Euskadi firma un pacto por la seguridad vial para lograr cero muertes

Vitoria (EFE).- Las principales instituciones vascas y diversas asociaciones han firmado un pacto por la seguridad vial en Euskadi para lograr cero muertes en carretera.

Se trata del primer «gran pacto» de este tipo en el País Vasco que busca reducir la siniestralidad hasta alcanzar «la única cifra admisible: cero».


El lehendakari, Iñigo Urkullu, y el consejero de Seguridad, Josu Erkoreka, han presidido en la sede de la Presidencia del Gobierno autonómico en Vitoria la firma del «Pacto Vasco por la Seguridad Vial», una iniciativa pionera que incluye 17 compromisos para avanzar hacia una sociedad libre de muertes y lesiones graves por accidentes de tráfico.

El ideal de cero víctimas


Esta iniciativa sitúa a Euskadi como referente a nivel europeo en cuanto a gestión del tráfico y vincula a 14 entidades, asociaciones e instituciones del territorio con un doble objetivo: reducir para el 2030 en un 50 % el número de muertos y lesionados graves en las carreteras vascas y alcanzar la «visión cero» para el 2050, que supone aspirar al «ideal de cero víctimas».


Los compromisos que se recogen en este pacto han sido elaborados a partir de las aportaciones realizadas por todas las entidades adheridas a él para intensificar la colaboración y responsabilidad compartida en el objetivo final del mismo. Además cada entidad trabajará en la definición de compromisos individuales, de los que se hará seguimiento y evaluación.


Este pacto también refuerza la apuesta por el transporte público, por la protección de los colectivos más vulnerables: viandantes, ciclistas, motoristas y personas conductoras de vehículos de movilidad personal, personas con diversidad funcional y menores.

Un reto que atañe a toda la sociedad


De esta manera los firmantes de este pacto, que está abierto a todos los agentes públicos y privados que intervienen en el ámbito de la seguridad vial, trasladan el mensaje de que conseguir una red viaria sin personas fallecidas ni heridas graves por accidentes de tráfico es un reto global que atañe a toda la sociedad.


En la firma han participado además del lehendakari, los tres diputados generales (el alavés Ramiro González, el guipuzcoano Markel Olano y el vizcaíno Unai Rementeria) y los alcaldes de las tres capitales vascas (Juan Mari Aburto de Bilbao, Eneko Goya de San Sebastián y Gorka Urtaran de Vitoria, que es además presidente de Eudel).


También han suscrito el mismo Raúl Mena, en representación de la Federación Vasca de Ciclismo; Mar Cogollos, de Aesleme (Asociación por la prevención de accidentes de tráfico y ONG de atención a víctimas de accidentes) ; Félix Ortiz de Zarate, Euskofederpen (Federación Territorial de Asociaciones Provinciales de Pensionistas del Pais Vasco); Ana Novella, en representación de Stop Accidentes y Rosa María Trinidad, de Stop Violencia Vial, entre otros.

Cambio de paradigma


Tras la firma, el lehendakari ha puesto en valor este pacto que ha dicho refuerza la colaboración público y privada y la apuesta por la «visión cero» que ha dicho es un «cambio de paradigma».


«A partir de ahora, la responsabilidad final de un accidente de tráfico con resultado de persona fallecida o lesionada grave interpela no solo al usuario de la vía, también a los titulares de las infraestructuras, fabricantes de vehículos, legisladores, operadores del transporte, policías de tráfico o a la Administración», ha dicho Urkullu.


El lehendakari ha reconocido que la tendencia de fallecidos en la carretera en Euskadi es descendente. En el año 2000 murieron 218 personas y en lo que va de este 2022 han sido 45.


«Son cifras altas a las que no debemos acostumbrarnos. No debemos hacerlo porque en realidad, no son cifras, sino que son personas y familias que sufren», ha dicho.


En el inicio del acto cuatro personas que colaboran habitualmente con el Gobierno Vasco en campañas de sensibilización en materia de prevención de accidentes han hablado de sus experiencias y de cómo en un minuto te puede cambiar la vida.