso en otros sistemas y no funcionan


Ésta es la primera creación de Ferrer que quedará de forma permanente en un espacio público donostiarra. Otra que tuvo el mismo destino, pero en el parque de El Prado de Vitoria, se encuentra en «muy mal estado», por lo que va a ser restaurado y reubicado en la plaza interna del museo Artium.

Plaza elevada


Con la nueva estación de tren de Atotxa-Tabakalera, que acogerá la terminal de los trenes de cercanías y de alta velocidad, se construirá una plaza elevada transitable que conectará directamente con el interior de la segunda planta del edificio de Tabakalera que está previsto que sea una realidad a lo largo de 2024.


Eneko Goia ha señalado que «es un gran honor y una alegría que una artista donostiarra de la talla de Esther Ferrer vaya a tener una obra permanente en su ciudad».

Esther Ferrer, Eneko Goia y Edurne Ormazabal, en la terraza de Tabakalera. EFE/Juan Herrero


«Esta intervención va a marcar el perfil de la nueva plaza o parque que se genere sobre la estación. Es toda una declaración de intenciones. Esta ciudad tiene muy presente el arte, la cultura y a sus creadores. Que Esther Ferrer vaya a estar físicamente en la nueva plaza de Tabakalera es un mensaje de gran relevancia», ha remarcado el alcalde.


Ormazabal ha valorado, por su parte, la «estrecha relación» que une a Ferrer con el centro de cultura contemporánea: «Es una mujer excepcional, comprometida y generosa y una de las artistas más queridas en la ciudad. Prueba de ello son las cifras de visitantes de su exposición e 2019, una de las más visitadas en Tabakalera», ha afirmado.