San Sebastián recupera su fiesta tras dos años de suspensiones y limitaciones

San Sebastián (EFE).- San Sebastián recupera este viernes su fiesta grande en plenitud, sin ninguna cortapisa, ni siquiera meteorológica, después de dos años de suspensiones y limitaciones por las restricciones contra la covid-19.

Donostia fue en 2020 casi la única ciudad que pudo celebrar fiestas, dos meses antes del confinamiento, pero también ha sido la última en recuperarla plenamente.

San Sebastián recupera la fiesta

Como aquel fatídico año, este 20 de enero de 2023 los donostiarras han vuelto a llenar las calles de música, al son de barriles y tambores, en las 158 tamborradas de adultos que recorren durante las 24 horas distintos barrios de la ciudad y también, al mediodía, en la multitudinaria tamborrada infantil, la gran protagonista del día.

San Sebastián recupera fiesta
Vista de la Plaza de la Constitución, durante la izada de la bandera. EFE/Juan Herrero

La jornada ha arrancado a medianoche con su acto más multitudinario, la izada de la bandera que ha concitado a cientos de personas que han llenado hasta reventar la Plaza de la Constitución, donde la tamborrada de Gaztelubide y representantes de otras agrupaciones han dado el inicio a la fiesta con la ayuda este año del Coro Easo y los dantzaris de Kresala.

A partir de ahí, cada compañía de adultos, hasta sumar 20.400 personas, están desfilando en su horario y recorrido durante todo el día.

Tras una noche de fiesta ininterrumpida, el protagonismo diurno, como cada año, ha recaído en la tamborrada infantil.

San Sebastián recupera fiesta
El empresario Javier García Cogorro recibe el Tambor de Oro. EFE/Juan Herrero

Mientras que en 2021 se suspendieron todos los actos de la fiesta, el año pasado los niños sí pudieron salir en una tamborrada infantil adaptada a las medidas sanitarias, que hurtaron las sonrisas de los chavales, ocultas tras las obligadas mascarillas.

Esta vez sí se han lucido las sonrisas de los 4.731 niños que, distribuidos en 48 compañías y vestidos con los trajes napoleónicos, han desfilado por el centro de la ciudad al paso de las marchas de Raimundo Sarriegi.

Tregua del temporal

Incluso el temporal de invierno que ha azotado Euskadi toda la semana ha decidido no aguar el regreso de la fiesta, al brindar un día frío pero soleado, lo que ha permitido disfrutar plenamente del desfile infantil.

San Sebastián recupera fiesta
La tamborrada infantil desfila por el centro de San Sebastián. EFE/Juan Herrero

Mientras los pequeños desfilaban por las calles del centro, en el salón de plenos del Ayuntamiento se ha celebrado uno de los actos más solemnes de la jornada festiva, que tampoco se desarrolló con normalidad en los dos últimos años, la entrega del Tambor de Oro, el galardón que la ciudad ofrece a sus mejores embajadores.

Ciudad del conocimiento

El homenajeado en esta ocasión ha sido Javier García Cogorro, madrileño de 60 años que dirige la empresa biotecnológica Viralgen, dedicada a la producción de vectores virales para terapias génicas, que decidió ubicar en San Sebastián en 2017.

La directora de BIC Gipuzkoa y presidenta de la Asociación contra el Cáncer en Gipuzkoa, Marisa Arriola, ha sido la encargada de leer la «laudatio» sobre García Cogorro, a quien ha definido como un «visionario» y un «empresario transformador».

El alcalde de San Sebastián, Eneko Goia, ha destacado que «la vida vuelve a florecer tras dos años en los que nos hemos enfrentado a la vulnerabilidad del ser humano». «Hoy estamos aquí todos juntos, sin mascarillas, podemos abrazarnos y cantar junto la marcha de San Sebastián», ha celebrado.

San Sebastián recupera fiesta
Niños ataviados con trajes napoleónicos durante la tamborrada infantil. EFE/Juan Herrero

Ha subrayado que el «mal sueño» de la covid-19 «ya no paraliza nuestras vidas» gracias a la ciencia, a personas como García Cogorro, «un donostiarra nacido en Madrid» que decidió desarrollar su trabajo en San Sebastián.

«No es casual que este proyecto haya encontrado su sitio en San Sebastián», ha afirmado el primer edil, quien ha añadido que Donostia «es una ciudad de ciencia y conocimiento y lo va a ser con más intensidad en los próximos años».

«Feliz» en San Sebastián

Tras recibir el Tambor de Oro de manos del alcalde, Javier García Cogorro ha expresado su «tremenda emoción» por el reconocimiento que le ha brindado una ciudad en la que, ha dicho, se siente «feliz».

Ha agradecido el apoyo institucional que encontró en Gipuzkoa para establecer su empresa en el Parque Tecnológico de San Sebastián, tanto por parte de la Diputación como del Ayuntamiento donostiarra.

San Sebastián recupera fiesta
La tamborrada infantil desfiló bajo el sol. EFE/Juan Herrero

García Cogorro ha afirmado que entiende la ciencia desde el punto de vista del humanismo, de manera que empresas como Viralgen deben tener un impacto «que vaya más allá de la cuenta de resultados».

Por este motivo, ha deseado que San Sebastián «sea una ciudad de ciencia y conocimiento con el objetivo de cambiar el mundo».

La fiesta continúa en la capital donostiarra hasta la medianoche, cuando, al ritmo de los tambores de la Unión Artesana se arríe la bandera en la plaza de la Constitución.