Los jefes de servicio del Hospital Donostia retoman las concentraciones de protesta

San Sebastián, (EFE).- Los jefes de servicio del Hospital Donostia retoman las concentraciones de protesta. Los médicos han decidido volver a salir a la calle tras un encontronazo con el nuevo gerente, Agustín Aguirre, a quien no reconocen ya como interlocutor.


Los médicos críticos con la gestión de Osakidetza han celebrado este viernes una asamblea de urgencia en la que han expuesto el último conflicto con la gerencia y han decidido convocar concentraciones de protesta todos los lunes de las próximas tres semanas a las 8.15 horas en las escaleras de acceso al centro sanitario donostiarra.

Los jefes retoman la protesta


Cuando parecía que se reducía la tensión entre los jefes de servicio críticos y el Departamento de Salud, una reunión celebrada ayer a instancias del nuevo gerente, que citó a los jefes médicos miembros de la comisión negociadora, ha «embarrado» de nuevo el conflicto y ha llevado a los facultativos críticos a volver a las protestas.

jefes servicio Donostia retoman concentraciones protesta
El portavoz de los jefes de servicio de Donostia, Adolfo López de Munain. EFE/Juan Herrero


El motivo de la reunión fue, según ha comentado al término de la asamblea el jefe de Neurología, Adolfo López de Munain, una entrevista concedida a El Diario Vasco por el exsubirector médico de la OSI, Adolfo Beguiristain, quien dimitió de su cargo después de que Osakidetza destituyera a la gerente, Itziar López, y a la directora médica, Idoia Gurrutxaga.


En la entrevista, Beguiristain ahondaba en los motivos que ya hizo públicos en el momento de su dimisión, en concreto en la intención de Osakidetza de trasladar al Hospital de Cruces una técnica de cirugía contra el cáncer peritoneal que hasta ahora sólo se puede practicar en San Sebastián.

Desmentido público


Beguiristain se mostraba muy crítico con el Departamento de Salud y, en concreto, con su consejera, Gotzone Sagardui, y aseguraba que el «trabajo en red» al que alude Osakidetza no se practicaba con el Hospital Donostia, hasta el punto de afirmar que Cruces había derivado pacientes con cáncer peritoneal a Córdoba «por no mandarlos a Donostia».


Estas declaraciones, publicadas ayer, provocaron la llamada de Aguirre a los jefes de servicio, según la versión de López de Munain, que ha explicado que el gerente les reclamó un «desmentido público» de su contenido.


Los jefes de servicio trasladaron al gerente que no podían desmentir a otra persona, que sus afirmaciones parecen «verosímiles» y que tienen confianza en que «probablemente todos los hechos que están en esa entrevista son verdad». Incluso ha sostenido que otros médicos también los conocen «de forma directa».

Creemos que no es aceptable una petición de desmentido público a un comité negociador de unas declaraciones hechas por otras personas


«Creemos que no es aceptable una petición de desmentido público a un comité negociador de unas declaraciones hechas por otras personas», ha indicado López de Munain, quien ha añadido que la asamblea de facultativos y personal de Osakidetza reunida hoy ha avalado esta posición.

Nuevos interlocutores


Además, los jefes de servicio creen que la «interferencia» de Aguirre «invalida a la gerencia para ser interlocutora en este conflicto», por lo que ha solicitado a Osakidetza que «nombre nuevos interlocutores para mantener las conversaciones iniciadas el mes pasado».

jefes servicio Donostia retoman concentraciones protesta
Un grupo de médicos del Hospital Donostia, tras abandonar la asamblea. EFE/Juan Herrero


«Todo este ruido de fondo que se nos impone desde la Consejería, creemos que trata de embarrar el campo de negociación, con declaraciones que no contribuyen a crear el clima necesario de confianza», ha añadido.


Los jefes médicos han expresado más motivos de desconfianza, como la próxima publicación de la nueva OPE de Osakidetza, el día 27, sin que Salud haya modificado sus contenidos en el sentido que solicitaban los facultativos críticos.

Experiencia en Cruces


Tampoco les han ofrecido información real de los recursos asistenciales de que dispone cada OSI, ya que se han limitado a remitirse a la información pública que aparece en la web, en la que figuran, según el portavoz de los médicos, las «plazas funcionales», lo que «no coincide con la foto real que cada momento tiene la organización».


Las palabras de Adolfo Beguiristain, así como otras manifestaciones anteriores de los jefes médicos de Donostia, han levantado ampollas también el Hospital de Cruces, cinco de cuyos responsables médicos han remitido una carta al diario El Correo en la que niegan el supuesto trato de favor hacia este hospital por parte de Osakidetza.

jefes servicio Donostia retoman concentraciones protesta
Médicos del Hospital Donostia, en una asamblea anterior. EFE/Gorka Estrada


Estos profesionales sostienen que Beguiristain «miente», ya que, aseguran, Cruces tiene experiencia contrastada en la cirugía de la carcinomatosis peritoneal, aunque no haya podido emplear la técnica HIPEC, que finalmente solo se ejecutará en el Hospital Donostia, según confirmó Sagardui el martes a los doctores donostiarras.


Los médicos de Cruces admiten que derivaron a pacientes fuera de Euskadi y aluden a la poca experiencia del equipo de Donostia en la técnica HIPEC y a que hasta este año Osakidetza no había decidido que el Hospital Donostia fuera el centro de referencia para esta técnica.


El portavoz de los jefes de Servicio de la OSI Donostialdea, López e Munain, ha indicado esta tarde que algunos de los aspectos de esta carta confirman lo expresado por Beguiristain, al tiempo que ha sostenido que la mayoría de sus reivindicaciones afectan a Osakidetza globalmente, «más allá de los agravios territoriales, que los hay».