Osakidetza refuerza la seguridad tras el secuestro de un bebé en Basurto

Vitoria (EFE).- Osakidetza reforzará los protocolos de seguridad en las áreas de maternidad de los hospitales vascos tras el secuestro de un bebé en Basurto. El objetivo es evitar que se repita lo ocurrido 19 de octubre en este hospital de Bilbao, donde una mujer se llevó a un bebé haciéndose pasar por sanitaria.

La mujer, de 24 años, se llevó al recién nacido de la habitación en la que estaba con su madre con la excusa de practicarle unas pruebas. En la mañana del día siguiente dejó al pequeño sobre el felpudo de un piso del barrio de Santutxu donde fue hallado en buen estado.

Unas dos horas después la joven fue detenida. Posteriormente, durante su comparecencia ante la jueza de guardia, reconoció la autoría del secuestro. Quedó en libertad provisional sin medidas cautelares y más tarde ingresó voluntariamente en la unidad de Psiquiatría del Hospital de Basurto.

Protocolo «No me dejéis solo»

Tras la polémica generada por el fallo del protocolo de seguridad en el área de maternidad, el Departamento de Salud puso en marcha una investigación para analizar lo sucedido. El objetivo era reforzar el protocolo denominado «No me dejéis solo» que establece que el recién nacido debe estar siempre acompañado por un progenitor o familiar.

Tras el Consejo de Gobierno la consejera de Salud, Gotzone Sagardui, ha explicado que tras analizar las circunstancias en torno al secuestro del bebé los expertos en seguridad del paciente han hecho una serie de recomendaciones. Las nuevas medidas servirán para reforzar el protocolo, el sistema de identificación del personal de maternidad y el acceso de cuidadores y visitas.

Ha asegurado que hay medidas comunes «fáciles» de implantar en estas áreas pero otras requerirán actuaciones sobre accesos, espacios y otros elementos arquitectónicos muy diferentes en cada centro.

Osakidetza reforzará la seguridad tras el secuestro de un bebé
La consejera de Salud, Gotzone Sagardui, en la rueda de prensa en la que ha anunciado los cambios. EFE / L. Rico

El secuestro de Basurto

Sagardui ha reconocido que en las circunstancias de este secuestro han podido influir varios factores. Ha citado la eliminación del papel informativo del protocolo desde la pandemia, factores relacionados con el protocolo de identificación del personal, la existencia de múltiples entradas al pabellón de maternidad de Basurto y la «facilidad» para el acceso a los uniformes.

El Comité de Seguridad del Paciente deberá aprobar ahora el nuevo protocolo de seguridad y después Osakidetza establecerá la obligatoriedad de documentar la información proporcionada en el área de partos sobre la identificación y custodia del recién nacido.

Cuando se proporcione la información habitual se entregará en soporte papel el protocolo de seguridad al ingreso en planta de maternidad que ahora se hace verbalmente.

Se reforzará la verificación de que se ha entregado la información a los progenitores sobre dicho protocolo tanto durante el seguimiento de la gestación como durante la estancia hospitalaria.

Vinilos en las cunas

En las habitaciones se colocarán infografías de la campaña «No me dejéis solo» y vinilos gráficos en las cunas de los recién nacidos. Además, se reforzarán las campañas dirigidas a los profesionales en el área de atención materno infantil sobre el protocolo de seguridad.

En relación a la identificación del personal y su indumentaria, se propone «sensibilizar a las plantillas» sobre la obligatoriedad de la identificación de profesionales mediante tarjeta personal visible. También se les concienciará sobre la importancia de identificar a cualquier persona que se encuentre en las instalaciones y no porte tarjeta identificativa.

Se revisará y mejorará la custodia de uniformes de profesionales y se establecerán espacios cerrados al efecto.

En cuanto a la accesibilidad a las zonas de maternidad se implementarán mejoras «en la gestión de la trazabilidad» de los accesos mediante identificación de visitas y profesionales.

En el caso concreto del Hospital de Basurto, se procederá al cierre de puertas de accesos laterales del pabellón y se equipará la puerta de emergencia con una alarma.

Osakidetza también establecerá un sistema de apertura de puertas a las unidades de maternidad mediante tarjeta electrónica identificativa tanto para profesionales como para familiares. Esta tarjeta se combinará además con un sistema de portero automático. La consejera ha anunciado asimismo un refuerzo de los sistemas de vigilancia con cámaras en el exterior de los edificios.