Los jefes de servicio de Donostia no se concentrarán más hasta el viernes

San Sebastián (EFE).- Los jefes de servicio del Hospital Donostia no se concentrarán más hasta el viernes en protesta por los ceses en la dirección de la OSI Donostialdea y la situación de Osakidetza.

Este martes por la mañana, al igual que en los últimos días desde que Osakidetza destituyó a la gerente, Itziar Pérez, y la directora médica, Idoia Gurrutxaga, los jefes de servicio han salido al exterior del centro sanitario a las 8.15 horas en señal de protesta.

Posteriormente han decidido no volver a concentrarse hasta el viernes, han informado fuentes del grupo de médicos que protagoniza este movimiento.

El portavoz de los jefes de servicio, Adolfo López de Munain, ha apuntado tras la concentración, que perciben «señales esperanzadoras en el discurso político», ya que se asume que existen problemas y que apela al diálogo para solucionarlo.

Ha reconocido que el lehendakari, Iñigo Urkullu, tiene razón cuando sugiere que «no se puede tener un hospital en la puerta de casa» en un país de 2 millones de habitantes.

No obstante, cree que es posible una «mejor reorganización de los servicios y que las decisiones se tomen bajo criterios técnicos y buscando la mayor eficiencia». «En eso el lehendakari nos tiene absolutamente detrás», ha enfatizado.

Los jefes de servicio de Donostia no se concentrarán más
Imagen de una concentración en la escalinata del Hospital Donostia. EFE/Gorka Estrada.

Reunión con jefes de Atención Primaria

López de Munain ha informado además de que ayer lunes mantuvieron un encuentro con representantes de la Atención Primaria, en la que les expusieron sus principales reivindicaciones.

Tras ese encuentro este martes se reunirán todos los «JUAP» (jefes de unidad de atención primaria), para analizar los planteamientos de los jefes de servicio de Hospital Donostia, quienes a su vez estudiarán las demandas expresadas por los responsables de la Atención Primaria

«Son realidades diferentes, la Atención Primaria es una realidad en la que domina fundamentalmente la escasez de tiempo y los problemas de recursos humanos», ha explicado.

El jefe de Neurología del Hospital Donostia ha añadido que las situaciones son diferentes, pero pueden «confluir en que puede haber distorsión en los servicios».

Ha afirmado que perciben «señales esperanzadoras en el discurso político», que asume que existen problemas y que apela al diálogo para solucionarlo.

López de Munain tuvo ayer un primer contacto con el nuevo gerente, Agustín Aguirre, que fue «bueno», porque hay «voluntad por las partes de encauzar» la crisis, y hoy volverá a mantener un encuentro con él.