Feijóo exige a Sánchez decidir si pacta con el PP o con independentistas

Vitoria (EFE).- El líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, ha exigido al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, decidir si pacta con su partido o con los independentistas. Suspendidas anoche por el PP las negociaciones para renovar el Poder Judicial, el líder popular ha acusado el jefe del Ejecutivo de hacer un Código Penal «a medida» de los responsables del procés.


Feijóo ha hecho esta exigencia desde Vitoria, donde este viernes ha protagonizado un desayuno informativo del diario El Correo, un día después de suspender el diálogo para renovar el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) tras confirmarle Sánchez por teléfono que mantenía la intención de rebajar las penas del delito de sedición.


«Si el Gobierno quiere acuerdo, nosotros seguimos sentados en la mesa, pero le pido acuerdos sobre todo, no acuerdos sobre una parte. Negociar con los constitucionalistas por la mañana y pactar lo contrario por la tarde con independentistas, entiendo que un presidente del Gobierno no puede abarcar las dos cosas, tiene que decidir», ha afirmado.


Feijóo exige que el PP y el PSOE, los dos partidos que pactaron aplicar el artículo 155 en Cataluña tras el reférendum ilegal y la declaración unilateral de independencia, sigan «juntos» en todo lo que tenga relación «directa o indirecta» con los planteamientos de sedición y consensúen la reforma del Código Penal.

«El PP es mejor aliado»


«Yo soy un mejor aliado para el presidente del Gobierno que el señor Junqueras. Se lo aseguro, no tenga ninguna duda el presidente Sánchez (..) si no, que me pruebe», ha agregado el líder del PP. A su juicio el Gobierno debe contar con el PP en todos los asuntos de estado y no solo cuando son imprescindibles.


Pese a este ofrecimiento, Feijóo ha alejado posibles acuerdos con los socialistas, al afirmar que los pactos de Estado «llegarán con este PP y con otro PSOE».


Ha lamentado además que Sánchez haya dicho que le «temblaron las piernas» y cedió ante las presiones de la derecha y de «la corriente reaccionaria del poder económico, judicial y mediático», unas acusaciones que niega y que considera un insulto. «Nunca me temblarán las piernas para defender la Constitución Española«, ha agregado.

Feijóo exige a Sánchez decidir si pacta con el PP o con independentistas
Alberto Núñez Feijóo, saluda a varios vecinos de Vitoria tras dar una conferencia en la capital alavesa. EFE/L. Rico


El líder del PP ha hecho un relato de lo ocurrido para que el diálogo fracase. Estaban «avanzando», admite, aunque faltaban «cosas no menores» como un compromiso «por escrito con la redacción definitiva» para que «los jueces elijan a los jueces».


Entonces, aparecieron noticias sobre que ERC ponía en la sedición el precio para su apoyo a los presupuestos, el PP trasladó su «inquietud» pero su interlocutor, el ministro de Presidencia, Félix Bolaños dijo que no estaba «sobre la mesa».

Según Feijóo, su número dos, Cuca Gamarra, desligó ambas cuestiones porque el Gobierno decía que la reforma no podía prosperar al no tener apoyos suficientes.


Sin embargo, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, confirmó ayer que sí pretendían reformar este delito. Feijóo esperó a aclararlo directamente con Sánchez y éste se lo confirmó por teléfono.

«No lo entienden ni los votantes del PSOE»


Fue entonces cuando «inmediatamente» Feijóo tomó la decisión que en última instancia le corresponde como presidente de su partido y cuya responsabilidad asume «al cien por cien».


«Pretender indultar a los fugados por la vía de una reforma legal es inasumible, debemos ser coherentes, no pactar el órgano de gobierno de los jueces con quien pretende dejar sin efecto las resoluciones de los jueces», ha recalcado Feijóo, que cree que esa «incongruencia» no la entenderían «ni los votantes siquiera del PSOE».


Feijóo lanza ahora varios retos a Sánchez: que devuelva al CGPJ la competencia de hacer nombramientos con el mandato caducado, que lleve al Congreso para su aprobación la reforma legal consensuada entre ambos y que según Sánchez solo faltaba firmar o que hagan que las decisiones del Consejo sean todas por tres quintos.

Edición web: Naiale Urkijo