El Proyecto de Ley de Educación se retrasa hasta finales de diciembre

Vitoria (EFE).- El Proyecto de Ley vasca de Educación se retrasará hasta finales de diciembre para analizar y recoger las aportaciones de distintos agentes al borrador de la ley

El consejero de Educación, Jokin Bildarratz, ha reconocido que la aprobación del texto parte del Gobierno Vasco se pospone, al tiempo que ha lanzado un mensaje de tranquilidad para abordar este proceso.

Bildarratz ha respondido de este modo tras el Consejo de Gobierno Vasco, después de que ayer EH Bildu anunciase que presentará enmiendas dirigidas a que el texto definitivo recoja la «letra y el espíritu» del pacto educativo.

El consejero ha insistido en que el anteproyecto es «tremendamente leal» a este acuerdo suscrito entre todos los partidos del Parlamento Vasco salvo PP+Cs y Vox, cuestión que ha considerado más relevante que el hecho de que el proyecto normativo vea la luz en diciembre, en lugar de en octubre como estaba previsto inicialmente.

Recoger aportaciones al texto

Ha explicado que esta nueva fecha responde a la necesidad de recopilar, analizar e incorporar, en su caso, las alegaciones que distintas organizaciones y agentes sociales y políticos presenten a este borrador durante un proceso que culminará entre el 15 y el 20 de octubre.


A partir de ahí, Educación comenzará a redactar el texto definitivo que se aprobará en Consejo de Gobierno a finales de año y que se enviará posteriormente al Parlamento Vasco.


Bildarratz ha insistido en que se siguen los plazos legales y que lo importante no es que el proyecto de ley «se apruebe un mes arriba o un mes abajo, sino ser leal al mandato parlamentario». «Yo me debo a este mandato y también a escuchar a la ciudadanía», ha subrayado.

El proyecto de ley de Educación se retrasa a diciembre
El portavoz del Ejecutivo autonómico, Bingen Zupiria (i), y el consejero de Educación, Jokin Bildarratz (d), comparecen tras el Consejo de Gobierno. EFE/L. Rico

Mensaje de tranquilidad

En este sentido, ha trasladado un mensaje de tranquilidad en un «momento muy interesante para la educación», tras hacer hincapié en que los partidos firmantes del pacto educativo «están de acuerdo en las grandes cuestiones», entre las que ha citado la lucha contra la segregación y el papel relevante del euskera en la enseñanza.


«A partir de ahí cada uno puede poner el acento en lo que quiera. Unos pueden decir una cosa y otros la contraria», ha señalado el consejero, quien ha reiterado que «todo lo que sea salirse del pacto es ser desleal al mismo» y ha apostado por mantener una «relación de confianza y fluida» entre los partidos porque «la educación se lo merece».


Bildarratz también se ha referido al decreto que organizará la labor de las direcciones de los centros educativos, actualmente en fase de borrador, y ha señalado que con él se quiere «reconocer la labor de una figura clave en el mundo de la educación».


Este decreto recogerá el papel que deben jugar las direcciones, sus funciones y retribuciones, así como la posibilidad de que tras ocho años en el cargo los directores tendrán prioridad en los traslados a otros centros y la posibilidad de aparcar temporalmente la docencia para formarse y reciclarse, entre otras medidas.

Escrito por Marta Abecia

Editado por Elena Puerta